El primer acercamiento que tuve hacia Mueran Humanos, el dúo conformado por Carmen Burgess y Tomás Nochteff, fue a través de Old Europa Café el sello italiano que publicó su álbum debut y al que conocía por sus ediciones de artistas poco convencionales y poco amables musicalmente. En un trade con el sello, ordené unas copias del disco de Mueran Humanos que acababa de salir, llamó mi atención que fueran argentinos, que cantaran en español y que claro, estuviesen en ese sello.

Las entradas para Mueran Humanos están a 80 soles en puerta.

De inmediato me entró la curiosidad y no me podía sacar de la cabeza la imagen que habían usado de portada. Había mucho de pop en el disco, por momentos demasiado para un sello como Old Europa Café, pero recordaba que en la mejor música industrial el género musical no importa, y que por ejemplo un grupo como Chris & Cosey podía ser abiertamente pop y a la vez iconos de la cultura industrial. Y es que Mueran Humanos podían ser también muy pop pero a la vez muy punks, abiertamente dance, desmedidamente siniestros. El eclecticismo de Mueran Humanos los hace inclasificables, pero en su música habita siempre lo extraño.

Pasó el tiempo, tomé comunicación con ellos, vinieron a tocar a Lima, aquí hicieron muchos amigos y sin duda fueron días increíbles. Gracias a Mueran Humanos descubrí una gran cantidad de bandas argentinas, otro underground con el que luego pude compartir en un viaje a Buenos Aires. Mueran Humanos fue fichado luego por ATP Recordinds, el sello que organiza los famosos festivales All Tomorrow’s Parties, y eso los ha hecho girar por todo el mundo y estar en muchos festivales. Lanzaron un nuevo álbum llamado “Miseress” que tuvo un buen recibimiento por la crítica especializada. Y ahora llegan nuevamente a Lima como parte de su gira Latinoamericana para realizar un show este viernes 24 de Febrero, en Nebula Club, a las 9 PM, junto a las bandas Varsovia y Liquidarlo Celuloide. La noche promete.

Entrevista por Luis Alvarado

murean humanos

Han estado tocando mucho en Europa promocionando el nuevo disco, y ahora regresan a Latinoamerica. ¿Qué es lo mejor de tocar por aquí para ustedes y qué cosas están descubriendo en esta gira?

Tomás: Para empezar, cantar para gente que entiende las letras es una especie de alivio después de todo un año cantando para gente que no entiende español. Volver a nuestro país obviamente siempre tiene una carga extra comparado con tocar en cualquier otro lado. Siento un entendimiento extra con el público, es un reencuentro y se vive muy intensamente.

¿Qué ha cambiado de Mueran Humanos con el nuevo disco, sobre todo a nivel de los shows?

Tomás: No cambiamos de dirección pero seguimos evolucionando dentro de nuestro camino, profundizando y desarrollando nuestro trabajo. El segundo disco es más sofisticado y variado en comparación al primero, es un disco más serio y más concentrado. Ahora estamos con la cabeza en el tercero y la novedad es que vamos a tocar temas de ese disco que todavía no ha sido grabado en todos los shows de esta gira, así que es una oportunidad para escuchar los temas antes de que se graben. Siempre descartamos canciones justo antes de grabar así que también existe la posibilidad de que algún tema que toquemos en esta gira nunca se grabe ni se vuelva a tocar.

Siempre leo en entrevistas que mencionan que no les gusta hablar de carrera musical, que es muy libre el destino de Mueran Humanos y las cosas se van dando sin que ustedes las busquen. Imagino que eso los lleva a tocar en situaciones muy disímiles. ¿Reconocen un espacio un circuito o un lugar donde se sientan más cómodos para tocar, para moverse?

Tomás: Bueno venimos del underground y de la contracultura, es nuestro ámbito natural pero también nos gusta el desafío de salir de ahí. La comodidad para nosotros no es un factor importante en ese sentido, nunca haríamos algo por comodidad. Siempre nos gustó la confrontación y los desafíos. Claro que tocar para gente que te vino a ver, compartiendo fecha con bandas afines está buenísimo pero también está bueno tocar para gente que no tiene ni idea de lo que tiene delante, como pasa cuando tocamos en grandes festivales como Primavera Sound, Corona, etc. Como banda creemos que las dos cosas valen la pena y encaramos las dos cosas con la misma energía y entrega, es más las dos cosas tienen sentido y si nos faltara una sentiríamos que lo nuestro está incompleto.

