kiss-en-lima-1-conciertosperuSi me piden definir el concierto con una palabra, esta sería sin duda sorprendente. Eran las 7 de la noche del martes 14 de abril y me enrumbaba al Estadio Nacional. Al bajarme del taxi era imposible no darme cuenta de la fanaticada kissera. Caras pintadas por todos lados, polos de miles de modelos kisseros y gente con sonrisas de oreja a oreja mostraba la gran ilusión de la gente por ver a sus ídolos pintados. Al entrar al estadio empezó la primera sorpresa pero no tan buena, una cancha relativamente vacía me hacía dudar del éxito del concierto. Sin embargo, para suerte de todos, esto se fue remediando con el tiempo.

Ya eran las 7.30 de la noche y muy puntual salía una de las bandas más representativas del rock nacional. Era imposible dejar de alegrarme con ver a un grupo que fue surgiendo desde la escena subte y que ahora estaba frente a un Estadio Nacional abriendo un concierto de esta magnitud. Leusemia salió al escenario, lamentablemente con un pésimo sonido, para mostrar su repertorio basado principalmente en sus temas progresivos. Rápidamente llegaron los conocidos comentarios de Daniel F. dedicándole El asesino de la ilusión al felizmente condenado Alberto Fujimori, más preciso no pudo ser. Sin embargo, la falta de apoyo del público también hizo que suelte sus conocidas “puteadas” a la gente que no apoya. Realmente daba ganas de patear a esas personas que lo pifiaban sin ni siquiera haberlo escuchado, basados simplemente en sus prejuicios o en hacerse los bacanes.

Pero bueno, Leusemia continúo y, después de tres miserables canciones (por el tiempo), como dijo Daniel F., llegaba el punk para terminar con Al colegio no voy más. Así, Leusemia se iba del escenario, a las 8 en punto, para dejárselo a los plomos de Kiss que, como hormigas, fueron armándolo para el estallido.

Después de una hora, se acercaba el momento. Se bajó un telón gigante con el nombre de Kiss y los gritos se empezaron a sentir. Llegaba el momento de ver uno de los espectáculos más grandes del mundo. “You wanted the best, you got the best!”, un estruendoso estallido, se bajo el telón, y la banda más caliente del mundo estaba en escena tocando Deuce. El espectáculo había empezado y lo primero que podía notar fue el espectacular y potente sonido que se había conseguido. Paul Stanley, Gene Simmons, Tommy Thayer y Eric Singer estaban frente a un Estadio Nacional casi lleno y el público empezaba con el complejo de periodista y, con cámara en mano, comenzaba a grabar todo. ¿Cuándo se darán cuenta que el concierto se vive en el momento y no al día siguiente frente a una pantalla?

gene-simmons-en-lima-conciertosperuSin embargo, Kiss sabía cómo llevar el concierto por el buen camino y, desde un comienzo, empezaron con todas las mañoserías para ganarse al público. Ellos eran los dueños de la noche y sabían que podían hacer lo que querían. Continuaron con Strutter y Got to choose en donde se empezaba a notar que la mayoría de gente había ido para solo escuchar hits y que realmente no eran fans que se sabían todas las canciones (la verdad me esperaba eso de Kiss). Pero eso no duró mucho cuando llegó Hotter than hell y Gene Simmons se preparaba para escupir fuego de la boca.

El concierto continuaba y parecía que Kiss necesitaba un público más pilas y con esto empezaba sus jueguitos de coros para empilar a la gente. De esta manera, todos gritaban a más no poder dando una muy buena respuesta. Finalmente, para terminar de meterse el público al bolsillo, recurrieron al nacionalismo y, mencionando las ciudades donde ya habían tocado, provocaron los abucheos del público para terminar nombrando a Lima y decir que éramos el público número uno. ¿Dirá eso en todos los país para volver locos a todos o realmente somos los número uno?

Todo seguía con canciones del disco Alive. Así el concierto se mantuvo a un mismo nivel mientras Paul Stanley seducía a las muchachas con movimientos ridículos y Gene Simmons sacaba la lengua y miraba fijamente a la gente. Por su lado, Tommy Thayer se centraba más en su guitarra y aprovechaba cada solo para mostrar su presencia mientras Eric Singer detrás de la batería parecía no pasar un buen día ya que no dejaba de gritarle a su asistente y llegaba al punto de tirarle varias baquetas a su sonidista para que reaccione (la verdad no sé si lo hacía para llamar la atención o realmente tenía problemas).

