La recientemente estrenada película Bohemian Rhapsody ha pasado a convertirse en el segundo filme sobre una banda musical con mejor recaudación. Anteriormente Straight Outta Compton (2015), basada en el grupo de rap N.W.A., consiguió llegar a la suma de US$ 60.2 millones en su estreno.

En las últimas horas, los distribuidores pronosticaron que la cifra de la película sobre Queen, en el primer fin de semana para Estados Unidos y Canadá, estaba bordeando entre 35 millones y 40 millones de dólares, según las estadísticas de comScore.

queen

Y si expandimos las cifras a nivel internacional, los cerca de 122 millones de dólares que se habrían recaudado cuentan cómo básicamente las personas de todo el mundo han abarrotado las salas de cine para saber un poco más sobre el vocalista de Queen, el inmortal Freddie Mercury. No obstante, la crítica no ha sido tan positiva como se hubiera esperado, ya que se han dejado en evidencia las irregularidades en la veracidad y fidelidad de los hechos mostrados en la película.

Freddie es recordado como una de las leyendas en la historia de la música y esto se debió a que siempre proyectó una imagen cruda y transparente, poniendo en sus canciones y en sus presentaciones todo de sí, sin esconder ni pretender algo que no fuera. Las reglas no estaban escritas para él y es ahí donde radica la principal crítica hacia el filme: se ha tratado de guardar mucho las apariencias y evitar el qué dirán de quien fuera en vida Farrokh Bulsara.

bohemian rhapsody

Por un lado, si bien podemos apreciar al actor Rami Malek haciendo un buen trabajo reencarnando a Mercury, se acusa a la película de que este retrato de Queen ajustado a la calificación de mayores de 13 años no permita que el público pueda salir de ver la película descubriendo nuevos pasajes de la vida de Mercury (nada que vaya más allá de lo que uno podría encontrar fácilmente en Wikipedia o en tantos artículos y libros publicados). Además de unas visibles licencias creativas que decidieron tomarse probablemente a favor del drama.

A continuación les mostraremos los principales errores en la historia de “Bohemian Rhapsody” que el director Bryan Singer y su guionista Anthony McCarten llevaron a la pantalla grande:

1. La sexualidad de Freddie Mercury

Uno de los aspectos más resonados en la vida de Freddie Mercury ha sido su fluida sexualidad, la cual quedó bastante resumida, llegando incluso a distorsionarse la realidad. En la película, cuando él le confiesa a su pareja Mary Austin acerca de su contemplada bisexualidad, ella le responde de manera tajante que él es gay y con ese juicio es que se cierra la discusión. La película decide etiquetar al artista a su manera, cuando en realidad es sabida la etapa en que mantuvo relaciones con otras mujeres además de Mary, como la actriz alemana Barbara Valentin.

2. Sus relaciones íntimas

Y hablando de relaciones, en la película se narran hechos que distan de cómo surgieron originalmente tanto la relación sentimental con Mary Austin y Jim Hutton. Según Singer y compañía, Freddy y Mary tuvieron su detonante la misma noche en la que el vocalista fue admitido en Smile, pero en la vida real ella estuvo saliendo primero con Brian May y por ello Freddy prefirió pedirle permiso a Brian para poder salir con ella luego.

En cuanto a Freddie y Jim, el hombre que lo acompañaría durante los años previos a su muerte, se muestra que Hutton formaba parte del servicio de la mansión de Mercury y que se conocieron más durante una de las famosas fiestas del artista. No obstante, lo cierto es que Jim Hutton era peluquero en el Hotel Savoy y conoció al líder de Queen en un club, además de que fuera presentado a los padres de Freddie como su jardinero, ocultando su relación homosexual.

freddie mercury relaciones

3. El diagnóstico

Llegando al clímax dramático de la película, vemos cómo nuestra leyenda se entera que ha contraído el VIH antes del concierto del Live Aid, continuando con una emotiva escena en la que le cuenta de ellos a sus compañeros de banda. Pero no, Freddie Mercury descubre que era seropositivo allá por el año 1987, llevándolo esto a componer una de sus canciones más fuertes: “The Show Must Go On“, la cual no suena nunca en el filme de 2 horas de duración.

Freddie, junto al actor Rock Hudson y el pianista Liberace, fueron de los primeros grandes artistas en morir a causa del sida, lo cual tampoco es exponenciado en la película. Solo bastó un pañuelo ensangrentado, una visita médica y una dramática conversación con sus compañeros de grupo para refererise a esa enfermedad, perdiendo la oportunidad de ser un mensaje político y social para nunca olvidar.

4. La formación de Queen

El origen de la banda británica fue mucho más complicada de lo que se relata. En la película, un desconocido Mercury lograba entrar a la formación después de impresionar cantando un tema acapella a Brian May y Roger Taylor en el parque de estacionamiento, tras la salida de Tim Staffell, cantante y bajista de Smile. Sin embargo, Freddie era un viejo conocido de Staffel y un gran fan de Smile que pasó mucho tiempo queriendo ser parte de la banda hasta que terminó entrando como su reemplazo en 1970.

Algo parecido ocurrió con el ingreso de John Deacon, quien aparece tocando en el filme desde el primer concierto de Queen en 1970, cuando en realidad su debut en la banda ocurriría en 1971, después de que habían probado tener en la posición de bajista a más de un músico.

5. La separación de Queen

Si bien es cierto que todos en la banda estaban agotados del ritmo que habían adquirido con las giras y grabaciones, Queen nunca llegó a separarse, al contrario de lo que en la película se sugiere bajo la excusa de que Freddie firmara un contrato de 4 millones de dólares para realizar dos discos en solitario.

En 1981, Roger Taylor lanzó su primer disco en solitario titulado Fun in Space. Esto fue 4 años antes de que Freddie Mercury publicara Mr. Bad Guy, su debut solista. Ninguno de ambos trabajos causó problemas determinantes entre los integrantes de la banda, quienes en 1983 comenzaron a trabajar en su álbum The Works.

roger-taylor-freddie-mercury-discos-solistas

678 Compartir