Provenientes de Ginebra, Suiza, el dúo Hyperculte se ha ganado un lugar de respeto en el underground europeo. Sus integrantes, Simone Aubert (batería) y Vincent Bertholet (contrabajo), son parte esencial de otras dos agrupaciones fundamentales de la escena independiente en Suiza: Massicot y Orchestre Tout Puissant Marcel Duchamp, respectivamente.

La música del dúo está siempre arriba, muy arriba. Es música hecha para desatar la hiperactividad, para la euforia máxima. Sus shows son explosivos y energéticos, invitan a la danza desenfrenada sobre ritmos de motorik y sonidos que vienen del contrabajo en forma de ráfagas de electricidad. Imposible quedarse quietos ante la maquinaria rítmica que proponen, un perfecto encuentro entre el post punk, el avant disco y el kraut rock.

Como parte de una gira que los trae a Sudamérica, Hyperculte hace su debut en Lima, este jueves 15 de marzo, cerrando la tercera edición del festival Ruidismos, que organiza Buh Records y Proyecto Amil. La cita es en el sótano del C.C. Camino Real de San Isidro desde las 7 pm y el ingreso es libre para todos. Mira aquí los horarios y los artistas que se presentarán en el Ruidismos 3

Entrevista a Vincent Bertholet de Hyperculte por Luis Alvarado

Aunque la banda se formó hace algunos años, Hyperculte tiene un sonido maduro. ¿Han estado haciendo música durante mucho tiempo? ¿Cuéntame cómo surgió Hyperculte? ¿Cómo se conocieron?

Ambos tocamos música durante mucho tiempo. Empecé a tocar en pequeñas bandas pop-punk hasta que comencé a aprender contrabajo cuando tenía 25. Luego estudié jazz para aprender contrabajo, y estuve tocando muchos jazz standar (años aburridos). En 2006 empecé Orchestre Tout Puissant Marcel Duchamp y recorrimos mucho Europa desde entonces. Vamos a lanzar nuestro 4to álbum en abril.

Simone comenzó a tocar la batería cuando tenía 20 años, con una loca banda de disco y crust punk llamada J’m’en fous. Estuvieron de gira intensamente durante 7 años por toda Europa. Entonces ella empezó Massicot, noise no-wave tropical de Ginebra. Giran mucho con Sleaford Mods, y tienen algunas fechas en abril.

Nos conocimos porque estamos involucrados en la misma escena alternativa de Ginebra, viendo muchos conciertos, muchos amigos en común. En diciembre de 2013, Cave 12 (el lugar más importante en Ginebra para música experimental) me propuso abrir con mi set solo para esta banda holandesa The Ex. En ese momento ya no quería tocar solo, y tres días antes del concierto, convencí a Simone para que se uniera a mí. Armamos un set en tres días, hicimos este concierto. Funcionó muy bien, así que seguimos tocando desde entonces.

En la información de la banda hay referencias a artistas como Arthur Russel, Liquid Liquid y el kraut rock. De hecho, las otras bandas a las que pertenecen como Massicot y Orchestre Tout Puissant Marcel Duchamp, tienen curiosamente algo de no wave y kraut rock respectivamente, Hyperculte fusiona el espíritu de ambos. Pero quería saber ¿Qué pasa con la música que se produce en Suiza? ¿Tienes referencias musicales en Suiza?

Realmente no tenemos una referencia musical de Suiza. Viene más de Europa en general. Tuvimos una muy grande y muy dinámica escena squatt aquí en Ginebra (casi está terminado ahora). Por muchos años, hubo muchos lugares muy radicales con grandes conciertos. Casi todas las bandas de esta escena punk-experimental europea tocaron en Ginebra. Cada semana puedes ver bandas increíbles. Nuestras influencias provienen de todas estas increíbles bandas que hemos visto durante 20 años. Pero esta música no es tan grande en Suiza. Tuvimos a bandas como Grauzone, The Young Gods, de Ginebra, que tuvieron una gran influencia. La escena de música de improvisación es muy importante aquí también. Como Suiza tiene 4 idiomas diferentes, hay mucha música de pequeñas comunidades, en Zurich, Berna, Basilea.