El arte de Carmen es parte esencial de la estética de la banda. ¿De dónde vienen esas imágenes femeninas tan extrañas y chocantes? Vi también un libro que ilustraste. ¿Hay más trabajo de Carmen como artista visual que podamos ver en adelante?

Carmen: Todas esas imágenes chocantes vienen de mi serie SEVENTEEN, una serie que consiste en diecisiete portadas de una revista yanqui para adolescentes que lleva el mismo nombre. Modifiqué las portadas transformando a las chicas de la foto en criaturas inquietantes, terroríficas, y a la vez con bastante humor. Causaron cierto furor en Internet en su momento, primero en Flickr y luego en muchas publicaciones que incluyeron revistas de moda. Se puede ver en www.mueranhumanos.com. Con la portada de Miseress quise cambiar y meterme por un camino más esotérico o de misterio, no explícito gore o violento. Ahora estoy pensando en un concepto nuevo para la tapa del próximo disco que saldrá pronto.

Por otro lado, nosotros tenemos muchas cintas de mini DV acumuladas con filmaciones caseras, escenografías, experimentos documentales de charlas con gente, juguetes, escenas con amigas, de Tomás, de mí en el espejo, interiores, exteriores. Todo ese material quisiera combinarlo con piezas de audio, que también tenemos muchas acumuladas, y editar algo que fuese más allá del videoclip. Cortometrajes o algo así. No sé cual será el resultado pero mi idea es que el audio y la imagen se complementen y ambos sean imprescindibles uno para el otro. Estoy en ello

Me intriga mucho esa canción “Guerrero de la gloria negativa”, lo siento como un homenaje a la cultura underground.

Tomás: La letra es un cut up de los que hago yo. Agarro un diario, una hoja de papel, una tijera y goma de pegar, pongo música o uso cualquier cosa que me ayude a salir de mi mismo, es una especie de ritual personal mío. Voy cortando palabras de los titulares sin pensar y las voy montando nuevamente en el papel, es un proceso muy rápido en el que me concentro para salir de mi mismo. Es parecido en ese sentido a tirar el tarot o el I-Ching, pero en vez de cartas o ideogramas uso un diario, que representa la comunicación masiva, que es lo que está en el inconsciente colectivo de ese día en particular, son elementos que están en la mente de muchas personas al mismo tiempo.

Para mí es como jugar con la realidad y desordenar mi inconsciente y el inconsciente colectivo al mismo tiempo y volver a ordenarlo de otra forma, en parte también considero que la comunicación masiva es una operación de manipulación y el cut up una forma de contrarrestarlo. Puede servir para encontrar el mensaje oculto en el periódico, o para encontrar el contenido reprimido en mi inconsciente, o las dos cosas. O, según Burroughs, para predecir el futuro. A veces los cut ups me parecen vacíos de contenido al terminarlos, pero otras veces me sorprendo porque los veo muy cargados de un sentido que en parte entiendo y en parte no.

Creo que son disparadores de sentido y que el que los lee o para ser más preciso el que los mira, ya que son muy gráficos, los completa en su mente. Mi interpretación de ese cut up en particular no tiene que ver con la cultura underground sino con algo así como una batalla gnóstica, pero lo interesante del cut up es que cada uno lo termine en su mente con su propia interpretación. Yo los hago y cuando siento que tienen algo los suelto en el mundo y que cada cual los reconstruya como quiera o como pueda, es una especie de juego colectivo. Al hacerlos me siento instrumento de algo que está fuera de mi consciencia y mi voluntad, no completamente autor de ellos, es como si dejara que algo hablara a través mío.

Mueran-Humanos

¿Ya están pensando en el nuevo disco? ¿Hay algunas ideas? Leí que quisieran grabarlo en vivo.

Tomás: El disco está terminado en nuestra cabeza y los temas los estamos tocando en esta gira, cuando volvamos lo vamos a grabar. No en vivo en un recital pero sí en vivo en el estudio. Lo grabaremos en Andere Baustelle, el mismo estudio en el que mezclamos Miseress, con el mismo ingeniero. Esta gira también es una forma de terminar el disco exponiendo los temas a la situación de tocarlos en vivo.

¿Qué es lo que más extrañan de Lima? Su visita hace algunos años fue muy especial, conectaron muy bien con muchas bandas y mucha gente aquí.

Tomás: Lima es una ciudad que nos encanta, donde encontramos grupos buenísimos e hicimos grandes amigos, va a ser un gran reencuentro con todos ellos, eso es lo que esperamos. Curiosamente mi amigo Alejandro Torres, de la genial banda argentina Travesti, va a estar también allí, de casualidad.

Compartir 103