Overkill regresa a Lima para presentarse el próximo miércoles 6 de febrero en el C.C. Festiva como parte de su gira Wings Over Latin America en defensa del álbum número 19 de su discografía. Las entradas al concierto siguen a la venta desde S/ 163 en Teleticket de Wong y Metro.

Toda la info sobre el concierto de Overkill en Lima aquí.

Hablamos con el vocalista Bobby “Blitz” Ellsworth, quien junto al bajista D. D. Verni fundaron Overkill a inicios de los 80. Ellos han pasado los últimos 6 meses alejados de los conciertos y concentrándose en acabar su disco The Wings of War que será publicado este 22 de febrero y que marca el primer disco de la banda con el baterista Jason Bittner. Sobre la grabación del disco, Bobby nos comenta:

“Es un proceso por el que pasamos incluso cuando estamos de gira. Somos una banda que grabamos demos y discutimos ideas mientras estamos en la ruta. Estamos en tiempos modernos. Ahora puedes grabar demos desde tu smartphone e intercambiar ideas. Es un trabajo constante pero estos 6 meses fuera de las giras nos hemos concentrado en hacer demos con toda la banda presente físicamente.”

Overkill regresará a Lima luego de 7 años desde su presentación en la discoteca Vocé de Lince. En aquel concierto Bobby terminó tirándose desde el escenario haciendo un crowdsurfing sobre el público. El preguntamos si recuerda aquella concierto y su salto hacia el público, a lo que respondió:

“Claro, jajaja. Lo llevaba haciendo por años hasta el 2015. Tal vez 25 años haciéndolo, así que es normal para mi hacer crowdsurfing y stage diving. Siempre la pasé bien haciéndolo. Pero en estos días lo hago mucho menos porque soy más viejo, jajaja. Pero de vez en cuando lo hago, tal vez en algún festival termine saltando del escenario al público. Lo hice dos veces en nuestra última gira por Europa.”

La relación del thrash metal con el pogo viene de sus raíces en el punk rock. Hay que recordar que a inicios de los 80, Bobby y su banda comenzaron no solo hacían covers de heavy metal sino que también varias versiones de punk rock. Hay que entender que los miembros de Overkill vivieron su juventud a finales de los 70 cuando el punk rock estallaba a nivel mundial y Nueva York era uno de sus epicentros.

“¡Es que tenía tanta energía! Yo me gradué de la secundaria en 1977 y fui a la universidad en Nueva York donde el punk estaba estallando en esos momentos. D. D. Vernis estaba en Nueva Jersey y podía venir a Manhattan a ver estos shows al igual que yo. Así que era algo muy local para nosotros. Pero lo que me cautivó a mí fue la energía. Era una energía por encima de todo. Incluso la energía era más importante que la música. En cuanto a la escena punk de Nueva York, era casi como canciones pop pero sucias. Podías cantar los coros y sentir la energía. Creo que esas fueron mis principales atracciones a ello: ser cercano, poder cantar y sentir esa energía.”

El thrash metal cogió el virtuosismo de bandas como Iron Maiden y la llevó a nuevos extremos de velocidad y agresividad. Sobre las influencias del metal y del punk de las que bebió Overkill, Bobby nos dice:

“Creo que lo que recogimos fue la energía del punk. Eso fue lo principal y no necesariamente la música. Creo que Overkill era una mezcla del punk de Nueva York con La nueva ola del heavy metal británico. Los que nos gustaba del NWOBHM era tan simple como que estos tipos podían tocar mejor que los de la escena punk rock. El punk que está tocando muy bien no es punk rock, jajaja. Nosotros queríamos esa energía del punk pero tocando bien. El metal de bandas como Tank, Angel Witch, el Iron Maiden de sus inicios, Tigers of Pan Tang, bandas que salían del Reino Unido. Nosotros como que juntamos a los dos tomando la energía del punk.”

Un tópico del metal desde sus inicios ha sido la transgresión. Desde Kiss y Black Sabbath hasta el metal extremo, las temáticas del género han abordado los rincones más oscuros de la naturaleza humana. Sobre las letras de Overkill, Bobby nos dice:

“Yo estaba en la universidad desde nuestro primer disco. Tomaba cursos de religión y literatura. Por ejemplo, estudié a Shakespiare como también la Biblia. Usaba esos conocimientos o lo que estaba pasando en mi cabeza en esa época en particular y los volvía en metáforas tratando de crear historias interesantes combinando ambos. Tomaba la literatura y la religión y las mezclaba con cosas que estaba pasando en la vida real, en las calles. Uso estos tres elementos para crear canciones. No creo que tenga realmente algo que decir. Simplemente tenía muchas cosas en mi cabeza. No estaba tratando de crear un libro de leyes pero estaba hablando de las emociones que evocaban esas tres entidades que mencioné: religión, literatura y la vida real de las calles.”

Pero han pasado ya casi cuatro décadas desde que Bobby Ellsworth y D.D. Verni se juntaron para hacer música y en una entrevista reciente la voz de Overkill se refirió a ellos mismos como tipos de mediana edad haciendo canciones de metal. Si entendemos al metal como una cultura juvenil, ¿cómo es hacer metal en estos días desde una perspectiva adulta?

“Lo haces desde tu experiencia. Cuando eres joven lo haces estrictamente desde tus emociones. La razón principal por la que la escena thrash comenzó fue porque era una voz desde la oscuridad gritando “escúchenme, tengo una voz”. Creo que mientras pasa el tiempo y te conviertes en un adulto, respetas esa voz que estaba dentro de ti. Entonces escribes desde la posición de la experiencia porque eres un mejor músico, mejor cantante, mejor compositor. Aún tienes cosas que decir y diría que es más desde una perspectiva de respeto que desde la perspectiva de las emociones.”

