Antes de ser conocido como el tecladista de la banda de synth pop Moenia, Alex Midi fue uno de los pioneros en llevar la música house a México. Lo hizo a inicios de los 90, cuando el género aún se encontraba en su momento más underground con fiestas en bodegas abandonadas. Sin embargo, el éxito de Moenia lo hizo alejarse cada vez más de su carrera de DJ hasta hace 5 años que volvió a los tornamesas. Desde entonces Alex Midi ha llegado a festivales de la talla de EDC México, Ultra Sound México, KPTL Sound Colombia, Daydream México, Daydream Barcelona, entre otros.

Alex Midi regresa a Lima pero esta vez para mostrarnos su faceta como DJ. El mexicano se presentará este viernes 31 de agosto en el Yacana del Centro de Lima y las entradas todavía están a la venta desde S/ 40 a través de Joinnus.com. Así que hicimos una llamada telefónica para conversar sobre su carrera como DJ y productor que marca su regreso a la música house.

Desde muy joven, Alejandro “Midi” Ortega se dio cuenta que los DJs de radio no solo se encargaban de seleccionar canciones con cierta ilación, sino que además algunos hasta intervenían en los temas para crear remixes.

“A los 13 años ya estaba mezclando en el cuarto de mi casa porque escuchaba los programas de radio de música mezclada. Todos los viernes y sábados el Club 96, que era legendario y tenía muchísimo rating, tocaba música mezclada pero no era específicamente electrónico. Era música comercial como Madonna, Duran Duran, Alpha Pil. A esa edad me daba mucha ilusión escuchar los programas TOP40. Eran otras épocas, un hit internacional duraba 6 meses sonando por todos lados.”

Y si bien en casa sus hermanos eran fans de bandas de rock como Kiss, fue el sonido de los sintetizadores lo que cautivó su atención. A los 16 años leyó en una entrevista a Human League que ellos usaban un sintetizador con sampler donde podías grabar cualquier sonido. Se trataba del Juno 106 de Roland, su primer teclado y que aún conserva, con el cual comenzó a producir sus primeros remixes.

“A los 17 comienzo a trabajar de DJ en una discoteca conocida de México que se llamaba El Passage. Tenía que entrar por la puerta de atrás, dado que aún era menor de edad pero fue ahí que se dio cuenta que su vida era ser DJ.”

Sus padres le dijeron que si quería dedicarse a la música tenía que estudiar algo, así que buscó y se enteró de un curso llamado “New Music Seminar” en Nueva York donde coincidían todos los amantes de la música electrónica y la cultura de DJs. Fue ahí donde pudo aprender de las leyendas del house y el techno todo lo necesario para ser DJ y productor.

“Yo escuchaba discos de David Morales, Frankie Knuckles, música que así nomás no se escuchaba. Cuando regreso a México tenía otro bagaje en cuanto a trucos y técnicas en el estudio. Ahí comencé a hacer remixes a artistas famosos como Talia, Paulina Rubio, La Ley y demás. Me acuerdo que mis primeros remixes eran muy importantes para mí porque era la primera ve que trabaja en las grandes ligas.”

Ya con una carrera como productor, uno de sus amigos le comentó sobre un grupo que hacía música electrónica en México. Alex pensaba que era los LLT, a quienes ya les había hecho un remix. Pero era música electrónica pop y se llamaban Moenia.

“Me acuerdo perfecto que le dije que no podía ser porque aquí nadie hacia nada de eso. Antes que yo entrara sonaban más a Camuflage y como yo venía de Nueva York, venía haciendo canciones más como Erasure y Pet Shop Boys. Me acuerdo que la primera canción de Moenia que yo traía y que pegó en la radio fue “No puedo estar sin ti”.

Luego vino Moenia, salió de gira y nunca volvió. Sacaba tracks con algún seudónimo porque estaba de lleno con Moenia. Pero hace unos 5 años decidió intentar meterse al círculo de DJs en México.

“A mí me veían como el externo porque además vivíamos unos años en que Paris Hilton se hacía DJ. Entonces ellos me veían como que el Moenia ahora quiere ser DJ y nadie de ellos sabía de mi background. Fue con mi primer sencillo “In the air tonight” que empezó a sonar en otros países donde entendieron que traía ese bagaje de música house de Nueva York. Luego les enseñaba mis fotos con Frankie Knuckles, el creador del house, dando tips en un estudio. Eso fue en el 93.”

Pero lo que no sabían los DJs mexicanos era que Alex Midi ya había sido testigo del surgimiento de la música electrónica en su país cuando aún era una escena underground y clandestina.

“Era fascinante en México. Se hacían en fábricas muy grandes y bodegas abandonadas. Podías grafitear las paredes, la moda era increíble. Para mí se me hacía algo que nunca se volvió a dar, como en todo el mundo. Yo creo que las drogas precisamente fue lo que causó el problema. Tampoco duró mucho. Te hablo del 92 al 96. Después del 96 fue justo cuando ya, como pasó en el resto del mundo, los gobiernos tomaron atención de que eran focos de consumo y venta de drogas y empezaron a cerrar todos estos lugares. Y lo lograron. Era como los documentales de Manchester, así era en las bodegas.”

Hoy Alex Midi está cada vez más posicionado en las grandes ligas de la música electrónica, llegando a los festivales más importantes de Europa y México. Pero le pregunto cuánto ha cambiado el espíritu de los festivales desde las épocas de raves en fábricas abandonadas hasta las mega-producciones que vemos hoy en día con Tomorrowland y Ultra Music Festival.

“Es exactamente lo que se vivía en las épocas de las fábricas. Lo que pasa es que ahora es hecho de manera legal y más controlada, obviamente. Pero es básicamente lo mismo. Se siente como si pertenecieras a una comunidad en la que todos te entienden de alguna manera, te sientes más libre, bailas sin parar durante dos días. Simplemente se transformó toda esa energía y se convirtió en eso. Para nada veo como algo malo los grandes festivales. En los que yo he estado pues han sido mis experiencias más importantes de mi vida artística. Con Moenia jamás me presenté ante 40 mil personas yo solo como fue en el EDC. Es una energía impresionante.”

Finalmente no puedo evitar preguntarle por la fusión entre música electrónica y sonidos tradicionales latinos que tanto éxito ha tenido en Argentina con ZZK, en Perú con Dengue Dengue Dengue y en México con Nortec Collective.

“Curiosamente sí lo hice hace mucho pero nunca lo saqué. Estaba haciendo como un techno con sampleos de Perez Prado y demás. Me acuerdo que invité a Marcelo Lara al estudio a que escuchara. Ya luego nunca hice nada con ese proyecto, lo dejé ahí muerto porque en realidad no me llamaba la atención y tampoco estaba de moda. Después él lo hizo con el Instituto Mexicano del Sonido. Era muy parecido, de verdad. Claro, en ningún momento para nada estoy diciendo que fue mi idea ni nada. De hecho, lo respeto mucho y es gran amigo mío.”

47 Compartir