002-Dj-RaffEn el Chile de los noventas surgió una escena urbana que llevó su sonido por toda Latinamérica. Tiro de Gracia, Chancho en Piedra y Los Tetas fueron de las bandas más conocidas de aquella época y detrás de ellas hubo un dj y productor que fue una pieza fundamental desde los inicios del movimiento: Dj Raff.

Más info sobre la presentación de Dj Raff en el Selvamonos 2016 aquí. 

Cuando el hip hop recién surgía en Santiago, él se encargó de hacer las bases que acompañarían las letras de los raperos chilenos, quienes hasta entonces solo podían poner sus líricas sobre las canciones de las bandas gringas del momento. Luego se hizo conocido con sus propios proyectos: La Frecuencia Rebelde, La Pozze Latina y principalmente con Dj Raff & Solo Di Medina.

La última vez que lo tuvimos en Perú fue cuando vino siendo el dj de Tiro de Gracia en el año 1998 como parte de la gira para defender Ser Humano, el disco de hip hop que rompió las barreras y puso el rap en oídos de toda Latinoamérica. Pues este 2016 tendremos de vuelta a Dj Raff pero esta vez para ser parte del Selvamonos donde nos presentará un set electrónico en el que combina nuevos géneros como el tropical bass y el moombahton pero sin dejar de lado sus raíces hip hop.

Acá la entrevista que tuvimos con Rafael Pérez, mejor conocido como Dj Raff.

¿Cuáles fueron tus referentes de hip hop en Chile a inicios de los noventa?

Son de cuando aún iba al colegio y era adolescente. Los primeros referentes fueron a través de amigos que conocí por el colegio o por la música. Fueron videos de hip hop de Estados Unidos que llegaban a Santiago: Beastie Boys y Public Enemy, ese tipo de cosas.

¿Había que buscar mucho para encontrar hip hop?

No era de fácil acceso. Había que buscar harto para poder encontrar información o música. Era algo nuevo que estaba pasando y era poca gente la que escuchaba hip hop en el 94. Pero también sucedió un fenómeno que aportó harto a la cultura hip hop y electrónica en Chile, que comenzaron a retornar muchos hijos de exiliados de la dictadura. La mayoría de los hijos de exiliados hacían algo de música y muchos de ellos se metieron en el hip hop. Por ejemplo, Anita Tijoux en Francia, la gente de La Pozze Latina en Alemania. Ellos llegaron con un nivel más avanzado en lo que era la cultura hip hop.

001-Dj-Raff

En Europa el hip hop y la electrónica eran género que estaban relacionados mientras que en Estados Unidos fueron subculturas muy distintas entre sí. ¿Cómo era en Chile?

En los comienzos eran cosas muy separadas y solamente los unían las máquinas que usábamos. Yo creo que era una tendencia de los noventa el separar todo en tribus: rockeros, raperos, thrash, electrónica. Creo que hoy en día esas barreras se han caído un poco. Creo que las tendencias musicales se juntaron después del 2005 o el 2006. Hoy es muy fácil encontrar alguien que en un EP pueda tener un tema hip hop junto a uno deep house.

En YouTube está tu set del Sonar donde mezclas Kraftwerk y Los Prisioneros con algo de moombahton. ¿Qué tipo de música es la que haces ahora?

Es una mezcla de influencias. A mí siempre me ha gustado la música electrónica y más que nada experimentar. En mis comienzos, el hip hop era lo que tenía más a la mano y lo que yo podía hacer porque nunca aprendí a tocar guitarra ni batería ni eso. Las máquinas me dieron la oportunidad de poder expresarme y hacer música. En esa experimentación y conocimiento que fui adquiriendo en el tiempo me dieron ganas de hacer otro tipo de música. En los dj sets que hago ahora se nota que es música electrónica con una influencia de hip hop.

Ahora tenemos el tropical bass, la cumbia electrónica y el moombahton. ¿Te sientes parte de este nuevo movimiento?

Sí, igual siempre hubo una cuota de sonidos latinos en mi música. Se debe a que toda la gente que hace electrónica aprendió a través de música que venía de Europa y Estados Unidos. Pero hoy en día todos queremos tener una identidad propia y buscar nuestro propio sonido. No queremos sonar como alguien de Detroit, Londres o Berlín. Quizás con esta nota de música electrónica tratamos de buscar esa identidad mezclando los ritmos que escuchamos desde niños hasta ahora. Esto es para mí una de las razones que ha llevado a que esto se vuelva un género musical y un movimiento, eso de mezclar música electrónica con ritmos propios de nuestra región.

