Killing Joke llegará por primera vez al Perú como parte de su gira mundial Laugh At Your Peril con la que celebran sus 40 años de trayectoria. La banda inglesa se presentará el sábado 29 de septiembre en Zentro Convenciones y las entradas siguen a la venta desde S/ 180.

Aquí todos sobre el concierto de Killing Joke en Lima 2018

La alineación original de Killing Joke conformada por Jaz Coleman, Kevin “Geordie” Walker, Paul Ferguson y Martin “Youth” Glover llegará para demostrar sus 40 años de legado desde que surgiendo de la escena post-punk inglesa de finales de los 70. Desde entonces han sido de gran influencia para el desarrollo del rock gótico, el metal industrial y varios géneros más. De ahí que bandas como Metallica, NIN, Soundgarden, Foo Fighters, entre otras, les hayan citado como influencia y dedicado varios covers.

Así que le hicimos una llamada a Jaz Coleman, cantante y líder de Killing Joke, quien nos ofreció un espacio de su día para conversar sobre punk y reggae en Inglaterra, su relación con Heath Ledger mientras se preparaba para interpretar al Joker en The Dark Knight, los principales problemas que denuncia en su música y más.

Acá la entrevista con Jaz Coleman:

Jaz Coleman Killing Joke 2018

El punk y el new wave buscaban innovar en la música de finales de los 70. ¿Qué buscabas innovar tú desde la música de Killing Joke?

Había más experimentación en aquel entonces. Por ejemplo, una innovación era no tener solos de guitarra. Así que tenías una bella pared de sonido donde podías poner una inmensa cantidad de progresiones de acordes. Nosotros también estábamos siempre en la búsqueda de diferentes estructuras de armónicos. No queríamos ser como nadie más en este sentido. Éramos muy conscientes de esto. Otra cosa que hacíamos era cometer un error y repetirlo hasta que nos lleve a otro universo. Las bandas hacíamos muchas más experimentaciones de las que se hacen hoy en día.

¿De dónde vienen tus influencias en la música electrónica?

Solía escuchar a Can. Cuando tenía 14 o 15 años estaba muy interesado en la música experimental alemana y Can era mi favorita.

¿Qué hay de cuando estalló el acid house y techno en el Reino Unido?

Eso nunca fue una influencia para mí.

¿Y la música negra del Reino Unido como el reggae y el ska?

Absolutamente, el reggae y el dub más pesado fue una influencia absoluta. Desde que Bob Marley llegó a Inglaterra, el reggae y el punk se dieron cuenta que iban muy bien de la mano, especialmente para la segunda ola de punk a la que nosotros pertenecimos. Todos vivíamos en Notting Hill donde teníamos el Notting Hill Carnival, así que la música reggae fue una gran influencia en nuestras vidas en Killing Joke.

¿Cuál fue tu relación con el actor Heath Ledger?

Tenía fotos mías en todo su estudio mientras estaba haciendo su papel para el Joker. Además tenía el videoclip de “Hosannas from the Basements of Hell” en el que aparezco con maquillaje que usó para copiar mi lenguaje corporal en el Joker; él se basó en mí en ese aspecto. Lo cómico de Killing Joke también estuvo basado en mí. Estos son hechos.

¿Qué música escuchas en estos días?

Solo escucho un disco y es el disco de Killing Joke que acabo de publicar de reversiones con la Orquesta Sinfónica de San Petesburgo. Está absolutamente fuera de este mundo. Eso es lo que escucho en este momento. ¿Escucho otras bandas? No escucho otras bandas porque no quiero ser influenciado por nadie. Cuando escuchas mucha música vas a estar influido por ella de forma inconsciente. He estado cuidadosamente eligiendo la música de la que me influencio y la verdad es que solo quiero estar influido por mí mismo. Esa es la razón por la cual no escucho mucha música.

Jaz Coleman

Los temas sociales siempre han estado presentes en Killing Joke. ¿Cuáles son los principales problemas que enfrentas en tu música actualmente?

El problema principal serán los suministros de comida y el primer problema será el suministro de fruta. Se acerca un gran derrumbe económico. Cuando los sistemas financieros colapsen y no quede dinero en los cajeros, solo tendremos tres días de comida. Estaremos a tres días de la anarquía en las ciudades. Si perdemos la estabilidad económica, de dónde sacaremos nuestra comida. Por eso digo que la música y el arte están relacionados con los suministros de comida sostenibles porque no puedes disfrutar del arte o la música hasta que no tengas tu estomago con comida. Tenemos que buscar otras formas de producir comida. La sostenibilidad es lo más importante en este mundo globalizado. Estoy en contra de la comida modificada genéticamente. Creo en las ferias de agricultores y que la gente tenga ecosistemas más pequeños. Esto es lo que más me preocupa.

¿Qué tan distintos son los tiempos actuales de cuando el punk apareció como crítica social a finales de los 70?

Todo ha cambiado desde entonces. Internet cambió todo, la sociedad está más fragmentada y ya no podrías tener un movimiento como el punk en estos días. En cierta manera, la gente está más separada. Ya ni siquiera interactúan con los otros de la misma manera. Antes nos juntábamos en las discotecas y hablábamos entre nosotros. Ahora la gente está en sus pequeños boxes enviándose mensajes de texto los unos a los otros. Por ejemplo, antes de comenzar una gira tenías que recibir algunos faxes y llamadas por teléfono. Ahora nadie te llama por teléfono. Todos mandan sus estúpidos mensajes de textos.

Ya no tenemos interacciones sociales reales como antes. La sociedad se está yendo por el retrete. Por eso cuando vas a un concierto de Killing Joke, puedes tener una velada estimulada antes y después de la música porque puedes encontrar gente que piensa fuera de la caja. Lo que atrae del encuentro es la gente. Cuando pienso en clubes de fans en el sentido idealista, se me viene a la cabeza el club de fans de Grateful Dead.

344 Compartir