Una inusual pedida de mano durante la presentación de Ves Tal Vez sorprendió al público del Taytakunan Festival 2018. Un joven llamado Pedro subió al escenario para enviarle un mensaje de amor una chica llamada Andrea, desatando aplausos y gestos de apoyo de parte de los asistentes.

Mi nombres es Pedro y tengo algo muy importante que decirle a Andrea. En estos momentos no llego a verte pero yo sé que tú sí me estás mirando. Te amo y hoy, frente a todo este hermoso público, quiero dar el siguiente paso contigo. Quiero que estemos juntos para toda la vida. Solos, tú y yo, tú y yo. Quiero que seas mía.

Sin embargo, su discurso comenzó a ponerse cada vez más extraño causando distintas reacciones de incomodidad. De pronto los aplausos y gritos se volvieron en silencios incómodos mientras Pedro seguía sus palabras:

Te necesito demasiado y no voy a permitir que me dejes nunca. No quiero que nadie se meta entre nosotros, que no se meta tu familia, que no se metan tus amigos, que la gente de tu chamba no te ande diciendo cosas. Tienes que hacerme caso porque sabes que puedo perder el control”.

Los asistentes del Taytakunan no sabían cómo reaccionar ante lo que era un claro ejemplo de violencia contra la mujer de parte de su supuesta pareja sentimental. Finalmente, indignados por las palabras de Pedro, la gente le gritó que se retire del escenario.

A mi lado te esperan días de llanto, de desesperación. Te prometo que siempre voy a estar ahí, preguntándote con quién has estado, por qué hablas con ellos, por qué te andas vistiendo así. Sé que me estás escuchando. Quiero humillarte y que sepas que no vales nada. Quiero que me tengas miedo y que sepas que esto nunca va acabar y que es para siempre. Andrea, ¿te gustaría pasar el resto de mi vida conmigo?

Ante el repudio del público se pudo ver un mensaje en las pantallas que decía “Los agresores no avisan. Por eso, al primer signo de acoso o violencia, denuncia. Infórmate gratuitamente llamando a la Linea 100“. La supuesta pedida de mano era un performance del Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán que buscaba concientizar sobre el derecho que tienen las mujeres a vivir libres y sin violencia.

Este 2018, más de 32 mujeres fueron víctimas mortales de la violencia machista y otras 82 sobrevivieron. En el contexto además del caso de Eivy Ágreda, quien fue quemada en un autobus por su pretendiente Carlos Hualpa, es necesario y urgente informar sobre este grave problema que padece nuestra sociedad.

Acá les dejamos el video de la campaña vivida en el Taytakunan Festival 2018.

193 Compartir