Cabra, conocido previamente como Visitante de Calle 13, comienza una nueva etapa como solista. Luego de haber matado a su personaje de Visitante en el videoclip de “La Cabra Jala Pal Monte» y renacer con su segundo sencillo «La Ventana«, el ganador de 28 premios Grammy y Latin Grammy se reinventa con el micrófono en mano y dando la cara en lo que considera un experimento para sacar sus inseguridades.

Hablamos el músico detrás de éxitos como «Atrévete-Te-Te» y «La Cumbia de los Aburridos» para ahondar en su nueva faceta musical. Además de hablar sobre este proyecto que busca consolidar su trabajo de vida, Eduardo Cabra aprovechó para recordar su paso por el Perú, en especial sus dos últimos conciertos en Lima que, a pesar de sus accidentados desenlaces, están entre «las experiencias más lindas que tuve en toda la carrera de Calle 13«.

Acá la entrevista con Eduardo Cabra.


¿Cómo te va siendo la cara de este nuevo proyecto musical?

Esa cuestión de estar detrás, yo siempre sentí que era parte fundamental de un proyecto en el pasado. Lo que pasa es que yo entiendo también que el trabajo que se enfoca solamente en la música no se le da el mismo valor aunque es un valor importante. Si estamos hablando de música, ese trabajo también se debe reconocer. En cuestión a cómo me siento con esto, pues fíjate que ha sido como un experimento para mí, para sacar mis inseguridades, para motivarme poniéndome yo en una situación incómoda, que es algo que me motiva bastante. Ha estado súper interesante ese ejercicio de colocarme en esa situación.

También me ha dado herramientas para mejorar mi trabajo como productor. En el momento que estoy produciendo a gente que está interpretando, grabando las voces, me conecta con esa experiencia de tener micrófono y tratar de interpretar. Realmente la razón por la que estoy haciendo esto es por consolidar mi trabajo de vida. No hay un afán de triunfo ni de estar dando mi cara frente a un proyecto. Es seguir creando, metiéndole, creando música. Se sumó otra actividad a la serie de actividades que yo vengo realizando desde hace mucho tiempo. Me lo estoy disfrutando.

¿El éxito que has tenido previamente te permite darte libertades con este nuevo proyecto?

Honestamente, pues no estoy pendiente, no hay una cifra que espero. Yo estoy en otro momento de mi vida diferente al de hace veinte años atrás. Yo quiero seguir produciendo, haciendo esto. No es que estoy cambiando, volviendo a tratar la búsqueda del éxito y el protagonismo. Al contrario, esto es una actividad más. La producción me encanta y siento que llevo años ya. En los últimos cinco años he producido alrededor de veinte discos. Ese trabajo de producción es el que me va a dar la larga distancia. Quiero seguir trabajando en esto por mucho tiempo. Yo creo que el trabajo de producción es el vehículo, además que lo disfruto un montón. Puedo hacer estas diferentes cosas por lo que tú acabas de decir, porque hay una trayectoria previa.

Si no buscas el éxito con un hit ¿Qué tipo de reconocimientos esperas como productor?

El reconocimiento es algo bien personal. Por ejemplo, hace poco salió el disco de Rita Indiana, el de Mandinga Times, que yo lo produje. Disfruto tanto escuchar ese disco, suena tan cabrón. Me pone bien contento. Mis panas me lo dicen, que está nítido. Es un reconocimiento más orgánico que la cuestión de los reconocimientos inmediatos en las redes sociales. Es tan cuestionable este reconocimiento de las redes. Es que me enganché viendo el documental Social Dilemma porque al final, como está la música ahora y cómo se está moviendo… Transporté lo que vi en ese documental en lo que nosotros estamos viviendo como músicos. Transporté ese que ellos estaban hablando sobre manipular lo que la gente está consumiendo pero con la música y es evidente. La música toda está sonando igual, los videos son iguales, las armonías son iguales, los coritos son iguales, todo es lo mismo. También es para hackear la mente de uno y también los algoritmos y todo lo que está corriendo en las redes.

Yo me he puesto a pensar y me cuestiono si la música que a mí me gusta es realmente lo que me debería de gustar o lo que la gente le gusta es lo que realmente le gusta. Si hay alguien detrás de la cortina que sabe cuáles son los puntos que te debe de tocar para que te genere emociones, no es una decisión tuya. Es simplemente que alguien reconoce qué es lo que te toca la fibra. Eso va en dependencia de que necesitamos views, necesitamos números, entonces vamos a hacer esto. Las colaboraciones también se han convertido en algo que yo no sé si es más por el asunto de los views y el alcance que te pueda dar la colaboración que realmente si quiero colaborar con esta persona porque admiro su trabajo.

Podríamos tener como dos caminos. Uno de querer revolucionar la industria desde adentro con otro “Atrévete-te-te” o el otro camino de mantenerte en el underground y no tener nada que ver con la industria.

Fíjate que “Atrévete-te-te” es como una cosa rara dentro de lo que es un hit. En ese momento la disquera nos estaba recomendando que hiciéramos una canción que tuviera un coro repetitivo que le estuviera taladrando la cabeza a la gente y mi hermano tomó la decisión de hacer un coro que no se repite y que dura 16 barras. “Atrévete-te-te” no entra en este formato. Es tratar de conectar con la gente porque de eso se trata el arte. Si alguien pinta un cuadro, uno quiere que vayan a ver el cuadro. Uno no quiere que se quede encerrado en un cuarto y que nadie lo vea. Sí pero hay que tratar de buscar otra forma.

