orishas2El día de ayer, miércoles 21 de enero, la fusión latina congregó una gran fiesta en la explanada del Estadio Monumental. Fiesta que contó con la participación de La mente y Bareto, pero que sin dudas no hubiera sido lo mismo con el plato fuerte de la noche: el trío cubano de Orishas.

Todo comenzó alrededor de las 9:30 pm apareciendo en escena La mente, haciendo lo que mejor hacen, y esto es lanzar sus descargas electropicales hacía todo el público asistente que ya hacía notar su presencia. En palabras del vocalista Ricardo Wiesse, su presentación contaría con “unos hits del pasado.. y otros del futuro”, y así fue. Concluyeron con la canción “La mente”, dejándole la posta a la siguiente banda.

Esta posta fue tomada por Bareto, quienes continuaron por seguir elevando la categoría del evento con su repertorio cargado de ritmos amazónicos y de cultura popular, rindiéndole tributo a Juaneco y su combo, Chacalón y la nueva crema, Los Shapis, etc. Bareto se despidió con el clásico de Juaneco “Mujer Hilandera”, haciendo saltar hasta a la gente de la zona Kandavu, caracterizados por su pasividad.

La gente estaba inquieta. Podía escuchar a las personas hablar de sus desesperadas ganas de ver a Orishas en escena. Parece que se hicieron escuchar, ya que a eso de las 11:30 pm se instaló un Dj con su mezcladora, empezando a sonar lo que sería la introducción al concierto. Y así dio pie a la canción “Cosita Buena”, apareciendo en primera instancia Roldan Gonzalez, junto al percusionista y al trompetista, este último también corista. La euforia de la gente aumentó aún más al aparecer en seguido acto Yotuel Romero e Hiram “Ruzzo” Riverí, completando así al trío de la isla.

orishas-2

Imposible encontrar a una persona quieta, todos los cuerpos se dejaban hipnotizar por la fusión de ritmos de los talentosos Orishas. Un hip hop que tenía sus bases en el son cubano y los diferentes sonidos latinos, cargados a la vez de poderosas líricas que hablaban desde el orgullo latino hasta de la legalización de la marihuana. La combinación de los 3 diferentes tipos de voz de los Orishas era la esencia del sonido, asegurando la gigante euforia. Vale destacar el gran despliegue del trompetista, que además se animaba a cantar más de una vez mientras se paseaba por el escenario. Más adelante lo veríamos a este trompetista portar la camiseta nacional, gesto que emocionó a más de uno.

Así, el trío fue repasando su discografía, cantando y rapeando sus grandes éxitos, entre ellos “Mística”, “El kilo”, “Represent”, “Nací Orishas”, “Maní”, “537 c.u.b.a” y claro, la infaltable “A lo cubano”, la cual fue uno de los puntos altos de la noche. La agrupación aprovechaba para saludar a la comunidad cubana en el Perú, así como resaltar la raza latina presente en todos y la Cuba libre.

Roldán Gonzalez ya anunciaba el fin del concierto, haciéndose escuchar el lamento de aceptación del público. La presentación culminaba con los temas “Hay un son” y “¿Qué pasa?”. Ya era casi la 1:30 am, y fue así que se unieron las 3 voces para despedirse del público, dejando un público satisfecho después de 2 horas de concierto.

Había terminado el concierto y los aplausos del público se hacían escuchar. Roldan nos comunicó su inmensa gratitud para nuestro público y que va estar encantado de volver a nuestra tierra en cuanto los invitemos de nuevo.

Una noche redonda: gran concierto, genial conexión con el público y un sonido magnífico. ¡Cuba!