La Polla Records se ha reunido por su 40 aniversario y se presentarán por primera vez en el Perú el próximo viernes 14 de febrero en el C.C. Barranco Arena. Su gira Ni descanso ni paztambién pasará por Argentina, Uruguay y Chile en su tramo por Sudamérica y las entradas para el concierto de La Polla Records en Lima 2020 ya están a la venta desde S/ 170 a través de Joinnus.com.

Evaristo en voz, Sumé en guitarra y Abel en bajo son los tres miembros originales desde la fundación de La Polla Records en 1979, quienes llegarán junto a Txiki en guitarra y Tripi en batería para celebrar el regreso de una de las bandas más influyentes del punk rock en nuestro idioma. Ni descanso ni paz es la gira que iniciaron en el 2019 tras anunciar su reunión luego de que se separara en el 2003 y que llega con un nuevo álbum de 19 canciones regrabadas de los primeros tres discos, Salve (1984), Revolución (1985) y No somos nada (1987), y una canción nueva titulada «Ni descanso ni paz«.

Le enviamos una serie de preguntas por correo a Evaristo Páramos, cantante de La Polla Records, para conocer más sobre una de las figuras más influyentes del punk rock en Hispanoamérica que se presentará por primera vez en Lima con Aeropajitas como artista invitado.

¿De dónde viene el estilo de las letras de La Polla Records? ¿Qué referentes fueron de influencia en tus letras?

Evaristo: De no tener ni idea de cómo se hace una letra y andar buscándose la vida para hacerlas aunque yo a eso no lo llamaría estilo.

¿Cómo ves la industria de la música en esta era digital? ¿Crees que hoy en día los artistas independientes tienen mejores oportunidades que durante el siglo pasado?

E: Nunca he tenido el gusto de conocer la industria musical, lo que se de mis tiempos es que eran una cuadrilla de manguis y los que conozco de ahora lo mismo. Los artistas independientes lo tienen crudo como en el siglo pasado y como siempre.

Muchas bandas de punk han sido criticadas cuando han alcanzado el éxito comercial. ¿Cómo han enfrentado los compromisos de ser una banda de punk y los negocios en la industria de la música?

E: Con mucha tranquilidad. Esta pregunta pide una respuesta de unos doscientos cuarenta folios y no lo voy hacer, sentiría como que estoy dando explicaciones o pidiendo perdón y no quiero.

¿Cómo consumes música actualmente? ¿Te has adaptado a escuchar música en plataformas digitales o todavía te mantienes fiel a los formatos análogos como los discos de vinilo o cassettes?

E: En casa escucho vinilo y cds y en el auto llevo el pincho.

¿Cómo descubres nueva música en la actualidad? ¿Estás constantemente buscando nueva música o prefieres quedarte con los clásicos?

E: A veces algún colega me enseña algo nuevo aunque yo me quedo con mi época, para mi aquellos grupos son el infinito.

Hoy en día las luchas sociales están ligadas a temas ambientales, el feminismo, los derechos LGBT y las migraciones. ¿Cómo te relacionas con estas nuevas luchas? ¿Qué tan distintas son a los reclamos que tuvo La Polla Records durante el siglo XX?

E: Para mí la lucha es entre dos clases sociales, la alta y la baja, entonces y ahora. La característica que más me importa de la persona es con quien está, ¿con los de arriba o con los de abajo?

La música de La Polla Records tiene un fuerte componente anti-imperialista. Sin embargo, el rock fue uno de los grandes productos culturales con los que Estados Unidos e Inglaterra dominaron el mundo. ¿Consideraste en algún momento distanciarte del dominio cultural de Estados Unidos e Inglaterra en la música?

E: El rock es de todos y el punk más aún. No se ingles ni quiero aprenderlo, no leo en inglés, ni entiendo un carajo de lo que cantan. Me gusta como suenan la música y las voces y cuando alguien me dice de que hablan las letras a veces me desilusionan y otras me alucinan, los grupos punk anglosajones no tienen la culpa de vivir en la cabeza del imperio, aparte, mis antepasados son célticos.

El punk rock está íntimamente asociado a la rebeldía juvenil. ¿Cómo es hacer punk rock estando cerca de cumplir los 60 años? ¿Te sigues considerando joven?

E: No me considero joven, pero un día de estos podría levantarme más rebelde que nunca.

En el 2014 tuviste tu última gira por Sudamérica con Gatillazo. ¿Qué recogiste de esa experiencia por la región? ¿Llegaste a escuchar géneros musicales locales como la cumbia o el folklor?

E: No me entra la cumbia, tengo cintura de palo y el folklor de mi zona era insípido. Hicimos un grupo para huir bien lejos de todo lo que no fuera rock acelerado.

¿Cómo ves a las juventudes actuales de España que adoptan el trap y el reggaetón como su nueva música rebelde e innovadora?

E: El gusto no se discute y menos con la juventud, yo solo soy un viejo con mala hostia.

¿Tienes libros, películas o discos que hayas descubierto recientemente y que te gustaría recomendar a tu público?

E: Un libro de un tal Jim Goad- Manifiesto Redneck y otro más viejo de un tal Raymond Smullyan- Silencioso Tao.