Chancha Vía Circuito regresa al Perú para presentarse este sábado 27 de enero en el Electro Selvámonos 2018. Celebrando el 10 aniversario del festival, su edición electrónica reunirá DJs de Francia, Reino Unido, Argentina, Colombia y Perú. Las entradas siguen a la venta desde S/ 75 y las puedes comprar aquí.

Así que aprovechamos la oportunidad para hacerle una llamada a Pedro Canale, la mente detrás del proyecto de folklor electrónico, para conversar sobre los orígenes de la cumbia electrónica, su relación con la música de baile, su fascinación por los Andes y más.

La última vez que Pedro estuvo en Lima fue en el 2014 en una fiesta con Dengue, Dengue, Dengue. Siendo el argentino uno de los máximos referentes del sonido de ZZK Record, la amistad de Chancha Vía Circuito con el dúo de cumbia electrónica era algo que esperar. Por eso comenzamos la conversación preguntando por el origen de aquella amistad.

Chancha Via Circuito

¿Cómo comenzó tu relación con Dengue, Dengue, Dengue?

Con el tiempo nos hicimos muy buenos amigos. Era como ir a visitar amigos y pasar un buen rato. También las fiestas que hacían con el colectivo Auxiliar eran muy lindas porque la gente bailaba mucho, entonces daba gusto ir a Lima. A ellos los conocí la primera vez que fui a Lima a una fiesta que organizaba Deltatron. Habrá sido el 2012, más o menos.

¿Cómo explicas el surgimiento de la movida de cumbia electrónica en Argentina?

Un poco se dio de una manera natural porque muchos productores, entre los que me incluyo, estábamos cansados de tanta música electrónica con el mismo house y techno. De alguna manera con las fiestas Zizek, y anteriormente con las Festicumbex, abrieron esta posibilidad de jugar con ritmos latinos y mezclarlos con música electrónica. El precursor o iniciador, si es que hay, sería Dick el Demasiado, el holandés que aterrizó en Buenos Aires hace muchos años y que hizo las fiestas Festicumbex junto a Sonido Martines y Marcelo Fabián. Luego aparecieron las fiestas Zizek con El Remolón, King Coya, Chancha, Tremor, Frikstailers y todos los proyectos que fueron a parar a ZZK Records.

Y hablando de fuera de Argentina ¿qué DJs fueron pioneros en la fusión de ritmos latinos?

Además de Dick el Demasiado, Señor Coconuts fue otro de los precursores que empezó a investigar los ritmos latinos. Se puede hablar de una inquietud musical que surgió en varios lugares en simultáneo, tanto en el sur como en el norte. En México estaba Sonidero Nacional haciendo experimentos. Luego DJ Yankee con Pablo Lescano también loopeaban cumbia. Se puede hablar de mucha gente que se interesó al mismo tiempo.

¿Cómo te llevas con la música electrónica de fiesta y de baile?

Lo que me gustaba de la música electrónica era lo más lento. El down tempo, el dub o el IDM que en los 90 y los 00 se hizo muy fuerte por Aphex Twin o Autechre. Luego me gustó más el minimal techno pero su lado más ambient, no tanto el lado más clubero. Por eso la música de Chancha no es tan acelerada.

¿Te sientes cómodo en las discotecas y el ambiente nocturno?

Me siento como un viejo que ya no quiere salir de su casa (jajaja). No disfruto particularmente de las fiestas nocturnas o los clubes. Sí disfruto pasar música y por eso es mi trabajo. Pero si no tengo que trabajar, no salgo a una fiesta al menos que venga un DJ o un grupo que me gusta muchísimo.

¿Como qué Djs o artistas?

Bandas de colegas como Tremor, El Búho, Helado Negro, Nicola Cruz, Matanza.

Esos son tus colegas. ¿Y las grandes estrellas de la música?

Me parece que con el tiempo los artistas que para mí eran estrellas fueron achicando su luminosidad y pasaron a un estrato de la normalidad. No admiro mucho a casi nadie. Era muy fanático de Björk. Era un perdido enamorado de su voz y su música y ahora casi no pongo su música. No me da ganas de escucharla.

También citas mucho a Pink Floyd. ¿Fuiste a los concierto que dio Roger Waters en Argentina con su gira The Wall Live?

No, son viejos amores de otras épocas. No soy sentimentalista ni me interesa el revival de los viejos tiempos. Lo único que iría a ver es a Nirvana si Kurt Cobain sale de su tumba.

También fuiste fan de El Otro Yo cuando eras adolescente. ¿Tuviste tu pasado más punk o más agresivo?

Sí, me gustaba muchas cosas punk o heavy metal. Mi gusto musical pasó por muchos estilos distintos.

¿Qué vendrás a presentar al Electro Selvámonos?

Va a ser un híbrido de live set y dj set con algunos temas nuevos que estoy terminando y otros de amigos. Va a ser bastante “electrofolcklorico”, si se quiere ponerle una palabra.

¿Harás turismo? ¿Qué planes tienes en Lima además de tu show?

Pienso visitar amigos en Lima e ir a la calle Quilca a buscar vinilos de huayno, huaylas, folklor peruano de Cajamarca, Huaraz y toda esa región andina que me encanta. Además como no gozan la misma reputación que la chicha, están muy baratos. Hasta que se pongan de moda, puedo comprar a muy buen precio esos vinilos.

A veces los peruanos somos poco curiosos por nuestra propia tradición. ¿Qué música peruana nos recomendarías para escuchar?

Hablando más de géneros puntualmente, todo el huayno andino de arpa. La música de montaña cantada en quechua me encanta. Los Reales de Cajamarca y el Jilguero del Huascaran me encantan. Hay mucho por explorar por ahí.

Estas trabajando en un nuevo disco. ¿Cómo será tu próximo álbum?

Sigue siendo bastante ecléctico. Me gustan muchas cosas y géneros musicales. Creo que el ingrediente que más se distingue por sobre los demás sigue siendo el folklor andino. Va a haber bastantes flautas, charango, bastantes invitados. Va a ser un disco con más voces que los anteriores, muchos temas cantados. Ya estoy terminándolo. Está en fase de mezcla y después de mastering. Saldrá en marzo o principios de abril a más tardar.