Tú dijiste algo que es clave, que es la cuestión de los dos caminos del arte o la música. O hacemos entretenimiento o hacemos música. Se ha convertido en eso, música como arte o música como entretenimiento. Ahí entra el morbo, el amarillismo, todo este asunto. Yo prefiero hacer música que esté más enfocada en el arte y tratar de tirarme por ahí, más que el amarillismo y este asunto del que están más pendientes de los números, al following y todo esto.

El videoclip de “La Cabra Jala Pal Monte” y me pareció bastante provocador con la temática del secuestro. ¿Quieres ser provocador con este nuevo proyecto?

Era algo muy personal. Es representar con imágenes lo que yo sentía que debía pasar para consolidar y poner todas las cosas en su lugar. Es una representación artística de lo que yo quería con el proyecto. No es que estoy matando a Visitante y no quiero saber de él. Simplemente estoy presentándolo de esta manera para bajarle y consolidarlo todo y todo estuviese en un mismo nivel. Siento yo que además del trabajo que se hizo en Calle 13, hay otras cosas que yo he hecho en mi vida. En los últimos cinco años he producido veinte discos. Está Trending Tropics, que es posterior a Calle 13, está el trabajo previo a Calle 13 que armó todo para que saliera un proyecto como ese. Simplemente es para ordenar la casa. Todo este proyecto de Cabra es súper personal. La motivación no es querer llamar la atención. Si te pones a ver el segundo video, si el primero fue como un despojo y un ritual, el segundo video es como una limpieza, es más luminoso.

¿Cómo te ves en el rol de ser un embajador de la música latina?

Es mucha responsabilidad ser un embajador pero yo lo veo más como que hay una cantidad de ingredientes y nosotros como latinoamericanos tenemos esa virtud de que hay mucha variedad y mucho ritmo, muchos instrumentos, mucho toque. Me gusta que la búsqueda sea la mezcla de ingredientes para tratar de conectar con otra línea. Eso siempre ha sido la búsqueda mía desde siempre, desde antes de Calle 13. Esa siempre fue la búsqueda, de mezclar géneros y crear uno propio.

En “La Cabra Tira Pal Monte” hay un poco de trap y en “La Ventana” hay cumbia argentina. En cuanto a las fusiones de la música latina con otros géneros musicales ¿crees que todavía hay mundos que aún no se han cruzado en la música?

Sí y mientras vayan saliendo géneros va a seguir alimentando esa cuestión. El trap hace veinte años no estaba corriendo como está corriendo ahora. Ahora está más “in your face”. Mezclar eso con el palo dominicano pues es una posibilidad. Mientras va pasando el tiempo se van juntando cosas. Aparatitos también, son herramientas para seguir creando. Siempre la materia prima va a seguir llegando en cuestión de géneros, la gente va a ir creando nuevos géneros y eso va a seguir sumando ingredientes para nuevas recetas.

Cabra Eduardo Visitante Calle 13

Quería preguntarte sobre tu paso por el Perú y lo accidentado de sus dos últimos conciertos. En el 2011 el concierto en San Marcos que fue noticia por la tardanza que tuvieron y cuando volvieron en el  2014 el festival se canceló y terminaron tocando en la Plaza San Martin en un concierto improvisado. ¿Qué recuerdas de esos dos últimos shows en Perú?

Recuerdo los dos tan claro. Te digo que el de la Plaza fue uno de los recuerdos más lindos que he tenido en mi vida. Fue volver a la esencia de realmente no tener las condiciones porque no teníamos las condiciones y mucha gente me dijo que estuvo ahí. ¿Cuánta gente hubo ahí? Había como cinco mil personas.

Sí, y armaron el concierto en un par de horas gracias a Facebook y Twitter.

Lo lindo de eso es que yo sentí, en esa última etapa de Calle 13, que fue un regreso a los comienzos de no tener los recursos y dar lo mejor que podíamos dar ahí. No teníamos el equipo, no teníamos los amplificadores, estábamos tocando en la calle. Estábamos trepados en un bus y la razón era porque teníamos que estar en movimiento, aunque nos estacionamos un momento. Fue una de las experiencias más lindas que tuve  en toda la carrera, en los 10 años que Calle 13 existió. Y la otra fue un problema de logística. Teníamos lo de la CELAC, que fue en Caracas, entonces  se atrasó aquello que era mucho más temprano. Aprendimos de eso y no volvimos a hacer eso de tocar dos veces en un día.

¿Qué te gusta de la música del Perú?

La música afroperuana en general es increíble. Conozco el trabajo de Susana Baca, que es un personaje legendario. Tres años atrás ella estuvo aquí en Puerto Rico tocando en una plaza pública y fui a saludarla. Increíble haberla visto en esta tierra. En cuestión de música más actual, tengo que reconectar. Es un ejercicio que tengo que hacer con la música actual. Si tienes recomendaciones me las puedes enviar por DM. Que me tagueen, que lo suban a sus redes y me tagueen. Yo lo chekeo. Yo me conecto más a Instagram, es la que tengo más pendiente.