Overkill

También hablamos sobre su relación con D.D. y como fue crecer juntos entre Nueva Jersey y Nueva York. Ambos comparten una misma cultura que los llevó a mantenerse juntos y ser los únicos miembros originales que quedan de Overkill.

“Creo que crecimos de la misma manera. Nuestros padres tenían los mismos principios. Nuestros abuelos fueron ambos inmigrantes. D.D. es de Italia y los míos de Irlanda. Muchos de los inmigrantes que llegaron a los Estados Unidos tenían los mismos principios. No fue que llegaron a Nueva York o Nueva Jersey y se hicieron ricos rápidamente. Fue algo que se construyó con el pasar de las generaciones. Así que los abuelos les decían a los padres que trabajen duro y luego los padres le decían a los hijos que trabajen duro.”

“Trabaja duro, trabaja más duro y mantén la boca cerrada, jajaja. Así que como ambos crecimos de esta manera, entendíamos lo que era necesario para tener éxito con esta banda. Conocí a D.D. en 1981 y al día siguiente conocí a su pareja que luego se hizo su esposa. Hasta el día de hoy la conozco por un día menos que a D.D. y ella me dijo muchos años luego que esto funciona para nosotros porque venimos del mismo lugar. Creo que la cultura aquí fue una gran ética del trabajo. Queríamos superar lo que nuestros padres nos dijeron y luego pasar lo mismo a nuestros hijos. Siempre pienso que esa ética de trabajo de Nueva Jersey es algo muy especial para Overkill“.

Aprovechamos el tema del trabajo duro y la migración para preguntarle sobre la situación de los latinos en Estados Unidos. Ya antes habíamos escuchado comentarios políticos de Bobby, especialmente contra la administración de Barack Obama y la “hipocresía” del partido demócrata, y a pesar de no querer mezclar política con Overkill, nos explica que está a favor de las migraciones, vengan de donde vengan.

“Puedo decirte esto: no hablo de política cuando hablo de Overkill. Esa es una pregunta política pero puedo decirte que siempre he pensado que los latinos son los primeros de los estadounidenses, especialmente los mexicanos. Si alguna vez hubo dos culturas que se juntaron y lograron algo genial es la cultura estadounidense del norte de Texas y la cultura mexicana del sur del Rio Grande de Texas. Siempre hemos sido primos. Y en cuanto a la migración en general, creo que siempre hace las cosas mejores. No tengo ningún problema con eso. Definitivamente estoy a favor de la migración pero la idea política que pueda tener en cuanto a la música es que creo que no estoy calificado. A veces es necesario que los músicos no tengan una respuesta a todo, por solamente somos músicos, jajaja.”

En otra entrevista, Bobby mencionó que entre sus discos favoritos de Overkill están Horrorscope (1991) y From the Underground and Below (1997), dos álbumes que abren y cierran una década bastante difícil para el metal. A inicios de los 90 el rock alternativo cambió el panorama mundial de la música y a finales de la década el nu metal fue otro golpe duro para las viejas bastiones del género. Mirando atrás 20 años después, ¿fue tan terrible los 90 para el metal?

“Nunca dije que fuera terrible sino que era difícil. Tuvo que ver con lo que las grandes corporaciones empezaron a asimilar. Atlantic Records, Sony Records, BMG, todos los grandes sellos tomaron a bandas de thrash basados en el fichaje de Metallica pensando que tendrían al próximo Metallica. Creo que envenenaron el pozo un poco. Bien por Metallica. No creo que Metallica envenenó el pozo, creo que el negocio lo hizo. Por eso se volvió natural que se volvieran desechables para los grandes sellos y sus grandes negocios. Lo que creo que pasó es que los 90 forzaron a que muchas bandas volvieran al underground.

“Peor aún, muchas bandas renunciaron. Dijeron “ya no voy a hacer esto”. Un día hay 100 bandas y el día siguiente hay 10. Eso fue lo que pasó. Así que siendo Overkill una de esas 10 bandas, teníamos que descubrir cómo hacerlo funcionar nuevamente, cómo reinventarnos. Eso fue lo difícil pero no fue malo porque fue una de las experiencias de aprendizaje más importantes que he tenido. Para mi este fue el momento que más me enorgullece, porque empezamos a ser nuestros propios managers, buscando nuestros propios contratos, descubriendo nuevas formas de hacer que esto vuelva a ser positivas. Definitivamente fue difícil pero tampoco fue terrible.”

Finalmente le preguntamos por un tema que está cambiando la industria de la música a una velocidad vertiginosa, que es el streaming y las redes sociales.

“Es cosa de estar constantemente reinventándote. Si eres una banda antigua y te niegas a usas las redes sociales y el streaming, pronto serás olvidada. Será el último clavo de tu ataúd. Si dices que era mejor antes y que no haré esto, entonces no vas a estar tocando el próximo año. Es así de sencillo. Soy un realista. Como individuo no puedo cambiarlo así que debo abrazarlo. Siendo un tipo viejo necesito contratar a gente joven para que me ayuden a hacerme visible en las redes sociales y que estemos en los streaming. Creo que es necesario. ¿Si prefiero uno más que el otro? Desde luego porque crecí en un mundo sin redes sociales ni la era tecnológica. ¿Si me acomodo? Claro que sí porque si no quedaría en el olvido. No sería lo que soy sino lo que fui.”