oasis-en-lima2El sueño llegó a su fin. El grupo que hizo historia en los 90´s y fue la banda sonora de la vida de muchos pisó la capital peruana y logró que un sueño se vuelva realidad. La noche de ayer, 30 de abril, quedará grabada de por vida en las más de 40 mil personas que hicimos lucir el Estadio Nacional de Lima totalmente lleno después de bastante tiempo. Eran las 7 de la noche y las ansias se apoderaban de mí, era la hora de enrumbarme al concierto. La historia del tráfico se repetía, pero eso no importaba, estaba a pocas horas de ver a aquellos personajes que a los 6 años me empezaron a romper el cerebro con canciones que poco a poco se quedaron grabadas en mi inconsciente.

8.00. El estadio ya mostraba que iba a ser una noche incomparable. Los nacionales de Turbopótamos salían en escena para empezar a rockear con su singular rockabilly. Elegantes para la ocasión fueron recibidos con un “¡Oasis, Oasis, Oasis…!”. Era de esperarse, gustarle a un estadio que ya lucía casi lleno seguramente no es tarea fácil. Sin embargo, poco a poco se podía notar como algunos cuerpos se empezaban a mover y la respuesta positiva del público se sentía cuando la mayoría se sumaba a los aplausos para seguirles el ritmo. Si hay algo que recalcar, esto fue el sonido y las luces que les dieron e hicieron sonar a los Turbos como nunca. Con un repertorio basado principalmente en sus últimas canciones, cerraron con No me meto y un cover a Sex Pistols, Anarchy in the UK. Finalmente, después de 30 minutos, se retiraron anunciando que faltaba poco para los grandes.

9.00. El sueño empezó. Fuckin’ in the Bushes y el público se volvía loco, la masa de gente se movía de una lado a otro y, según comentaron, se pudo ver chicas que no contuvieron la emoción y empezaron a salir desmayadas entre el público. La emoción era total. Seguía Rock ‘n’ Roll Star, todos saltando y cantando juntos “¡tonight, tonight I’m a rock ‘n’ roll star!”. Los gritos del público al terminar cada canción eran inevitables y los Gallagher empezaban con las miradas retadoras entre ellos, parecía una lucha de quien era el dueño de Oasis. No faltó mucho para que la arrogancia de Liam se notara y buscara que griten su nombre señalándose como diciendo “aquí, yo soy Oasis”.

El concierto continuó y así llegaron temas como The Shock of the Lightning, Cigarettes & Alcohol, The Meaning of Soul, y To be Where There’s Life. El calor del público era insoportable a pesar de la noche fría y los personajes con complejo de periodista que no dudaron en sacar sus cámaras durante todo el concierto. Waiting for the rapture continuaba hipnotizando a la gente introduciéndola en un sueño de nunca acabar.

Aunque la conocida actitud parca de los Gallagers ponía en riesgo un concierto monótono, esto no ocurrió en Lima. El público esta noche cautivó a estos hermanos conocidos por ser unas piedras que no reaccionan por nada. Así, en la noche de ayer, se pudieron escuchar palabras como “This is the best city in years”, frase que estoy seguro los Gallagers no sueltan así nomás. Noel con su guitarra anunciaba que venía Slide Away para seguir con Morning Glory, Ain’t Got Nothin’, The Importance of Being Idle, y I’m Outta Time. Poco a poco se iba preparando el ambiente perfecto para las canciones guardadas en el inconsciente de todos. El pedido para que toquen Live forever era incontenible; sin embargo, Liam tenía la respuesta precisa llena de soberbia: “You too”.

oasis-en-limaPero esta soberbia no era ningún impedimento para que la noche sea única. Liam se acercaba al micrófono y anunciaba Wonderwall. Uno de los acordes más conocidos de los 90´s estaba sonando en el Estadio Nacional de Lima lleno de miles de almas cantando y recordando aquel video en blanco y negro que marcó parte de nuestras vidas. Era imposible no recordarme sentado frente a MTV “cantando” esta canción a los 6 años. Ahora, 12 años después, los tenía frente a mí en vivo. Sin embargo, esto no había acabado. Los Gallagers querían terminar la primera parte con todos enloquecidos. Así fue como llegó Supersonic para introducir a todos en un mundo inexplicable. Simplemente increíble. La gente estaba enloquecida y Oasis se retiraba para volver y dar la estocada final.

Noel salía junto a su guitarra para rendir al público a sus pies. Se venía uno de los momentos más increíbles de la noche, Don’t Look Back In Anger. Un Estadio Nacional donde no entraba la emoción de todos. La gente cantando la canción desde el alma como si fuera la última de su vida. El concierto ya estaba llegando a su fin, faltaban las tres últimas canciones.

Falling Down, Champagne Supernova, y I Am The Walrus. Muchos estaban viviendo el momento de sus vidas, Liam bajaba del escenario para saludar a las primeras filas enloqueciendo a todos nuevamente después de haber lanzado su pandereta minutos previos. Sin duda un gesto muy especial sobre todo de una persona que no suele hacer eso en ningún lado. “You are the fucking number one. See you in 5” , decía Liam conmoviendo a todos ya que él no es de aquellos artistas que suelen dicir frases así en cada ciudad que va. Oasis terminaba su concierto, un concierto que quedará grabado en nuestra cabeza para siempre y que esperamos volver a ver en un futuro no muy lejano.

¿Faltaron canciones? De hecho que sí pero era de esperarse. El concierto de ayer igual estuvo genial. Así el sueño llegó a su fin y salí del concierto mientras en mi cabeza Oasis seguía haciendo de las suyas.

Escrito por Santiago Silva (@santiago)

Set List

  1. Fuckin’ in the Bushes
  2. Rock ‘n’ Roll Star
  3. Lyla
  4. The Shock Of The Lightning
  5. Cigarettes & Alcohol
  6. The Meaning of Soul
  7. To Be Where There’s Life
  8. Waiting For The Rapture
  9. The Masterplan
  10. Songbird
  11. Slide Away
  12. Morning Glory
  13. Ain’t Got Nothin’
  14. The Importance of Being Idle
  15. I’m Outta Time
  16. Wonderwall
  17. Supersonic

————————————

  1. Don’t Look Back In Anger
  2. Falling Down
  3. Champagne Supernova
  4. I Am The Walrus (The Beatles cover)

8K Compartir