Andrew1Andrew Bird pasó fugazmente por Lima para sorprender a todos los que pudieron entrar la noche de ayer, miércoles 27 de febrero, al íntimo concierto que dio en la Discoteca Gótica de Larcomar. Los encargados de abrir la noche fueron los nacionales de Kanaku & El Tigre pasada las 11 de la noche. Con una contundente propuesta folk armaron el ambiente perfecto para el plato fuerte de la noche.

Cuando Andrew Bird apareció en escena todo cambio. Subió solo, tomó su violín y empezó un viaje interno él solo junto a su violín y algunos pedales. La casi siempre parlante Gótica, en donde casi siempre todo el mundo habla durante los conciertos, enmudeció frente al impecable músico que teníamos al frente. Él hacía sonar su violín como nadie más, haciéndolo vibrar con rasgueos, punteos o usando el arco. Su dominio era inminente, su voz también matizaba a la perfección las melodías y sus silbidos parecían ser un compromiso propio por hacer honor a su apellido.

Andrew2Tras la introducción él en solitario, apareció su banda para complementarlo, aunque ya muchos se conformaban con él solo y su sorprendente talento. La noche continuó, Gotica lucía llena y con un público enganchado con el artista y coreando las más conocidas. Por su parte Andrew Bird se mantenía ensimismado con su música delirando sus letras. Tomaba su guitarra, luego su violin, después se pasaba al xilófono y así durante el concierto complementándolo con sus esquicitos silbidos y cálida voz.

Así tras un par de horas sobre el escenario Andrew Bird dejó satisfechos a todos los que pudimos ser parte de este íntimo concierto. Cosas como estas no se ven todos los días en Lima, y los que estuvieron dentro me darán la razón.

Los dejamos con el video de Give it away ayer en Lima: