Quién puede negar que la carrera en solitario de Nacho Vegas ha sido una de las mejores cosas que le ha pasado a la música de España y del mundo en los últimos años: sugerente, compleja, poderosa, combativa y entrañable. El bardo asturiano nos regala una presentación este miércoles 24 de agosto en el Teatro Pirandello en una cita imperdible.

Aquí más información sobre el concierto de Nacho Vegas en Lima.

Nos juntamos el cantautor de Gijón para conversar previa al que será su primer concierto en Lima. Acá les dejamos la entrevista que Alvaro Torres le hizo a Nacho Vegas:

Recuerdo haber leído una entrevista tuya en la RockdeLux en la época que salió el álbum Desaparezca Aquí (2005) y cuyo titular me llamó mucho la atención: “Nacho Vegas, ¿artista o personaje?” Han pasado ya varios años luego de esta publicación y ahora quería volverte a hacer esa pregunta o en todo caso conocer tu opinión sobre esa imagen que creaste: las bocanadas de humo, las gafas, el gabán y los ademanes que aún quedan de ese personaje en el imaginario de la gente.

En ese momento en la RockdeLux, hablaban de un personaje que no tenía necesariamente que ver con las canciones y con la música, más bien con una especie de estética y proyección pública. De esos primeros años y de esas experiencias te das cuenta que puedes hacer cualquier tontería y te hacen caso pero en realidad siempre me lo tomé con bastante sentido del humor todo este tema de la mitomanía en torno al rock. Siempre intenté que esto no fuera “esos árboles que impiden ver el bosque”, que impiden apreciar las canciones. Para mí si es que hay un personaje importante es el que creas cuando escribes una canción porque cuando escribes una canción en primera persona estás creando un personaje con el que puedes decir más la verdad que si hablaras tú mismo. Es la construcción de un personaje al método casi de Stanislavski, una suerte de actuación para poder contar verdades. Cuando creas otros personajes con terceras personas en las canciones también están hablando de alguna manera a través de ti y en definitiva creo que las canciones son personajes, incluso las más íntimas.

003-Nacho-Vegas

Hablando con otros amigos y fans de tu música para recoger otras opiniones y enriquecer este cuestionario, muchos me hicieron notar esta imagen tuya del chico triste y solitario. ¿Crees que te has desligado de esa idea que tienen de ti? Lo digo por el cariz político y combativo que se ha hecho mucho más patente en tus últimos trabajos: Resituación (2014) y Canciones Populistas (2015).

Sí, lo que creo que ha ocurrido en estos últimos años es que ha cambiado la mirada, de una visión más individual que partía de la primera persona a una mirada más colectiva. Creo que todo tiene que ver con la realidad, con el mundo en el que vives, inclusive en las canciones más íntimas, más personales y que no tenían un contenido implícitamente social. Cuando lancé mis primeros discos, yo vivía en Gijón (Asturias), una región al norte de España que fue muy castigada por lo que se llamó la Reconversión Industrial cuando, luego del Franquismo, se redujo la producción y eso afectó a la ciudad en un aspecto industrial, social e incluso cultural. Muchos de los que hacían música en Gijón tuvieron que marcharse a otras ciudades porque no había trabajo y de la música no se vivía. Te digo esto porque en esos primeros discos tenía una mirada un poco derrotista, Gijón venía de muchas derrotas políticas y al final eso te influye en la mirada inclusive cuando hablas de relaciones afectivas. Felizmente ya estamos levantando cabeza cambiando el clima social y hay también una mirada más optimista al mundo que se refleja ahora en mis canciones.

¿Has tenido problemas con algunos seguidores desde el momento que involucras tu inclinación política a tu música? Leí en el Twitter hace algunos días un intercambio tuyo con algunos usuarios respecto a este tema, por eso la pregunta.

Yo nunca he ocultado mi posición política incluso antes de acercarme un poco más explícitamente a un contenido social o político y sí, me he encontrado con gente, sobretodo gente de mi edad que me decían que preferían escuchar las canciones de antes o que deje de meterme en asuntos de “camisa de once varas” pero al mismo tiempo me he encontrado con un público joven que se acerca a mis canciones, un público joven cuya primera y gran experiencia política quizás haya sido el 15-M, estas movilizaciones y revueltas pacíficas que ocurrieron en España, y este nuevo público ve con mucha naturalidad estas nuevas canciones. Además es normal que le dejes de interesar a algunos y ya no se emocionen contigo como antes.

Retomando el tema de tus canciones, me llama mucho la atención la inclusión de personajes como Lucha Villa, Miguel Bosé, Victor y Ana o el ilustre Michi Panero. ¿Cómo surge esto en tu composición? ¿Es un recurso de tu poética, van en clave de homenaje o es parte de la provocación o la ironía?

