Luis Francisco Palomino pasó dos meses y medio al lado de Salim Vera recogiendo información para escribir la primera biografía sobre el cantante de Libido. “Salim Vera: biografía autorizada” cuenta la historia de uno de los personajes más icónicos que ha tenido el rock peruano, desde sus humildes inicios en Barrios Altos, pasando por el fenómeno musical que se convirtió Libido a inicios del nuevo milenio, hasta los días actuales de la banda liderada por Salim y Manolo.

Como muchos jóvenes de Lima, Luis Francisco venía de las canteras del punk y por ende, no era muy fan del “lado comercial del rock”, como se le solía considerar a Libido a inicios de los 00. Luego ya la madurez le hizo ver las cosas de otro modo y darse cuenta que “el éxito es la conclusión de un trabajo serio y profesional”. Pero fue luego de ver a Libido tocando en la plaza municipal de su distrito San Juan de Miraflores que su curiosidad lo llevó a dedicar su primer libro a contar la historia del rock star nacional.

Acá la entrevista para entender qué motivó al joven periodista a escribir la biografía de Salim Vera y qué encontró al adentrarse en la vida del cantante de Libido.

Luis Francisco Palomino

Siendo un periodista joven escribiendo tu primer libro, ¿sentiste que esto marcó alguna distancia al entrevistar uno de los cantantes más importantes de la escena local?

“Durante la investigación me di cuenta que Salim le puede dar una entrevista a un periodista que va a grabarlo con su celular como hoy en la noche va a estar con Renato Cisneros. Eso dice bastante de su persona. Mucha gente lo tiene en mente como un divo pero no creo que un divo le dé una entrevista así nomás a alguien que lo entrevista con su teléfono y hay varias cosas así en YouTube, cosa que no le quita mérito al entrevistador. Salim es un joven eterno. Es como si fuéramos de la misma edad. Yo tengo 26 y a él lo siento como entre los 25 y 30”.

¿Crees que esto tenga algo que ver con que Salim es consciente que ya no ocupa la posición en los medios que tenía hace 15 años?

“No podría responder eso. Yo creo que ahorita él está abierto a las entrevistas. Lo que yo sé, no solo de boca de él sino también de manager, es que no le gustaba ir a los programas faranduleros así tengan un rating altísimo”.

Recientemente Salim participó de un conversatorio sobre la cuota de música nacional en las radios. ¿Notaste esta preocupación en Salim sobre la situación actual de las radios?

“Él es una persona muy crítica y hasta antisistema. Creo que a él, como a muchos, le molesta esta especie de tumba que son las radios de rock locales. No hay una renovación constante de grupos o canciones de rock y eso no solo afecta a los nuevos grupos sino también a bandas de trayectoria como Libido. Eso es evidentemente injusto, no solo con las bandas sino con el público. Es como pasar la misma película de hace 40 años en el cine”.

Tu libro da la sensación que la carrera de Libido va en descenso desde que sacaron su disco Lo último que hablé ayer?

“Yo no siento que Libido esté en descenso. Mi apreciación musical es que el último disco es muy bueno. Incluso hace poco leí una apreciación de Wicho de Mar de Copas en el que dice que le parece un 20 de 20. Pero no hay que confundirnos por las radios o los medios. Cuando no se le da importancia a un producto, eso no implica necesariamente que sea malo. Desde mi punto de vista, la banda está en un momento bastante alto y eso es mérito de ellos. Los he visto en conciertos y tienen bastante energía”.

Un momento cumbre del libro es la presentación de Libido en el Vivo X El Rock. ¿Significa que hoy en día el éxito de una banda se mide por los conciertos y no por la difusión de sus temas nuevos?

“Tiene el tema “Pero aún sigo viéndote” con 2 millones de visualizaciones en YouTube y en Spotify también va por ahí. Ahorita, honestamente, yo creo que Salim no está buscando tener otro “En esta habitación”. Él es una persona que está constantemente buscando lo actual. Fue al concierto de Cut Copy y ahora irá al de Of Montreal. Si revisas su Spotify todo es del 2017 o 2018. Lo que escucha es el presente.”

¿De dónde sacas que Salim no está buscando otro “En esta habitación”?

“Todo artista busca el hit porque al final vives de eso. Pero no lo siento con la ansiedad de querer hacer un súper single pop. Siento que está en la búsqueda de la canción pero no lo noto desesperado diciendo “quiero volver a hacer lo de hace 20 años”. Si analizas la discografía de Libido, te das cuenta que varía el registro. Hay cosas comunes pero son más las diferencias. Esta apreciación no solo es mía sino de Jorge Arriola, de Manolo, de Salim. Los discos más parecidos posiblemente son los dos primeros pero de eso al disco que acaban de lanzar en el 2016 hay muy poquito en común.”

Salim-Vera-Biografia

¿Hubo temas difíciles de hablar con Salim?

“Quizás las cifras, lo económico de la plata. A veces no teníamos los números o no podía publicar los números porque no se tenía la cifra exacta. Eso quizás fue lo más deficiente del libro, no atinarle a las cifras. No porque no las sepa o no se hicieron las preguntas sino porque pasó tanto tiempo desde cada disco y concierto como para tener un dato exacto de la inversión y las ganancias. Eso fue lo más difícil, aproximarme a los montos de dinero.”

¿Cómo tomaron que Toño Jauregui quiera también publicar su propio libro? ¿Eran conscientes de esto durante la elaboración de libro?

Salim es consciente y creo yo también de que Toño estaba preparando un libro. Me parece que hizo el anuncio en el 2015. Ya lo sabíamos. Me parece bien porque creo que los fans de Libido van a tener más material para acercarse a la verdad o la historia de su banda favorita. Creo que la biografía de Salim es su versión, su historia, su verdad, su interpretación de los hechos. Si Toño publica su libro, espero que los más contentos sean los fanáticos. Creo que los artistas deben rendir algunas cuentas o explicar algunas cosas para que los seguidores entiendan qué pasó”.

La biografía parece decir que Salim tuvo la suerte de estar en el momento y lugar correcto.

“Sí, claro, hay que tener suerte. No basta con el talento. En el caso de Salim, hubo factores que, más que suerte, hubo una conjugación enérgica o una atracción entre músicos. Es algo así como cuando leía la biografía de Morrissey y conoce a Johnny Marr. Encuentras a la persona que tiene una virtud que tú no y tú tienes algo que él necesita. Creo que esa fue la base de Libido. No solamente Salim fue quien encontró a un compositor extraordinario, un buen baterista o un guitarrista que te crea buenos hits. Ellos también encontraron a una gran voz y un gran frontman. No sé si ahorita haya alguien que esté al nivel. Digamos que en este frontman particular del rockstar glamoroso y excéntrico tenemos en Perú a buenos cantantes pero no son tan personaje como Salim.”

152 Compartir