Hyperculte

Y al mismo tiempo ¿Cómo es la escena musical en Suiza en el presente? Y en particular en Ginebra que es donde viven. ¿Qué otros artistas que nos recomiendas escuchar?

Tenemos muchas, muchas bandas geniales aquí. Hoy, la banda suiza que amamos: Joke Lanz, Zayk, Zahnfleish, Evelyn Trouble, Peter Kernel, Oy, Blind Butchers, Reverand Beatman y su disquera Vodoo Rhythm. De Ginebra: La Tène, Gros Oiseau, The Staches, Maraudeur

¿Conoces algo de música de Perú y Latinoamérica?

No mucho. Lo siento. Excepto de esta escena de “world music”: cumbia, palenke, curulao, música brasileña… Conocemos muy bien a los Meridian Brothers de Bogotá, los encontramos unas veces en Europa. Nos ayudaron a conseguir un show en Bogotá.

¿Qué expectativas para esta gira, algo en particular que esperan hacer en este viaje?

Conocer gente loca, ver buenas bandas, descubrir el continente. Ver el continente, incluso si es desde un avión: cruzar las montañas de los Andes, ver la Amazonia. ¡¡Wow!! ¡Es nuestra primera vez en Sudamérica, estamos emocionados como niños!

Es muy llamativo en la banda que sean un dúo de batería y contrabajo, no recuerdo ahora que haya un dúo similar. ¿Fue difícil adaptarse a un formato de dúo o fue muy fácil encontrar el sonido?

Hay otros dúos de bajo y batería que nos gustan: Lightning Bolt, Joujou, Antioche Kirm y Francis Fruit. Nunca tratamos de adaptar la música porque somos un dúo. Funcionó muy bien tranquilo y rápidamente. Tocamos mucho, buscando nuevos sonidos, pero nos sorprendió a nosotros mismos que sonara bien a nuestros oídos desde el comienzo. La idea original era permanecer minimalista de todos modos. Muy rápido Simone añadió una guitarra que golpea como una percusión, comenzamos ambos a cantar (es la primera vez que cantamos en una banda).

El álbum debut de Hyperculte me gusta mucho, ¿fue muy difícil grabarlo? ¿Cómo funciona una banda de tal intensidad en vivo para traducir eso a un estudio de grabación?

Fue difícil porque no estábamos súper listos. Cantar fue también difícil para mí (Vincent), yo todavía no puedo escuchar este álbum. Trabajamos con este productor alemán, Tobias Levin, en Hamburgo. Nosotros creemos que hizo un muy buen trabajo: ha podido tomar la intensidad de nuestro directo y ponerlo en un disco. Pasamos cinco días muy intensos en sus estudios. Tobias y su asistente, Hannes Platmeier, pusieron muchos efectos, trabajaron mucho, profundamente, en el sonido para recuperar esta intensidad de tocar en vivo. Estamos felices y queremos volver a su estudio para el próximo álbum.

Los conciertos de Hyperculte son muy intensos, hay mucha energía, ¿qué esperas de la audiencia en un show? ¿Recuerdas alguna anécdota al respecto?

Tenemos mucha energía cuando el público nos da mucha energía. Por otro lado, sucede que el público simplemente se sorprende por nuestra música, y simplemente la escuchan, manteniendo la calma. Es agradable también, no buscamos necesariamente un ambiente loco. Hemos oído que el público en Sudamérica tiene mucha locura, ¡¡esperamos ver eso!!

Para terminar ¿cómo definirías el espíritu de la música de Hyperculte?

Es la combinación de dos energías diferentes: Simone es más punk y enojada, yo soy más pop y amo hacer bailar a la gente. Nunca intentamos tocar este o ese tipo de música. Las cosas pasan. Estamos buscando un trance colectivo, que nos haga sentir parte de la cosa humana, todos juntos.

285 Compartir