Este sábado 2 de junio tendremos la nueva edición del Festival Cultura Libre en el Parque Andrés Avelino Cáceres de San Isidro con más de 10 artistas de Argentina, Brasil, EEUU, México y Perú. El ingreso es libre para todos y tendrá varias actividades que incluyen conversatorios, talleres, la proyección de documentales y varias intervenciones artísticas.

Mira aquí los horarios de las presentaciones del Festival Cultura Libre.

Un de los actos más interesantes que tendremos en esta edición será el de la cantautora nacional La Lá. Así que le hicimos una llamada para conversar sobre el camino que la llevó a convertirse en una de las más grandes cantautoras contemporáneas del Perú y compartir escenario con Manuelcha Padro, Susana Baca, Julieta Venegas, Gepe y hasta ser comparada con Chabuca Granda.

Giovana Nuñez comenzó esta aventura llamada La Lá hace diez años. Su formación autodidacta la había llevado a cantar en una orquesta de jazz y pronto estaba componiendo sus propios temas.

“Siendo autodidacta me di cuenta de lo que yo podía hacer. No tenía que ver con una formación académica sino que simplemente tenía que sentirme tranquila y libre de intentar hacer lo que se me ocurriera, más allá de si se podía calificar bajo un género o no”.

Las primeras grabaciones que pudimos escuchar de La Lá llegaron gracias a programas de YouTube como RadioBEAT y Amplificado. A partir de ahí se comenzó a gestar un público que la iba a ver a sus conciertos y le exigía recopilar esas canciones para convertirlas en su álbum debut.

“Pensé que era lo justo. Lo que correspondía era hacer un disco. Me esforcé y me maté en hacerlo porque sentí que ya tocaba. Yo creo que era una necesidad anímica el componer. Era lo que me parecía coherente y natural, dado que componía y la gente escuchaba mis canciones. No estaba pensando en que fuera una profesión rentable.”

El esperado primer disco de La Lá se publicó en el 2014 bajo el título de Rosa logrando un inmenso recibimiento entre el público y la crítica. Las trece canciones de aquel álbum nos presentaban una fresca combinación de bolero, jazz, vals, bossa y música criolla que lo llevaron a ser calificado como uno de los mejores lanzamientos del año. Sobre los elogios que recibió su primera entrega, La Lá recuerda con modestia:

“Como que no terminé de caer en cuenta de lo que significaba. Cuando me preguntaban qué se siente, no tenía ninguna opinión. Yo sentía que eran opiniones sobre mi trabajo y por lo tanto eran subjetivas. Las agradecía completamente pero eso eran, opiniones.”

El entusiasmo de muchos la llevó a ser comparada con Chabuca Granda, especialmente luego de que su segundo disco Zamba Puta (2017). La referencia es halagadora pero bastante lejana de la realidad, según Giovanna.

“Yo no encuentro la relación. Creo que es una referencia entusiasta porque la diferencia es muy grande. Es un abismo entre Chabuca Granda, que es una artista que ha compuesto miles de cosas significativas para la música peruana y que ha cambiado la idea de lo criollo. Chabuca Granda es un personaje histórico del Perú. Yo soy una cantante que está comenzado. Tengo 10 años como La Lá, pero para hablar de estas palabras mayores, todavía ni he nacido al lado de personas como Chabuca”

El camino que llevó a La Lá a convertirse en una de las más grandes cantautoras contemporáneas ha sido el resultado de un arduo trabajo. Giovanna estará hoy, miércoles 30 de mayo, participando del conversatorio Mujeres en el sector musical, digan yo en el que hablará desde su perspectiva de lo que ha sido abrirse paso en una industria dominada por los hombres.

“Como mujer, definitivamente en la industria musical tienes una experiencia marcada por el hecho de ser mujer. No por tus condiciones naturales sino porque el entorno espera de ti ciertas cosas y te niega también ciertas otras por ser mujer. Los prejuicios que hay sobre la mujer marcan un poco. No determinan pero sí influyen un poco en las posibilidades que tienes de desarrollar tu trabajo.”

Giovanna además es madre de dos niños. Conversamos por teléfono sobre su carrera mientras se las ingenia para al mismo tiempo atender a su hija menor. El mayor se encuentra en el colegio. Ser madre y músico independiente es una doble labor que Giovanna ha logrado balancear:

“Lo bueno es que yo puedo manejar mis tiempos y puedo estar con mi niña bastante. No es un trabajo de oficina pero sí es un trabajo de gestión bastante demandante, a veces muy estresante. Eso no se deduce ni se ve siendo público ni estando fuera del lugar del artista. Hay un trabajo muy fuerte de gestión detrás de cada proyecto musical.”

Lo cierto es que la carrera de La Lá ha tenido muchos momentos gratificantes que la han llevado a compartido escenario con Manuelcha Padro, Susana Baca o extranjeros como Gepe y Julieta Venegas. Sobre la mexicana nos cuenta que pudieron compartir una velada junto a su familia en un tradicional bar de San Isidro.

“Cuando Julieta vino a Lima, las personas de su equipo estaban documentando su paso por las ciudades a las que ella llegaba y sus interacciones con los artistas que abrían sus conciertos. Algo así, si mal no recuerdo. Ella quería conocer un lugar típico o representativo de la ciudad. Entonces se nos ocurrió invitarla a almorzar al Superba. Nos divertimos un montón y la pasamos lindo con ella y sus amigos. Julieta es una persona muy sencilla, abierta y cálida. Me encantó conocerla.”

Julieta venegas y La La

Este año no solo se presentó a sala llena en el Teatro Municipal en el show más importante de su carrera, sino que también fue invitada a participar del Vivo X El Rock, el festival de rock más grande del país. Ahora le tocará subirse al escenario del Cultura Libre, el festival que tendremos este sábado 2 de junio en San Isidro y a ingreso libre.

“Me da un gusto enorme porque siempre (el Cultura Libre) se gestiona con mucho respeto para el artista. El sonido es bueno y las personas que trabajan ahí son muy respetuosas. La organización no está solamente interesada en mostrar algo que hable bien de un municipio sino que de verdad están preocupadas de generar eventos que sean como se deben, con respeto y calidad.”

392 Compartir