¿Cómo describir lo que sentimos anoche las 15000 personas que llenamos el Monumental? Emoción, emoción desbordante. Calamaro volvió y escribió una noche para la historia. 

“Quiero arreglar todo lo que hice mal…” El Salmón, El Salmón.

8:15 Los primeros versos del Salmón fueron como una explosión en el Monumental, 10 años de emoción contenida se liberaron entre saltos, cantos, gritos y llantos. ¡10 años hombre! no era para menos. Ahí no mas, Los chicos transformó La Explanada en una tribuna de la barra más apasionada: “Por si te toca ir arriba antes que yo” ¿acaso alguien no cantó? La emoción se desbordaba y el reencuentro no podía ser mejor: un Andrés cantando “in your face” y 4 guitarras afiladas de rock n roll. Ni Iron Maiden. Y es que Andrés ya no se sienta más en los teclados, ahora se pone la guitarra encima y se esfuerza por cantar cada vez mejor, lo visto anoche no deja dudas.

Luego vinieron Mi Gin Tonic, Carnaval de Brasil , Todavía una canción de amor, 5 minutos más, Elvis está Vivo, El día mundial de la mujer, Estadio Azteca, entre otros temas que desataron una fiesta eufórica, un karaoke masivo. Calamaro y su banda repasaron temas de sus discos solistas y con Los Rodríguez, mas no de su etapa en Los Abuelos de la Nada.

Su último disco de estudio, La lengua Popular (altamente recomendable), fue la excusa para esta gira. Ecuador, Uruguay, Colombia, México ya lo vieron pasar y se unieron a esta gran celebración, y es que el maestro ha vuelto.

“Que viva la tradición” le escuchamos decir y es algo que el argentino tiene siempre presente en sus shows; así lo escuchamos interpretar algunos Tangos acompañado de ese otro maestro llamado Tito Dávila (ex Enanitos Verdes) en el teclado. Más de 2 horas y media de canciones, recuerdos y emociones llegaron a su éxtasis con Loco, Me arde, Alta Suciedad, Flaca, Sin Documentos y Paloma que dejaron con ganas de más al público que lo despidió con una gran ovación.

“Ya no soy el viejo Andrés, que no dormía jamás..” La mitad del Amor, La Lengua Popular.

Ayer vimos a un Calamaro en su mejor forma, renovado y vital; pienso que ese es el mejor regalo que nos pudo dar a los fans. Ojala que siga sacando discos tan buenos como La Lengua Popular, que siga girando por el mundo y que no pasen 10 años para volverlo a ver.

Que siga bien maestro, gracias y vuelva pronto.

Escrito por Ktz