killers en lima peru

Me despierto y el brillante Sol parecía anunciar que este sería un día histórico. Desde la mañana que voy a la universidad el tema de conversación era el concierto de la noche. Todos tenían ya su entrada, y el que no, pues iría a probar suerte a la puerta. Era el concierto de toda una generación, simplemente imperdible.

8.05. Entro al concierto luego de un fluido y ordenado camino desde el ovalo hasta la explanada. Una vez dentro empieza la búsqueda de patas, nunca antes había encontrado a tantos amigos reunidos en un mismo concierto. Esta noche el público sería una uniforme masa de emoción.

Autobus en The Killers8.55. Luego del anuncio de los afortunados ganadores del Meet & greet y la guitarra autografiada les llegó el turno de salir a la gente de Autobus. Rápidamente suben al escenario y arrancan con toda su cancha, estos muchachos no se iban a chupar por tener a 30 mil ansiosos frente suyo. Sólidas melodías pop hacían menear los cuerpos mientras demostraban que ellos no tenían nada que envidiarle a ninguna banda extranjera. Pero no fue hasta El Duelo que la masa reaccionó ante el conocido coro. Ver este quinteto y sus pegajosas canciones no hacía pensar en por qué las radios peruanas no pasan su música, todas tienen potencial de ser “el tema del verano”. Se fueron con Napanga y dejaron claro que el rock nacional tiene talento de sobra.

9.30. Nuestros oídos ya estaban bien abiertos y dispuestos para el plato fuerte. El escenario iba siendo preparado para el boom de la noche mientras en el fondo sonaban viejos éxitos ochenteros de techno pop. Todos con chela en mano esperábamos pacientes en nuestros sitios. El show estaba por comenzar.

10.00. Cual reloj suizo, como anunciaron nuestros boletos, el momento llegó. Las pantallas de fondo mostraban el conteo regresivo, que era acompañado por la multitud gritando. El “spaceman” con sus plumíferas hombreras, a su diestra y siniestra, teníamos a los melenudos David Keuning y Mark Stoermer, y detrás a Ronnie Vannucci Jr., el único que no estaba vestido de negro.

BrandonLa primera de la noche soltaba la interrogante del momento. “Are we human o are we dancer?” decía la canción, tremendo bombazo para nuestros corazones. El show estalló con todo su poder y glamour, nada de calentar los instrumentos o de cuajar el sonido, The Killers inició el concierto con todo su punche. Inmediatamente toda la energía de la música fue recíprocamente respondida por la multitud saltando y cantando. El concierto era una unidad entre artistas y público en una sinergia de emoción.

Hola, nosotros somos The Killers. Esta noche estamos para ustedes” dijo Brandon en un fluido castellano. Y así fue, ellos estaban para nosotros y nosotros para ellos. This is your life seguía mientras acompañábamos con las manos y coreando. Pronto, sin tiempo para recobrar el aire, se mandaron con otro tremendo éxito. Somebody told me detonaba el éxtasis en nuestras cabezas al escuchar el enredado coro que hace unos cuantos años cantábamos frente a nuestras radios sin imaginar algún día sentir en vivo y en directo.

Así siguieron con For Reasons Unknown y Bones. The Killers estaban dispuestos a dejarnos sin energía en la primera media hora del show, pero no esperaban enfrentarse a un público tan pilas. La masa era insaciable, llena de vida y energía. El cansancio simplemente no existe en el vocabulario de la juventud, y cómo podría serlo si teníamos a nuestras estrellas brillando en su mejor momento.

Killers en Lima 2¿Tú corazón sigue latiendo?” preguntaba Brandon esperando la obvia respuesta. 30 mil corazones latiendo al unísono mientras calaveras se besaban frente a las pantallas. Lima y Las Vegas se unificaban en el glamour de la noche, de las luces de neón, el brillo y la emoción creaban un momento inolvidable.

