Henry Rollins está en Lima para dar una charla en el Festival AL ESTE. La cita es este viernes 31 de mayo a las 6 pm en la Alianza Francesa de Miraflores y las entradas están a la venta desde S/ 90 a través de Joinnus.com

Toda la info sobre la charla de Henry Rollins en Lima aquí

Así que aprovechamos para buscar al músico, actor y activista para conversar. Henry Rollins nos concedió una entrevista en la que hablamos mucho de música, desde Bad Brains hasta Molly Nilsson. Como es usual en el ex vocalista de la icónica banda de hardcore Black Flag, la conversación estuvo repleta de historias y anécdotas sobre Iggy Pop, Ozzy Osbourne y David Bowie.

Henry Rollins nos contó sobre la primera y única vez que conoció a David Bowie y porqué aquel encuentro le hizo comprender que debe ser cordial y humilde cuando un fan se acerca a hablarle.

La historia sucedió hace más de 20 años atrás en uno de esos enormes festivales europeos. Entre los cerca de 80 artistas que se presentan del festival, la banda de Henry Rollins está acostumbrada a tocar entre los primeros del cartel.

«La banda estelar sale a las 8 pm. Yo subo como a las 9 am. ¿Quiénes me ven? Cuatro gaviotas, la seguridad y dos muchachos durmiendo tras la noche de drogas y rave que tuvieron, porque este campo nublado era un rave; es un festival de cuatro días. Nosotros tocábamos para nadie. Esa es mi vida en los festivales. Yo toco a las 10 am, durante la hora del desayuno, 300 personas diciendo “yeah” y tres muchachos durmiendo.

El bus de Henry Rollins está atascado en el tráfico entre otros 50 buses que llegaron al festival y no le queda otra opción de quedarse en el lugar. En eso, ve que David Bowie está ahí mismo y caminando hacia su dirección. Henry se pone nervioso y piensa en cómo abordar al ícono de la música.

«Está justo frente a mí caminando en esta dirección y se detiene. Me mira directamente, me apunta y dice “ah, Rollins”. ¡Wow! Así que corro hacia David Bowie pensando qué le voy a decir. Así que me acerco y digo “ah ah ah” porque estaba sin palabras porque amo la música de este tipo. Pero él me reconoció, así que le digo “hey, David, wow, qué bueno conocerte” y él casi me corta porque tenía preguntas.»

David Bowie empieza a hablar sobre entrevista a Henry Rollins que leyó en alguna revista alemana y cita textualmente sus palabras. También comenta que ha leído sus libros y le pregunta cuándo saldrá el próximo. Henry está atónito.

«Así que dijo “¿ya almorzaste?” y le digo que no. Él dice “vamos a almorzar”. Él estaba caminando a la carpa del catering, que está en esa dirección. Entramos. David Bowie está entrando a la carpa de catering y hay como 500 rockeros y roadies comiendo. ¡Todos se detienen! ¿Qué vas a hacer, comer o mirar a David Bowie? Todos estaban como que “me-me-media lasaña”. Y él dice “por favor, todos disfruten su comida” y todos aplaudieron.»

Henry Rollins y David Bowie están ahí sentados hablando de la música de Iggy Pop y Lou Reed, de las películas de David Lynch, sobre libros, museos, discos, etc. Henry se da cuenta que Bowie es un tipo como todos nosotros, que está interesado en conocer nuevas cosas y que además se desenvuelve con una humildad admirable.

«Así que ahora como un hombre viejo entiendo que es un gran impacto para alguien en el aeropuerto reconocerme y conocerme porque recuerdo cuando me crucé con David Bowie y dije “¡no puede ser!”. Así que la gente hace eso conmigo en estos días. Tuve que conocer a algunos de mis músicos favoritos para darme cuenta cuando eso me pasa a mí.»