Airbag regresa a Lima para presentarse el sábado 20 de julio en el C.C. Festiva del Centro de Lima. Los hermanos Patricio, Guido y Gastón Sardelli llegarán como parte de su gira en defensa de su nuevo single «Así de fácil» y las entradas siguen a la venta desde S/ 137.

Toda la info sobre el concierto de Airbag en Lima 2019 aquí.

Le hicimos una llamada a Patricio Sardelli, guitarra y voz de Airbag, para conversar sobre su regreso al Perú luego de tocar por partida doble durante el 2018. Ese año tuvieron su debut en Lima en la Casa Roja durante el mes de marzo con un show sold-out y ese mismo año volvieron en diciembre para romperla en el Sargento Pimienta.

Por eso no es de sorprender que Patricio considere a Lima como «muy rockera«. En esta ocasión, Airbag se presentará en el C.C. Festiva en el que será su concierto más grande en el Perú hasta la fecha.

A continuación la entrevista con Patricio Sardelli de Airbag.

La última vez que estuvieron en Lima dieron un conciertazo en el Sargento Pimienta pero faltó tocar su clásico “Amor de verano”. ¿La tocarán en este regreso?

Somos una banda muy versátil. Somos de hacer las listas de canciones 10 minutos antes de salir al escenario. Es lo que le da esa cosa orgánica. Tal vez este nuevo concierto que daremos ahí la toquemos.

Cuando tocaron “La partida de la gitana (si te vas)” se armó un pogo tremendo. ¿Cómo es volver a esta música que hiciste a los 15 años?

Ahora estuvimos en México el año pasado, en el Festival Coordenada de Guadalajara y cuando tocamos esa canción, estaban todos locos. Se armó un momento increíble. A mí me encanta esa conexión. Son canciones que llegaron a muchos lados.

Cuando entrevistamos a Tweety González nos contó de bandas del rock argentino como La Beriso o La Renga en las que las letras tienen un peso muy importante. Para ti que pesa más, ¿la música o las letras en una canción?

Para mi es al revés. Lo que a mí me gusta y con las bandas que me han influenciado toda la vida, lo fundamental es la música. La letra es un complemento más pero no es el pilar fundamental. Es cierto lo que dice Tweety con esas bandas. Aquí en Argentina hay un fenómeno donde lo más importante son las letras. Aquí nos gusta mucho Serrat, Sabina, ese estilo de autores. Esa música sí está basada en la letra, son historias, poemas. Pero a mí me gusta Aerosmith, Guns N’ Roses, The Beatles. Realmente lo fundamental en estas bandas es la música, es las guitarras, la manera de cantar. Las letras están en un segundo plano. Nosotros nunca pertenecimos a ese estilo de bandas, somos más clásicos nosotros, de otras décadas.

¿Viste la película The Dirt?

Sí, me divirtió muchísimo.

¿Qué opinas de las críticas que tuvieron entre los que acusaron la película y la música de Mötley Crüe de machista?

Me parece una pelotudez total. El machismo no tiene nada que ver. Lo que es una pelotudez es mezclar el rock con el machismo. El rock es un estilo de música. Los 80 fue una década, los 70 otra. No hay que mezclar los movimientos feministas o machistas con la música. La música es una expresión cultural y no se puede empezar a censurar. En la música se tiene que poder decir lo que uno quiera. Si vos sos discriminador o machista o feminista no tiene nada que ver. Eso pasa por la educación que te enseñan en casa tus padres. Incluso vos ves la película y yo no veo machismo. Yo solo veo un grupo de cuatro chicos que tocaban música y vivían a excesos todo el tiempo. Yo no veo machismo en eso. Esas críticas esas me parecen lo más estúpido que vi en mi vida. Cualquiera de esas personas que critican no hubiera durado ni 5 minutos en el lugar de Nikki Sixx o Tommy Lee. El machismo hay que analizarlo de otro lado, en los políticos, en la sociedad, en uno mismo. No puedes estar juzgando una banda de rock que cambió la música. Los Mötley Crüe fueron pioneros en eso. De repente ahora todo se mira con esa lupa y no tiene nada que ver.

Dicen que no es bueno conocer a tus ídolos. ¿Cómo fue para ti?

Vos vas a conocer a las personas y te van a caer bien o mal. Eso no tiene por qué cambiar de manera objetiva la música que hacen. Si tienes la posibilidad de conocer a un cantante y te cae mal, puede haber tenido un mal día. Eso no significa que todo lo que hizo y sus canciones de golpe te dejen de tocar. Yo tuve la suerte de conocer la semana pasada a Slash. Estuve con él la semana pasada charlando tranquilamente. No por eso me gusta más lo que hace. Simplemente conocí otra parte de él. Creo que uno debe tratar de separar lo que hace una persona artista y lo que hace esa persona en su vida cotidiana.

¿Llegaste a conocer a Bon Jovi la vez que abrieron su concierto en Argentina?

A Bon Jovi lo vi muy poquito pero sí estuve con Axl Rose; con Noel Gallagher, que es uno de mis favoritos; Brian May… Pude conocer a muchos. Pero como hablamos recién, lo más importante es su música.

Charly García y Gustavo Cerati tuvieron sus documentales. ¿Qué otro artista argentino falta narrar su historia?

Tal vez debería existir el de Pappo, que es un guitarrista de rock n roll y blues, es el primer gran guitarrista de Argentina y que hacía un rock pesado que no existía en esa época en Argentina. También deberían hacer de uno de los Redonditos de Ricota, que para mí es la banda número uno de Argentina.

Eres de citar como influencia muchas bandas clásicas. ¿Qué hay de las bandas nuevas? ¿Eres de escuchar las tendencias recientes?

Lo reciente, no. No hay muchas bandas nuevas. El rock está pasando por un momento de segundo plano en el mundo. Los rankings están encabezados por otro tipo de música. Tal vez en los 90 o 80 era lo contrario. Hoy en día es todo música bailable, el reggaetón pop. Pero sí hay cosas del trap y del hip hop que me gustan. Hay cosas que tienen honestidad y le creo a que lo está haciendo.

Duki viene a Lima dentro de poco y Dante Spinetta publicó hace una semana su tema junto a Neo Pistea. ¿Te animarías a hacer una colaboración con un rapero?

Sí, ¿por qué no? Nunca descargo nada. La música es amplia y sagrada. No hay que cerrarse. Si está hecho con honestidad. Si el único propósito de eso está en hacer más reproducciones, el éxito comercial, si ese es tu único propósito, me parece que no tiene mucho sentido. Si está hecho realmente porque crees que se puede hacer algo copado, está bueno hacerlo. Si es solo por plata, me parece es medio artificial.