Mis canciones beben de la realidad, de un realismo bastante crudo y siempre han actuado referentes reales, nombres propios, gente a la que conozco así como lugares de nombres específicos. Estos nombres que mencionas se cuelan en mis canciones por su dimensión icónica y por diferentes razones. Por ejemplo lo de Lucha Villa es un claro homenaje a ella y sus maravillosas interpretaciones, lo de Miguel Bosé no es que tenga algo en contra de él a pesar que lo he matado en una canción pero él es un ícono de algo que fue la España de los 80 y que no deberíamos repetir y por eso lo he puesto boca abajo en una piscina (risas).

En realidad se cuelan porque están muy presentes en buena parte de nuestra vida, estamos rodeados de estos íconos, por ejemplo en mis canciones aparecen nombres de supermercados, centros comerciales y siempre me pregunto por qué los he incluido. En todo caso procuro una mirada distópica de alguna manera respecto a esta fuerte y constante presencia de simbología.

¿Qué te ha parecido el Perú? Sé que tienes pocas horas en Lima pero ¿qué te ha llamado la atención de esta primera visita?

Me halaga y me sorprende muchísimo que a pesar que mis canciones no estén en la radio, se hayan vendido muchas entradas para el concierto siendo mi primera vez aquí. En realidad no sabía qué recepción iba a tener, si iba a haber interés por mi música porque mis discos no están publicados aquí y se agradece que ésta pueda llegar por otras vías. Por las redes sentía que había gestos muy cariñosos de gente del Perú pero lo de las redes también hay que tomarlo con cierta distancia porque a veces se hace poco fiable y ya veremos en el concierto si el público termina abucheándome, esperemos que no (risas).

002-Nacho-Vegas

¿Qué sorpresas nos aguarda para este tramo de la gira? Sé que en España has incluido un coro en tus presentaciones en vivo a la par de tus dos últimas entregas en estudio o quizás la inclusión de alguna cantante local que te acompañe en “Mi novio es un bobo” por ejemplo.

Si me quieren de vuelta en Perú, es seguro que podría concretarse lo de la colaboración especial. Lo que venimos a presentar ahora es un formato un poco diferente de lo que veníamos girando en España estos últimos años. Este formato es semi-acústico en el que cantamos no sólo canciones de estos dos últimos discos sino de discos anteriores. Reinterpretamos con esta nueva formación con Hans Laguna, músico barcelonés que este año va a sacar un disco maravilloso y Manu Molina que es el batería que me acompaña desde el primer disco que va a tocar percusiones diferentes y yo con la guitarra y el ukulele y vamos a tratar de hacer una reinterpretación de un cocktail del repertorio.

Quería nombrarte algunos nombres que creo yo han sido representativos para tu carrera y tu vida y me puedas comentar algo sobre ellos.

The Smiths:

Mi gran pasión adolescente y post adolescente. Siguen siendo un grupo que me apasiona cuando los escucho porque me recuerda a esos primeros discos con los que te emocionabas cuando los ponías una y otra vez.

Christina Rosenvinge:

Christina es alguien a quien admiro muchísimo incluso antes de conocerla personalmente. Luego tuve la suerte de tener una relación muy cariñosa con ella y poder compartir canciones en un disco pequeñito porque dura 25 minutos pero al que le tengo mucho cariño aunque Christina siempre me dice que pudimos haber hecho algo mucho mejor pero gracias a ese trabajo pudimos compartir escenario y mantenemos una muy buena relación actualmente.

Gijón:

Es la ciudad en la que nací, en la que crecí y en la que vivo a pesar que mucha gente de mi edad se tuvo que marchar por la Reconversión Industrial y la falta de trabajo. Es una ciudad que me apena a veces porque podría ser una ciudad más viva de lo que es pero que estamos en proceso de reactivar, de levantar la cabeza.

Bill Callahan:

Bill Callahan fue alguien a quien escuché muchísimo, creo que tengo casi todos sus discos y fue una gran influencia para mí. Me encantaban sus primeros discos con Smog, esas letras, ese sentido del humor tan negro llegando a ser casi un cínico y a mí que no me gusta mucho el cinismo en las canciones pero hay unos cuantos nombres como Gainsbourg o el mismo Callahan que saben manejarlo de una manera muy fina. Ya luego en solitario, Callahan quiso hablar de otras cosas que me interesaron menos, aunque igual me parece que “Sometimes I Wish We Were An Eagle” es su último gran disco. Él, junto con Bonnie “Prince” Billy, fueron los autores de la música americana que influyeron mucho en mi composición.

Compartir 137