VIVO-X-EL-ROCKHace unos pocos años empezó un nuevo concepto de festival en nuestro país. Un tipo de festival que juntó en un mismo lugar a dos escenas que se creían antagónicas: el rock de medios de difusión masivos (Libido, Amén, Mar de Copas…) y el rock underground (Leusemia, Asmereir, 6 Voltios…). ¿Cuál fue el resultado? Que pasamos de tener festivales de entre 4 a 12 mil personas a conciertos para 20 o 30 mil personas.

Vivo X El Rock se convirtió en el festival más grande del Perú al juntar los dos espectros del rock nacional en un mismo concierto. Su primera edición fue en el Plaza Norte y se repletó, así que la segunda se pasó al Parque de la Exposición. Para la tercera fecha creció de ser un festival de rock nacional a uno de rock sudamericano al agregarle al cartel bandas del under argentino. Y tras colmar la capacidad de 30 mil personas del Parque de la Exposición, solo les quedaba apuntar a las ligas mayores y abrir las puertas del coloso José Díaz.

Fue así como el sábado 23 de mayo el Estadio Nacional se volvió a colmar luego de mucho tiempo para un concierto de rock. La quinta edición del Vivo X El Rock metió a 50 mil personas en un encuentro de bandas de México, Chile, Estados Unidos, Argentina, Colombia y Perú que ofreció más de 12 horas ininterrumpidas de música en vivo. Sin duda, una noche histórica para los conciertos en Perú que convierte al Vivo X El Rock en un festival que se proyecta a convertirse en un referente Latinoamericano.

La Ley (Chi), Mago De Oz (Esp), Pxndx (Mex), Molotov (Mex), Vilma Palma e Vampiros (Arg), P.O.D. (USA), Los Auténticos Decadentes (Arg), Don Tetto (Col), Libido, Mar De Copas, Amen, Rio, Leuzemia, Zen, 6 Voltios, Futuro Incierto, Los Mojarras, Tremolo, Difonia y Asmereir fueron las 20 bandas del cartel de esta edición. Y a pesar de tener tantos actos en un tiempo tan reducido, los horarios se respetaron y transcurrió todo con normalidad.

Siguiendo con la experiencia del festival, vale decir que los servicios fueron suficientes para atender a 50 mil personas. Ingresé al estadio sin hacer cola (punto a favor). Una vez adentro el tema de los baños y la venta de cerveza (dos servicios íntimamente ligados) fueron también muy fluidos. En conclusión, un éxito en cuanto a los desafíos logísticos de una noche de esta magnitud.

Vivo X El Rock ha marcado un precedente nunca antes visto en nuestro país. No cabe duda que es el festival de rock más importante de este país. Tanto éxito para este concierto que la producción ya anunció que su sexta edición se repetirá este 2015.

Ahora los dejamos con algunas fotos de la noche gracias a Diego Garcia Cadenillas: