Nito Mestre regresa al Perú para volverse a subir al escenario en Barranco y ofrecernos tres funciones íntimas de capacidad limitada. Las fechas son el 8 y el 9 de septiembre en el L’anfiteatro del Antica para revivir los clásicos de su carrera.

Todos sobre las fechas de Nito Mestre en la Agenda CP

La voz de Sui Generis estará en Lima como parte del 45 aniversario de su carrera musical desde el disco Vida (1972) con el que debutó junto a Charly García. El espectáculo que traerá en esta ocasión promete abarcar los temas más representativos de su carrera de cantautor.

Así que le hicimos una llamada a Nito Mestre para conversar sobre las actividades que tendrá en Lima, sobre el libro en el que contará su autobiografía y su reciente participación en el Bossi Master Show, el homenaje a los 50 años del rock argentino.

Nito Mestre

¿Por qué haces tres shows pequeños y no uno grande?

Tres o cuatro porque puede que tengamos uno más. Es porque toco más veces y a mí me gusta tocar. Prefiero hacer más shows que menos shows. Hay otros músicos que les gusta hacer un show grande y sacárselo de encima. A mí me gusta tocar sino me quedo con las ganas. Después el L’anfiteatro de Antica me gusta para hacer los shows, tiene esa capacidad que hay que aprovechar para hacer más funciones. Sino voy a Lima por un día y al otro me fui. En este caso me quedo una semana porque llego el lunes, tengo otras cosas que hacer y me voy el domingo. Disfruto mucho ir por allá y se ha hecho una costumbre que toque en L’anfiteatro de Antica. Yo la paso mejor así.

¿Qué otras actividades tendrás en Perú?

Tengo una charla, algunas actividades de promoción de los conciertos y también hacer una grabación para un amigo músico que me pidió. No te puedo dar el nombre por ahora pero cuando salga se van a enterar. Vamos a grabar una versión de un tema suyo para su disco junto a mi guitarrista Ernesto Salgueiro. Aparte nos gusta salir a comer rico. Nos encanta ir a La Mar de Gastón Acurio. Esas son actividades más que importantes también.

¿Cuál es tu relación con la música peruana?

Del primero que me acuerdo es de Pepe Alva porque es mi amigo. De los que más conozco también está Miki González. Además muchos que han venido a tocar a Argentina y he cantado con ellos. Uno de mis sonidistas es peruano, así que tengo cierta afinidad con la música peruana. Cada vez que voy al Perú me acercan algo pero no registro todos los nombres. Escucho muchas bandas porque tengo un programa de radio pero los nombres no me acuerdo. Me parece más importante acordarme de la música que del nombre.

¿En qué quedó tu autobiografía?

Está en eso. Estoy dando charlas en Argentina que son una especie de libro itinerante donde cuento la historia de mi vida, subidas y bajadas. Estamos compilado datos junto a Mariano Irigoyen, que es con quien las hago. Él y otro periodista son los que van a escribir el libro. Seguimos compilando anécdotas y datos que están todavía por escribir. A veces no tengo tiempo de dedicarme solo al libro. Esperemos que el año que viene salga el libro. A parte que me da no sé qué cerrar el libro. En una de esas haremos más de un tomo o temporadas, como Netflix.

Este año se cumple el 45 aniversario de Vida. ¿También te resultó difícil acabar aquel disco debut de Sui Generis?

No, el disco fue distinto. Cuando se terminó, se terminó y me pareció fenómeno. En la mezcla del primer disco nosotros no tuvimos mucho que ver. Cuando vos haces un disco lo que te demora más es en mezclarlo y editarlo. El disco Vida lo mezcló Billy Bond y el sonidista. Así que mucho no tuvimos mucho que ver. Ni Charly ni yo teníamos tanta injerencia en esa parte de mezclar. Así que es distinto y ahora el que más opina soy yo. Ahora tengo injerencia absoluta en la mezcla y por eso se demora, vas cambiando, lo vuelves a hacer. Pero llega un punto donde decís “lo tengo que sacar de una vez” porque si no se pone medio cansador. En el libro es distinto porque faltan datos. Es como si en un disco tuvieras ocho temas y quieres que sean doce. Eso me pasa con el libro, me faltan datos, épocas, anécdotas.

Nito Mestre

¿Cómo te fue de director musical del Bossi Master Show?

En este espectáculo la dirección era más o menos empezar con el casting de los músicos y el global de lo que tendría que suceder. Por suerte tenía a mi guitarrista Ernesto Salgueiro que arreglaba los temas. Mi parte era ponerle el gusto de cómo debe sonar la banda. De ese tipo de dirección se trataba. Es mi primera vez que lo hago y de todas maneras hay muchas opiniones involucradas como la de Martin Bossi o del director de la obra. Hay una interrelación que es distinta a lo usual.

El rock argentino cumple 50 años. ¿Qué reflexión te merece este aniversario?

Celebramos que no es un género menor sino que es un género importante y que ha trascendido culturalmente en otros países. El rock marcó épocas importantes en la cultura argentina y también en otros países porque el rock trascendió en otros países. Me parece fantástico celebrarlo.

¿Qué bandas nuevas del rock argentino te llaman la atención?

Por ahora no podría recomendar demasiadas cosas nuevas. Hay underground que no recuerdo los nombres pero no veo una banda nueva que me llame la atención. De los clásicos me quedo con Almendra, Manal, Los Gatos, Sui Generis y Soda Stereo.