Muriel Holguín se ha hecho conocida en el circuito independiente local por su participación en agrupaciones como Gomas y Eva & John, así como por su trabajo como artista visual. Hace muy poco lanzó un disco como solista, bajo el nombre de Montaña Negra.

Se trata de un EP llamado Canciones de Berlín, de temas breves y minimalistas, fugaces y perfectamente afiladas que dan en el blanco. Como parte de la promoción de este nuevo EP, Montaña Negra se presenta este miércoles 17 de enero, en el Cocodrilo Verde (Francisco de Paula 226 Miraflores) a las 9 PM.

Más info sobre este concierto en la Agenda CP

Junto a ella estará también presentándose la peruana radicada en Suecia, Pentapolar Birds, quien llega a Lima para realizar un show audiovisual de voz y piano. A ellas se suma el dúo colombiano haitiano conformado por las artistas Anais Maviel & Chiquita Magic, quienes vienen realizando un intenso tour sudamericano.

Entrevista por Luis Alvarado. Fotos por Daniela Sanchez

¿Cómo nace Montaña Negra? ¿Hace cuánto haces estas canciones?

Cuando tenia 16 años empecé a usar la guitarra más seguido, el proyecto aún no tenía nombre o aún creía yo no merecer uno porque para empezar nunca pensé lanzarlo públicamente, desde ahí empece a componer. Creo que a los 18 le puse Montaña negra, o por un sueño que tuve o por cuando iba mucho a Arequipa a visitar a mi familia, me quedaba dormida en el carro y cuando despertaba mis ojos solo registabran montañas de color negro a grisaceo.

¿A qué se debe esa brevedad de las canciones? Es algo que se ha mantenido a lo largo de tus dos eps, que además de breve son austeros, pocos elementos.

La brevedad de las canciones se debe a que cuando las hago no pienso en el formato típico de canción , coro y estribillo, mi énfasis se va mas por la letra, la música se acomoda hasta donde terminan las frases. Quiero pensar que más hago el ejercicio de un haiku a que una composicion musical. Incluso si es al revés, el hecho de loopear los riffs de guitarras hace que use frases más compactas y al momento de componer las separo por sílabas, alargando las vocales que me conectan de una sílaba a otra. En cuanto a lo austero se debe a mi falta de conocimiento de teoría musical, no sé si esto es un defecto pero no me interesa saber tanto ya que podría entorpecer y saturar algo que nació simple.

Canciones de Berlín, como indica el título, es un disco concebido durante tu estadía en Berlín. ¿Cómo sientes que ese viaje influyó en el disco, qué cosas te marcaron, artistas, estéticas, etc?

Existe canciones de Berlín por que existe Canciones de Lima, que es el ep anterior y el primero que decidí sacar, los dos son un disco entero y los separe para tener parte 1 y parte 2. Aproveche el tiempo en Berlín para también meterme más con la guitarra eléctrica, que hasta entonces me era lejana, en el primer ep todas las canciones son más suaves porque eran concebidas en guitarra acústica, en cambio en Canciones de Berlín sí cogí la guitarra eléctrica como un todo (también era lo único que tenia a la mano). El viaje influyo mucho, sobretodo por toda la escena que se mueve ahí, que en verdad para todos y de todo hay, esto me ayudo a soltarme más con lo que hacía, ser mas conchuda al momento de producir, porque siempre creo que con Montaña negra no tengo nada que perder, porque cuando ya no me guste se muere el proyecto y ya, no me interesa llegar a masas ni ser conocida, porque me di cuenta, y justo en Berlín mismo, que el hacer música es un derecho, como caminar y si yo quiero camino como me da la gana. Ahora, la única banda que me gustó mucho y son originarios de Alemania: Germans from Germany, en vivo son la muerte. Luego he visto muchos artistas increíbles pero son de otros países y siempre paran en Berlín dentro de su gira.

Has estado tocando sola pero también con formato de banda. ¿Qué diferencias entre una y otra? ¿Tienes planeado hacer un disco de banda también?