¿Crees que no había esa misma intención de fusionar con lo autóctono durante la escena de los noventas de Tiro de Gracia, Makiza, Los Tetas, Chancho en Piedra?

Creo que las letras eran súper locales. Pero musicalmente hablando, eran totalmente influenciados por lo que estaba pasando en Estados Unidos, en Nueva York y Los Ángeles para el caso del hip hop. Pero también con los setentas para el caso del funk de Los Tetas y Chancho en Piedra que se influenciaron por Funkadelic y Parliament como también algo de Red Hot Chili Peppers. Las letras y las temáticas eran súper locales pero tenían una influencia muy fuerte de la música del primer mundo.

Hablando de tu trabajo como productor, ¿cuál fue tu primer acercamiento a los aparatos electrónicos?

Mi primer acercamientos fue cuando era muy chico a los 12 o 13 años. Comencé a coleccionar casetes y con una radio de doble casetera me di cuenta que podía hacer un loop. Ahí partió todo y me comencé a interesar por los instrumentos electrónicos, me compré un Casio chiquitito. Así comencé a hacer música con grabaciones caseras. Luego conocí el sampler y la tornamesa y comencé a experimentar con el scratch y los vinilos.

Habrá sido muy complicado y caro trabajar en esos formatos análogos.

Era complejo pero eso lo hacía más entretenido a la vez. Yo antes de conocer un sampler ya imaginaba que podía existir una máquina que pudiera grabar el sonido y reproducirlo como notas. Antes de conocer el delay me hice uno con una radio de doble casetera y unos cables. Así hice como un slap delay de mi voz y pensando que debería haber una máquina que hiciera eso sin saber que existían los delays. Siempre fui súper busquilla en ese sentido. Como te digo, era súper difícil y caro encontrar cosas. Yo era un niño también, tenía 12 o 13 años. Mi familia no me iba a tomar tan en serio para comprarme un instrumento tan caro a los 12 años.

003-Dj-Raff

¿Cuándo fue la primera vez que entraste a un estudio profesional?

La primera vez que me enfrenté a un estudio de grabación profesional fue a los 17 años cuando grabé el disco de hip hop de La Pozze Latina. Ese fue mi primer acercamiento a lo profesional y fue cumplir el sueño de que mi nombre apareciera en un cd. Después de eso ya vinieron muchos discos, conocí a Chacho en Piedra, Tiro de Gracia, Los Tetas y empecé a trabajar de lleno con sellos discográficos y a producir grupos de hip hop.

Participaste de una de las primeras producciones de Tiro de Gracia cuando aún eran unos adolescentes. ¿Cómo fue eso?

Teníamos como 15 o 16 años. Los conocí en estos encuentros de raperos. Éramos tan pocos raperos en Santiago que había encuentros donde iba todo el mundo y eran cerca de cien personas. En ese momento hacía instrumentales de hip hop con una radio de doble casetera, una tornamesa y un teclado. Entonces ellos me pidieron si les podía hacer música para el caset. Así hice tres o cuatro instrumentales a base de puros loops de Beastie Boys y Public Enemy. En ese tiempo le hacía instrumentales a muchos grupos porque todos tocaban con instrumentales de grupos americanos que se conseguían de vinilos de 12” pero fue en ese momento que comenzó el interés de hacer canciones propias que sean únicas. Hice cerca de 50 instrumentales para grupos que estaban naciendo en esa época. Igual súper precariamente, sonaban mal pero era algo propio.

También fuiste parte de un disco que llevó el hip hop chileno a oídos de toda Latinoamérica: Ser Humano (1997) de Tiro de Gracia. ¿Cuál fue tu participación en ese disco?

Más que nada fue en algunas canciones como dj haciendo scratch y efectos. También fui parte de la banda que tocó ese disco desde que lo lanzaron en el 97 hasta el 99 que fuimos a Lima, Argentina, Colombia, España… Hicimos una gira bien extensa con el Ser Humano y creo que fue el primer disco que hizo que todo el mundo se interesara por el hip hop. También las compañías de discos se interesaron por el hip hop gracias al fenómeno que creó el Ser Humano.

Finalmente, ¿qué tienes pensando para tu presentación en el Selvámonos 2016?

Me gustaría mostrar las cosas que estoy haciendo últimamente pero también me gusta dejar un 50% a la improvisación. Quiero sentir la onda que está pasando en el festival. Me gusta ir temprano a conocer la música que hay antes que yo toque y sentir el feelin. Esa parte del dj es muy importante, sentir y respirar la onda de la audiencia. De esa forma uno puede mantener un flow.