El festival de música de vanguardia En Órbita tendrá su primera edición en Perú y tendrá su fecha central este jueves 22 de noviembre en Sargento Pimienta de Barranco. Las entradas siguen a la venta desde S/ 150 a través de Joinnus.com

Además de las charlas y conversatorios en torno a la industria musical que se darán el 21 de noviembre en la UTEC, el Festival En Órbita tendrá las presentaciones en vivo de la banda californiana Oh Sees, a los canadienses SUUNS, al dúo coreano Dead Buttons, el rock psicodélico de los chilenos Red Belmont y a las bandas locales Moldes, Astronaut Project y Wanderlust.

A pocos días del Festival En Órbita, hablamos con Joaquin Margulis, baterista y voz de Red Belmont, para que nos cuente sobre su banda que saldrá por primera vez de Chile para tocar en el Perú en la fecha central el 22 de noviembre y también para un showcase el 21 de noviembre.

El primer contacto de los miembros de Red Belmont con el Festival En Órbita fue siendo parte del público  para ver a bandas como Night Beats, Holy Wave o The Ganjas. Estas eran bandas para nada famosas en Chile pero que eran escuchadas por un público especializado de la escena underground. Para Joaquín, la primera semilla de esa escena en Chile sería The Ganjas.

“Una banda precursora de nuestra escena sería The Ganjas. Después hay otras que están en Berlín ahora que se llaman Chicos de Nazca. También Lagunas Mentales. Se trata de una escena chica en particular y aquí hay un sello que se dedica a eso que es BYM Records, que es donde nosotros hemos grabado todo pero ahora somos parte de Burger Records Latam”.

Pero los orígenes de la psicodelia en Chile se remontan varias décadas atrás con una tradición de rock que apareció desde los 60.

“Claramente Los Jaivas son pioneros pero más del rock. Ellos son super experimentales pero también están más ligados al rock folklórico o expermiental. También está Los Vidrios Quebrados y Aguaturbia. También hay harta influencia de Argentina. Pero para nosotros como banda es importante escuchar todo tipo de música y abstraer de distintos géneros lo que más nos llama la atención.”

En este siglo XXI vivimos un momento muy especial de arqueología por la discografía olvidada de nuestros países y muchos jóvenes siguen descubriendo en reediciones las joyas del pasado. En Perú tuvimos un fuerte revival por las bandas de garaje de los 60 como Los Saicos y también de la cumbia psicodélica de la selva. Algo similar sucede en Chile, por ejemplo, con el ex guitarrista de Los Vidrios Quebrados:

“Por ejemplo ahora encontraron una cinta de Hector Sepulveda de los años 60. Las encontraron en Londres en una tienda de discos usados o qué sé yo. Entonces está este sello que está haciendo una reedición. Ahora hay tantas cosas perdidas y lugares donde buscar, es más probable encontrarse con este tipo de cintas olvidadas.”

Otro género del que se nutrieron en Red Belmont fue el krautrock alemán de finales de los 60 y principios de los 70. Sin embargo, las referencias al krautrock llegaron de forma inconsciente hasta que un amigo les dijo que escucharan este género musical con el que compartían bastante.

“Todos sabíamos quién era Pink Floyd o The Stooges. Pero el krautrock llega a nosotros después. Estábamos tocando y nos dijeron que escuchemos este estilo musical que tiene algo parecido a lo que hacíamos. Fue así que descubrimos el krautrock, sin darnos cuenta que estábamos citando algo que ya existía pero no conocíamos. Fue cool llegar a algo que ya estaba pero inconscientemente.”

Finalmente les preguntamos por el tema de las sustancias psicodélicas que tanta relación guardan con los géneros musicales que abordan en Red Belmont.

“Como artista uno tiene la posibilidad de acudir a sustancias o experiencias que a uno le puedan aportar creativamente. Como grupo, más que la droga, buscamos experiencias. Hemos experimentado con drogas pero no es nuestra única forma de hacerlo. Está en el lado de lo lúdico. Creemos que es más importante una conexión entre nosotros.”

20 Compartir