El pasado jueves 5 de julio, se dio un importante debate sobre un problema que atraviesa la industria musical peruana, y en particular el rock/pop nacional: su falta de difusión en las radios nacionales. Organizado por el Centro de Estudiantes de Comunicación Social y el Centro Federado de Letras de la Universidad de San Marcos, el conversatorio “La problemática de la difusión radial del Rock & Pop nacional” juntó a distintas figuras de la escena local para resolver a partir del diálogo la dificultad que atraviesa este sector de la industria musical peruana.

Los músicos Salim Vera (Libido), Walter Cobos (Ni Voz Ni Voto), Iván Fajardo (Índigo), Veronik (Valium), el organizador de conciertos César Ramos (Vivo X El Rock), el programador Mirko Oré (Oxigeno, Studio 92) y el periodista Wili Jiménez (Rock Achorao) debatieron durante casi 4 horas sobre el complejo problema que afrontan los artistas nacionales para aparecer en la radio. Como las dos grandes conclusiones se llegó a (1) la necesidad de exigir a las radios el uso del espectro radial (que es un bien público) de forma democrática incluyendo música peruana para fomentar la diversidad y el desarrollo de las muchas otras escenas musicales que se encuentran en desigualdad de oportunidades y (2) la urgente necesidad de un gremio que represente a los músicos peruanos.

Conversatorio-San-Marcos

Foto: Marco Coria

¿Por qué es necesario exigir música peruana en las radios nacionales?

No todas las escenas musicales se encuentran en igualdad de condiciones y oportunidades para llegar al público oyente. La enorme cantidad de dinero y poder que se mueve desde los grandes sellos discográficos para promocionar a sus artistas y los negociosos que se generan a partir de ellos hace que otras industrias de menor tamaño encuentren cada vez menos espacios de difusión en los medios tradicionales. Por eso muchos países han optado por exigir cuotas que regulen la difusión de su industria nacional en las radios. Por ejemplo, Canadá, España y Francia tienen una cuota de 50%, Argentina un 30% y Australia un 25%.

En el caso peruano, en el 2013 tuvimos una iniciativa impulsada por Walter Cobos y Percy Céspedez que buscaba hacer efectiva la ley por el 30% de cuota de producción nacional entre la música que pasan las radios peruanas. Este se convirtió en un proyecto de ley que el legislador Sergio Tejada presentó al Congreso. Sin embargo, el proyecto que buscaba proteger a la industria nacional no tuvo el apoyo que necesitaba.

La problemática se puede ver claramente en el porcentaje de música peruana que se transmite en estas radios nacionales especializadas en rock/pop:

  • Radio Mágica: 0% música nacional
  • Radio Doble Nueve: 1% música nacional
  • Radio Oxígeno: 3% música nacional
  • Radio Planeta: 0% música nacional

En el conversatorio se habló de la importancia de que los músicos peruanos se unan para luchar por tener mayores oportunidades de difusión en nuestros medios de comunicación. Salim Vera fue firme diciendo que “el Ministerio de Transportes y Comunicaciones tiene que regular. Que haga su chamba (…) Es un derecho.

Es por ello la necesidad de que los músicos del rock/pop peruano unan fuerzas que les permita luchar por objetivos comunes para el desarrollo de su industria musical, como es el caso del cine nacional por nombrar un ejemplo cercano. Iván Fajardo fue bastante firme al decir que “No somos una industria. Son varios intentos aislados“.

Foto: Tirando Dedo

¿Por qué es necesario tener música nueva en las radios nacionales?

Mirko Oré, el programador de Radio Oxigeno y Studio92, nos reveló la forma en que las radios miden el enganche del oyente para elegir qué canciones pasar en su programación. Mediante un estudio de mercadeo en el que le muestran a un grupo de personas los 7 segundos más reconocibles de una canción, se decide qué temas entraran a la programación. La conclusión es bastante desalentadora: el oyente peruano cambia de canción si no reconoce inmediatamente el tema que está sonando.

Es por este tipo de estudios de mercadeo que los dos conglomerados de radio más grandes del Perú (CRP y RPP)  seguirán pasando las mismas canciones que vienen haciendo durante décadas. Este modelo de negocio lleva años reforzando la tendencia en el oyente peruano de no interesarse por otros temas que no sean este reducido catalogo de canciones al que ya está acostumbrado.

Este método refuerza el estancamiento en la industria musical nacional que le cierra las puertas al desarrollo de nuevos artistas como también a los nuevos temas de los artistas ya conocidos por la audiencia. De ahí que incluso Salim Vera encuentre pocos espacios para difundir sus nuevos temas con Libido. Las radios y los oyentes solo están interesados en escuchar la música que hizo 20 años atrás.

Foto: Marco Coria

¿Quiénes son los responsables y cómo resolvemos el problema?

Según el estudio de “Las preferencias musicales de los peruanos” realizado en enero del 2017 por GFK, el rock se encuentra en quinto lugar por debajo de la cumbia, salsa, huaynos y las baladas con un 6% de preferencia en el Perú. Mientras que la “Radiografía social de los gustos musicales en el Perú” del Instituto de Opinión Pública de la PUCP realizada en octubre del 2017 pone al rock en español en sexto lugar por debajo de la cumbia, balada, huayno, salsa y música criolla con un 18% de preferencia en el país.

Está claro que el rock no es de los géneros más populares en el Perú y nadie pretende que el rock desplace a la cumbia, la salsa o el huayno en el país. Pero tampoco se puede negar que el rock/pop es un género que identifica a muchos peruanos y es industria musical que merece un espacio en nuestro país. En el conversatorio hemos visto números ejemplos que demuestran que cuando se le da una oportunidad, esta puede ser una industria con mucho potencial.

Wili Jimenez resaltó el éxito que tuvo Radio Insomnio y Tv Insomnio de Sergio Galliani a inicios de los 00s. De igual manera, Iván Fajardo recordó el apoyo que tuvo el rock/pop peruano de Radio Miraflores y América, lo que permitió el desarrollo de una sólida escena musical a inicios del nuevo milenio. Por su parte, Mirko Oré demostró que intercalar un tema nuevo y un tema conocido como parte de la programación fue una fórmula que funcionó bastante y que podría ayudarnos a salir del círculo vicioso al que está acostumbrado el oyente peruano.

Sin embargo, muchas de estas iniciativas se encuentran enfrentadas a los intereses económicos de las dos principales coorporaciones radiales, quienes no están dispuestas a fomentar el desarrollo de la industria nacional a expensas de sus modelo de negocio. Por eso es necesaria la regulación a través de políticas y leyes que le permitan a esta industria musical abrirse un espacio en este modelo que le cierra las puertas. Los ejemplos de políticas y leyes que fomentan las industrias culturales sobran en países que protegen y fomentan a sus artistas creando industria.

La lucha más importante y urgente que debe enfrentar esta industria musical es por la cuota en las radios. Según el estudio del Instituto de Opinión Público de la PUCP, el principal medio que usan los peruanos para escuchar música sigue siendo la radio con un 54% frente al 10.6% que representan las plataformas digitales por Internet como YouTube y Spotify. Pero para lograr este importante paso es necesario que los músicos de la escena local se unan para enfrentar estos pedidos como un colectivo.

Estos son solo algunos puntos que se trataron en las casi cuatro horas que duró el debate en la UNMSM. Los dejamos con el video completo de este importante conversatorio entre distintos involucrados de la industria musical peruana de rock/pop:

1K Compartir