El día domingo 24 de julio será una fecha que no olvidaré con facilidad y estoy seguro que los que pudieron asistir al concierto de Yellowcard en Lima tampoco olvidarán. Pues hace muchos pero muchos conciertos, a raíz de este llamado “boom”, que no vivía la emoción que encontré en los primeros conciertos que fui en mi vida. Yellowcard llegó para encontrarse en una emotiva y muy positiva noche con sus seguidores peruanos.

Para explicar la emoción vivida la noche de ayer, es necesario hablar de los conciertos de punk nacional con los que aprendí la experiencia de ver música en vivo. Épocas en las que en MTV rondaba videoclips de bandas de punk pop skater de letras cotidianas y graciosa. Épocas en las que videoclips como el de Way Away rondaban por la tele mientras uno pensaba en lo lejana que eran esas bandas pero que a la vez sabia que en Lima existía un público que todos los fines de semana reunía a entre 2 mil y hasta 8 mil personas en los ya casi extintos festivales.

Ese sentido de comunidad, de darle todo el cariño posible al artista, de dejarlo todo en la cancha lo sentía perdido y tuve que luchar un poco contra ese concepto con el que yo asociaba la música en vivo pues hoy en día muchos de los conciertos que vemos en Lima son solo eventos sociales a los que uno va a ver un show, a que lo entretengan unas cuantas horas.

Pues Yellowcard demostró ayer que existe una gran diferencia entre una banda que sabe manejar a su público y una que le demuestra verdadero cariño y respeto a sus fanáticos, porque sabe que gracias a ellos es que están donde hoy están, y ese agradecimiento mutuo se concreta en el concierto.

Pero solo hubo una cosa que me dejó un sabor amargo a la noche, encontrarme con un recinto a medio llenar. A mis 15 años, cuando imaginaba bandas como Yellowcard tocando en Lima, era inevitable asociarlo con un local repleto, el calor de los cuerpos pegados un al otro, el olor a cigarro y sudor, un enorme pogo en las canciones fuertes, torsos desnudos, fans enamoradas, etc. No me imaginé un local con baranda que dividan el primer piso ni cientos de seguridades con cara de pocos amigos. Por eso, sé que es fácil resaltar los errores después de cometidos pero la mitad de los precios y el doble de gente hubiese sido lo necesario para darles a Yellowcard y su público lo que merecen.

Pero que el ambiente no fuese el propicio para un concierto de punk no limito la entrega de los asistentes que desde un inicio dieron todo de sí. O no recordarán los pogazos que se armaron cuando Ryan Key nos pidió un “circle pit”. O les contaré que de la nada me cayó del segundo piso una manzana envuelta en una bandera del Perú, la abrí y no se me ocurrió nada mejor que tirarla al escenario para que inmediatamente uno del staff corriese y la colocase sobre uno de los parlantes, para que luego otra bandera sea colocada en el lado derecho y finalmente Ryan se pusiese la camiseta del Perú y besara el escudo mientras nos saludaba por el tercer puesto. O cuando saludaron a Luddo y Salida Fácil, demostrándoles su respeto pues no son simples “teloneros”, sino otras bandas con las que compartieron escenario. O cuando Ryan habló de la piratería y que no le importaba que le pirateemos su música con tal que nos llegue y podamos concretar nuestra relación de artista y fanático en el concierto. Esos son gestos que demuestran, como ya dije, la diferencia entre una banda que le tiene cariño a sus fanáticos y sabe que ellos son la base de su éxito a una banda que solo hace un show y maneja al público.

Pues nadie puede negar que la gente de Yellowcard no estuviera emocionada de tocar en Lima, casi tanto como nosotros de verlos tocar en nuestra ciudad. Al final de concierto Ryan Mendez tiro una botella de agua que cayó en mis manos, al ver la gente sudada de haberlo dejado todo en el concierto no se me ocurrió mejor cosa que salpicarle a todos el agua para refrescarlos, son cosas que se me quedan de las épocas punk.

Y disculpen a los fanáticos que esperaban de esta una crónica que detalle el show, pero realmente no conocía más que unos cuantos videoclips de la banda, pero después de la noche de ayer estoy seguro que escucharé con más atención esta banda y estaré preparado para su regreso a Lima, como prometieron. Solo esperemos que esta vez no haya baranda que divida las zonas y por lo menos vaya el doble de gente. Igual se le agradece a la producción el esfuerzo de traernos a Yellowcard, solo que en conciertos tan emotivos como este, es inevitable exigir que se le ofrezca tanto al artista como al público el ambiente perfecto.

Setlist:

  1. For You, And Your Denial
  2. Way Away
  3. Down on my head
  4. Breathing
  5. Light Up the Sky
  6. Rough Landing, Holly
  7. Life of Leaving Home
  8. With You Around
  9. Sing for Me
  10. Fighting
  11. Empty Apartment
  12. Only One
  13. Five Becomes Four
  14. Ocean Avenue
    Encore:
  15. Hang You Up
  16. Believe
  17. Lights and Sound

°La primera foto es gracias al Twitter de Yellowcard y la segunda es de Gino F. Barquinero de la banda Luddo.

Ahora los dejamos con el tema Down on my head de Yellowcard en Lima.

Y el video de Luddo tocando el tema No quiero verte más.