Es diferente de hecho, tocar sola es increíblemente complicado porque me equivoco mucho y todo depende de mi, igual cuando deja de importarme los errores es más relajante, puedo entrar más en trance que cuando estoy con banda. Con la banda tengo más soltura porque ya no tengo que hacer todas las guitarras, me concentro más en cantar, mis compañeros de banda siempre me hacen la vida mas fácil porque son increíbles músicos y personas. Toco sola también por necesidad, me cuesta mucho cantar en publico y necesito ensayar sola en ese aspecto, así como también, si me voy de nuevo a Berlín y quiero tocar tendría que hacerlo sola ya que tantos músicos no conozco que me puedan ayudar con el proyecto. Hacer disco con la banda es algo que me gustaría lograr este año, me interesa escuchar a que sonamos juntos en mezcla, espero poder lograrlo con los chicos.

En los últimos años han aparecido muchas artistas mujeres en Lima haciendo canciones con formatos muy renovadores, muy de vanguardia. ¿Qué artistas llaman más tu atención o te identificas?

Entres mis favoritas esta Lalá, Octavia de Cadiz y Ale hop. Me gustan porque tiene un tono de voz diferente a cualquiera que haya escuchado, también en la calidad de sus letras, sobre todo Lalá, que en su ultimo disco ha demostrado la calidad musical que tiene, igual el primero me parece también es una obra maestra. Con Octavia me pasa lo mismo, el timbre de su voz es maravilloso y las composiciones son tan simples y certeras que me dejan siempre pensando. Ahora con Ale, a parte de ser una gran amiga, siempre me quedo reflexionando luego de sus conciertos en vivo, me parece muy importante su presencia en esto que llaman ¿escena?, no corresponde a ningún circulo, ni siquiera al experimental, Ale es muy especial para ir catalogándola, nadie en Lima toca la guitarra como ella. Aparte de ellas esta Fil uno, Sergio Diaz de Rojas, Negra Valencia, Bronto Montano, Sebastian Carbonel, Claudia la Hoz, Efraín Rozas, compositores y músicos que me parece que están dando la hora, fácil no la hora mainstream, sino la que importa, la que inspira a mucha gente a seguir haciendo esto.

Has tenido muchos éxitos con tu carrera como artista gráfica y directora de animación. ¿Es fácil tener dos aficiones así de intensas y poder mantenerlas? ¿Ha ganado mucho espacio la música en tu vida últimamente?

Depende, ambas aficiones son distintas pero corresponden a la misma fuente. Hacía y escuchaba música para liberar tensiones en lo que es mi trabajo diario, osea lo gráfico, pero desde Montaña, esto se ha vuelto también otro trabajo, sobre todo cuando tengo que ensayar para un concierto, entonces ahora hago rompecabezas en silencio para liberar tensiones de ambas. La música siempre tuvo mucho espacio en mi vida, afecta y desata cosas, es algo complicado de explicar, pero igual el desenlace me lo reservo.

Con tu hermano Daniel tenías también un proyecto de djs, Retrocobras. ¿Es un proyecto que reaparecerá?

No lo sé, todo depende de nuestro ánimos, Daniel ya tiene una vida de Dj hecha e izquierda, porque vive de noche y duerme de día, y a mi me da sueño, entonces siempre pasa lo mismo que cuando dejamos de tocar, no nos encontramos en la misma zona horaria. Igual él tiene planeado bajar el ritmo y producir más, espero que lo haga, es muy bueno haciendo música. Creo que siempre tocaremos juntos, compartimos muchos gustos y la química está, entonces seria imposible decirle que no, siempre me sale con cada track que no entiendo de donde lo ha sacado, es un tremendo.

Para terminar me contabas que tenías planeado un videoclip para el proyecto, ¿hay algún otro plan que tengas con Montaña Negra?

Si, para Mostaza, tengo planeado hacerlo con mi gran amigo Augusto Zegarra, estamos en proceso de hacerlo, necesitamos muchos peluches como inventario y es complicado conseguirlos… Me gustaría grabar el disco con la banda este año y hacer más videos, también he pensado hacer música fuera de Montaña, a ver que pasa, o tal vez dejar Montaña y comenzar otro proyecto desde cero, o tal vez sacar un disco doble con Eva & John, ganarnos un Grammy y vivir la vida loca, a ver que pasa…

369 Compartir