Cada uno de ellos tuvo su solo. Primero fue Tommy Thayer en la guitarra mientras el escenario se llenaba de humo para pasar a Wachin’ You. Luego, seguía el turno de Eric Singer que en 100 000 years aprovecho para hacer su solo mientras se elevaba. El público estaba loco y seguía respondiendo a cada llamado de los caras pintadas.

Un poco de Stairway to Heaven (Led Zeppelin) y la gente enloquecía. Paul Stanley un poco equivocado pregunto ¿quieren eso?, pensando que los peruanos solo escuchamos Kiss. Este fue respondido con un fuerte ¡sí! a lo que se hizo el sordo y dijo “no ¿no?” y continuó con Black Diamond. También a mi lado se escuchaba a uno gritar “¡tú no estás a la altura de tocar Zeppelin!” lo cual me pareció realmente acertado. Si bien Kiss se maneja uno de los mejores espectáculos del mundo, el punto sobresaliente, sin duda, no es el musical.

Así se acercaba el final de la primera parte con el súper mega hit Rock and Roll All Nite. Papeles por todos lados, también cámaras por todos lados, y el público reaccionaba por su cuenta volviéndose loco. Todo el estadio en una voz unánime saltando como cantaba la canción. Fuego y pirotecnia por todos lados y Kiss se iba para preparar la segunda parte del concierto.

kiss-en-lima-publico-conciertosperuDespués de algunos coros del público que poco a poco va aprendiendo algo más de variedad, salieron nuevamente los caras pintadas. Se acercaban los momentos más emocionantes de la noche. Después de que Paul Stanley rompiera su guitarra, llegó Lick it up para dar paso a una de las partes que más sorprendió. Gene Simmons aparecía armado con su bajo de hacha sobre un escenario de luces verdes. El concierto se transformaba en un espectáculo teatral con este personaje que miraba fijamente a diferentes partes para luego botar sangre por la boca. Finalmente, este salió volando a la parte superior del escenario para empezar a cantar desde arriba I Love it Loud. Pude parecer muy estúpido, pero verlo en vivo realmente es espectacular.

Luego, siguió el turno para que Paul Stanley haga lo suyo y mientras tocaban Love Gun se aproximo al lado derecho del escenario para emprender su vuelo al centro del estadio para cantar desde la consola. Sin duda este concierto estaba pensado al milímetro para envolver al público y volverlo loco. Así el concierto llegó a su espectacular final con Detroit Rock City y un fantástico espectáculo pirotécnico.

Este concierto fue algo espectacular a pesar, como mencioné antes, de que la banda prioriza el show antes que la música; sin embargo, esto es totalmente valido sobre todo si vas a hacer un espectáculo tan grande como el de la noche de ayer, martes 14 de abril. La producción se portó muy bien y cumplió con todo lo prometido. La única crítica puede ir al público que en su mayoría solo fue para escuchar unos cuantos hits y filmar todo el concierto. Sin embargo, cada uno tiene su manera de vivir el concierto. Algún día se darán cuenta que el concierto se vive mejor en el momento y no frente a una pantalla.

Así terminó el estallido del Estadio Nacional y niños, jóvenes y adultos se enrumbaron a sus casas o a seguir la fiesta.

Fotos por Miguel Bellido y Musuk Nolte

Set List:
Intro por los parlantes: Won’t Get Fooled Again (The Who)
Deuce
Strutter
Got To Choose
Hotter Than Hell (Gene Simmons lanza fuego por la boca)
Nothin’ To Loose
Partes de Guantanamera y Cucurrucucu Paloma cantada por Paul Stanley
C’mon And Love Me
Parasite
She (con un solo final de Tommy Thayer)
Watchin’ You
100,000 Years (con un solo de Eric Singer en la mitad)
Cold Gin
Let Me Go Rock And Roll
Black Diamond (con parte de Stairway To Heaven (Led Zeppelin) al empezar)
Rock And Roll All Nite

———————————————————–
God Gave Rock N’ Roll To You
Forever
Shout It Out Loud
Lick It Up
Solo de bajo por Gene Simmons (vuela sobre el escenario y chorrea sangre por la boca)
I Love It Loud
I Was Made For Lovin’ You
Love Gun (Stanley vuela hasta la consola)
Detroit Rock City
Final por los parlantes: God Gave Rock N’ Roll To You II

Los dejamos con videos del concierto:
[HTML1]

[HTML2]

10 Compartir