Poco a poco el tiempo se fue haciendo más lento al ritmo de The World We Live In, Tranquilize, Bling (Confession of a King) y su homenaje a la leyenda con Shadowplay de Joy Division. Con un sencillo y oscuro “uuu uuu uuu” público y artistas éramos fusionados en un tributo a Ian Curtis.

I need a peruvian connection” reclamaba el insaciable Flowers. Así llegó el momento que esperé toda la noche, era el turno de mi favorita, la desgarradora Smile like you mean it. La canción inicio como una balada y mi emoción peligraba, no era lo que esperaba, pero en media canción cambiaron la guitarra acústica y el piano por la eléctrica y los sintetizadores, lo justo para ponerle todo el peso necesario.

We are gonna pick it up, are you prepared?” nos advertían desde el escenario. Los decibeles llegaron a su máxima expresión cuando Spaceman apareció para elevar nuestros pies en una multitud saltarina, la euforia había vuelto y todos estábamos listos para dejarlo todo en la cancha. Un oportuno y poderoso “ole ole Killersle robo una sonrisa a Brandon, quien se había metido el público al bolsillo con su carismática y emotiva actuación.

Killers en PeruA Dustland Fairytale nos suavizaba los tímpanos por un momento para finalizar con Brandon y David en un lado del escenario homenajeando a otro grande de la música con el coro de Can’t Help Falling in Love. Las rodillas de las mujeres tambaleaban ante tal escena, preciso (y precioso).

Read my mind y Mr. Brightside terminaron por derretirle el corazón a las asistentes. Brandon simplemente se robo el show, si bien toda la banda estaba de lujo, el cantante y frontman encandiló a una explanada entera. El embelesado público ya no podía más, los cuerpos temblaban de emoción y The Killers simplemente decidió acabar con todos en el clímax de la noche. “I got soul but im not a soldier” fue gritado con tanta fuerza que volaron millones de papeles por los aires en un momento que solo puede ser imaginable en los sueños.

Se fueron con All These Things That I’ve Done pero ya todos sabemos cómo es la jugada. Esperamos poco mientras colgaban la bandera nacional sobre el resplandeciente piano. Así regresaron, estaban dispuestos a terminar con nosotros, acá acababa todo, pero si debíamos morir, lo haríamos gozando.

Jenny was a friend of mine11.15. Sam´s Town fue la elegida para el regreso; sin embargo, nada se compara a lo que nos siguió. Mark tomaba su bajo y se posicionaba a la luz de los reflectores para marcar el inicio del final, uno de los mejores riffs del pop empezaba a sonar con todo el peso de Jenny was a friend of mine. Las vibraciones de sus cuatro cuerdas fueron inolvidables. Por último, el final perfecto llegó con When You Were Young. “He doesn’t look a thing like Jesus, but he talks like a gentleman” gritábamos mientras bocanadas de humo volaban desde el escenario hasta el cielo que finalmente concluyeron con una catarata de fuegos artificiales. Uno de los finales más mágicos que hemos visto.

The Killers se fue luego de hora y media de concierto, fugaz e intenso, como la juventud. Por fin siento lo que significa el calor del público en un concierto así de masivo. Este fue la primera vez que una banda llega en su momento, no 20 años luego, por eso todos respondimos con la euforia al máximo. Solo se es joven una vez en la vida y vivir el concierto de la banda de tu generación en el momento no tiene precio.

Actualización 06/12/2009: si deseas escuchar el concierto completo, dale clic aquí y podrás descargarte el concierto que nos ofreció The Killers.

Set List:

1. Human
2. This Is Your Life
3. Somebody Told Me
4. For Reasons Unknown
5. Bones
6. The World We Live In
7. Tranquilize o
8. Bling (Confession of a King)
9. Shadowplay (Joy Division cover)
10. Smile Like You Mean It
11. Spaceman
12. A Dustland Fairytale / Can’t Help Falling in Love (Elvis Presley)
13. Read My Mind
14. Mr. Brightside
15. All These Things That I’ve
……………………………………..
16. Sam’s Town
17. Jenny Was A Friend Of Mine
18. When You Were Young

Los dejamos con un video de la noche:

3K Compartir