  • Josue Cordova

    Aparte del concierto de Paul y de Sting que fueron looooos conciertazos del año, he asistido a los conciertos de Fito, Ed Kowalzcyk, Avril, y Yellowcard hasta ahora… en mi cajon descanzan las entradas para Limp Bizkit, Red Hot y Pearl Jam… LIMA me va a dejar en la BANCA ROTA jajajaja pero en fin, es verdad que el concierto de Yellowcard fue tan pero tan intenso que lo único que pude atinar a publicar en mi wall del Face saliendo del concierto fue… ESPECTACULAR… que manera de hacer un concierto, que manera de conectarse con la gente… En este concierto, al que fui solo, (otra vez), conocí a un simpático par de parejas que, desde los balcones, compartimos una agradable noche Javier el chino, el día Oswaldo de Youtube, (con su fractura en la mano) y el duo de las Andreas. En fin, cante tan fuerte que como dice una canción de Yellowcard… grite mis pulmones afuera!!! y se la mande a mi mejor amigo que está allá en MD.

    Ryan no solo se ganó a la gente, Sean es simplemente un genio con el violín, y el baterista ni que decir, es un monstruo…

    En un comienzo hubo algo que me dio mucha bronca, ver el local tan vacío, que trate de convencer al de seguridad Bulldog que hablara con su supervisor y propusiera que todos bajemos xq era absurdo y ridículo estar tan separados y tan dispersos y q no se nos vea como una masa… pero nada, mi intento fracasó, pero no hay peor guerra que la que no se intenta, así que por ese lado estoy satisfecho…

    En fin, luego del bodrio de bandas que tocaron como teloneros (sorry pero las cosas como son), las cuales no solo sonaron pésimo, sino que sus canciones eran repetitivas, los ritmos muy similares, la voz de el vocalista de este grupo Ludo, parecía de niña, y de este otro grupo me mate de la risa cuando dijo “esta es la canción que mas me gusta, les gustó?” y se escuchó a una chica gritar “Noooo!!!” jajajajaja priceless!!! XD en fin, eso pasa cuando los jurados de los concursos de bandas de garaje, resultan ser los mismos productores musicales de estas banduchas dirty-poperas, que deciden que suena y que no en sus ya conocidas radios… (se dan cuenta que todo es un circulo vicioso), hacen ganar a bandas como esta Ludo, Adammo y los Zing, o Toing, o como michi sea…

    Ay ay ay, en fin, les faltan taaaanto a las bandas locales, y se notó a penas sonó Yellowcard con esa fuerza y esa explosión que hizo que “20 gatos”, valgamos más que un local lleno de gente muerta…

    Espero que vuelvan, que los precios sean mucho mas accesibles, y que no lo hagan el día de una re-inaguración de un estadio nacional puesss, que nos robó a tooooda la gente… más ganzos!!! jajajaja

    Saludos.

    Josue

  • Juan Yellowcard

    Buena crónica, fue un CONCIERTASO!!, el mejor de mi vida.
    Y solo una aclaración, en buena onda claro, el termino es: Circle Pit, no “circle pig” 😉

    • Gracias por el comentario. Sí, en mi ignorancia y poco entendimiento del ingles, siempre pensé que era circle pig. Ahorita lo cambio.

      Igual Ryan creo que pedía que corramos en circulo, a lo concierto de diazepunk pero la gente vio el hueco, no la captó y se mandó con todo a lo concierto de contracorriente… jajaja. igual me he divertido como chancho en todos los fugaces pero intensos poguitos que se armaron. No se le podía pedir más a la gente, se portaron lo mejor que el mismo ambiente les permitió. De verdad que no me divertía así hace mucho en un concierto.

      Saludos,

  • Andrea

    Te odio y a la vez te envidio
    En tus palabras hay emoción
    y para mi hay remordimientoooo!! maldito viajeee xD

    • Entiendo esa envidia y justamente eso fue lo que me dio pena del concierto, saber que como los pocos que fuimos existían en Lima miles de fanáticos de Yellowcard que pudieron haber estado en el concierto si el bolsillo se los hubiese permitido.

      Yo creo que conciertos como estos pueden ser masivos y al alcance de todos en vez de ser exclusivos para una élite con dinero. No sé de organizar concierto pero mi modesta opinión es que es mejor un concierto de 2000 personas a 100 la entrada que uno de 1000 personas a 200 soles la entrada.

      Bueno, ahora solo queda esperar el regreso de Yellowcard, que seguro será uno de los regresos más emocionantes pues esta banda tiene fanáticos de verdad y no curiosos que van al concierto como quien va a cualquier otro evento social.

      Saludos,

      • FIEND

        Es que obvio que habrían fanáticos de verdad, porque con precios así ni un sapaso se atreve a pagar jeje, me vacila algo la banda, hubiese ido sino fuera por la entrada y los conciertos que más quiero ir. Un caso notable lo fue NOFX que con 110 lucas general llenó ese local y la gente fue una locura, sin duda marco un antes y después de conciertos punk rock en Perú, me refiero a ke acabando ese conciertos muchos colgaron sus tabas pogueadoras ke la acompañaron tantos años para un nuevo aviso. Este es uno de los videos ke más me emociona ver de conciertos en Lima: http://www.youtube.com/watch?v=HmeayIt8jmM se tiene ke repetir.

        Disculpa si no hablé mucho de Yellowcard es que no fui jaja, pero el tema no sale de las líneas de la música.

  • Pingback: nar9.pe – Actualidad Peruana » Crónica: Yellowcard C.C. Scencia 24 julio 2011()