Katy-Perry-en-Lima-peru-2015Katy Perry llegó a Lima para uno de los conciertos de mayor magnitud del año. Ya nos habíamos olvidado un poco de esa fiebre que se vive cuando llegan grandes estrellas del pop mundial: colas, gente acampando, ambulantes vendiendo de todo y prensa desde tempranas horas de la mañana dando detalles de todo lo que sucedía a las afueras del epicentro. Ayer, martes 22 de septiembre, el Jockey Club del Perú volvió a lucir rebalsando de gente.

Puntual a las 8pm la gente seguía entrando y todavía había una cola kilométrica; sin embargo, al centro del Derby la fiesta ya había empezado de la mano de una de las grandes promesas del pop nacional: Gala Brie. La ex  miembro de Las Amigas de Nadie se encargó de lidiar con las miles de fanáticas de Katy Perry que ya se encontraban dentro, y el recibimiento fue perfecto. La tensión entre todas las fanáticas se sentía en el ambiente lleno principalmente de jóvenes entre 12 y 20 años y varios padres de familia.

El show de Katy Perry arrancó con «Roar» y como nunca antes, miles de niñas se treparon en los hombros de sus padres para poder ver los primeros momentos del show. Ella desplegó un espectáculo de la calidad de una máxima estrella pop. Una pantalla de una calidad pocas veces vista en Lima complementaba los sincronizadísimos pasos de los bailarines, la banda en vivo y a la majestuosa Katy Perry con su infinidad de vestuarios. La escenografía cambió por distintas etapas del show llevándonos por conceptos de fiesta y otros más acústicos. El sonido era de primera de la mano de unos músicos que con perfil bajo le dieron una base impecable al show.

Y si lo que importa en estos espectáculos es entretener y cumplir el sueño de miles de fanáticas, fue perfecto.

Fotos por Diego García Cadenillas