La industria de la música se está viendo fuertemente afectada por la pandemia del coronavirus. Con los conciertos prohibidos en gran parte del mundo, se detuvo el principal motor de la industria de la música en la era digital. En este panorama, los artistas independientes son los más vulnerables y en quienes debemos volcar nuestra atención.

¿Cómo afecta el coronavirus a la industria de la música y qué podemos hacer para ayudar? Estrechar nuevos lazos entre artistas y público es una solución. En tiempo del COVID-19, el mecenazgo podría traernos un nuevo Renacimiento.

1. Cómo hacen los artistas para ganar dinero de la música

Derechos de autor, música grabada y sus regalías

A pesar de las diferentes formas en que se distribuyen las ganancias, ya sea la industria de los grandes sellos con sus contratos 360 o las industrias independientes con su autogestión, la raíz está en los derechos de autor y sus regalías

A inicios del siglo XX, las tecnologías de grabación y en especial la aparición de la radio dieron forma a la industria de la música como la conocemos hoy en día. Desde entonces tenemos la división entre la música hecha por las grandes casas discográficas, distribuida en los medios de comunicación masivos, y la música independiente o de industrias periféricas. 

Si bien hay una gran brecha entre la producción independiente y la de las grandes disqueras, en ambas la cosa funciona básicamente así: 

Un autor compone una canción y la presenta a un sello discográfico. El sello decide grabar esa canción, publicarla y distribuirla en diversos formatos (CD, caset, vinilo, digital…). La canción llega a la radio, Spotify, iTunes, YouTube u otras plataformas de streaming para que el público pueda escucharlas. Esas plataformas pueden cobrarle una suscripción al oyente o recaudar de la publicidad que se genera en su espacio. 

Ahora bien, en el caso peruano no es muy común que los artistas consigan contratos mayores con disqueras transnacionales y es por ello que contamos con varios sellos independientes y de autogestión. Cómo se reparten las regalías entre el autor y el sello varía según contratos. En nuestro país, el autor puede estar representado por una asociación como APDAYC y el sello discográfico por UNIMPRO.

Música en vivo y otros negocios

Ya sabemos todos que desde que entramos en la era digital, los oyentes nos hemos acostumbrado a escuchar música de forma gratuita. Felizmente no nos basta con tener las canciones en nuestros teléfonos y los conciertos se han convertido en el lugar ideal de encuentro entre artistas y su público. Por eso la industria de los conciertos y festivales de todo el mundo se han convertido en una enorme fuente de ingresos.

Antiguamente las giras sirvieron para promocionar los discos. Hoy en día se dice que el disco sirve para promocionar el concierto, o incluso que el streaming sirve para promocionar el concierto. En todo caso, son parte de una cadena que nunca debe estar separada: el mundo online y el mundo real. 

Camilo Vega, músico y director para Altafonte Network en Centroamérica y región, explica: 

“Entendemos que todo desarrollo artístico, para tener una buena performance en streaming, tiene que tener una buena performance en su vida física. Si se rompe este eslabón de la cadena hay un pequeño problema porque quizás el streaming se vea afectado, sobre todo en carreras artísticas en desarrollo. En carreras artísticas con un fanbase consolidado, el confinamiento en espacios cerrados podría ser un momento clave para fomentar el streaming”

2. Cómo afecta el coronavirus a la industria de la música peruana

Las noticias sobre giras canceladas han sido el pan de cada día desde el brote del coronavirus. Las circunstancias han llevado a que muchos artistas se vean en la necesidad de posponer sus grabaciones, lanzamientos, negocios y demás planes para los próximos meses.

Artistas y sus planes pospuestos

Gonzalo Calmet, músico peruano y Gerente de Productos Internacionales de Sony Music Perú, nos cuenta sobre la cancelación de la temporada que tenía como parte de la banda de Wendy Sulca en una conocida discoteca de Miraflores. 

«Con Wendy Sulca teníamos toda una temporada en el ValeTodo DownTown de un mes completo de shows y solo se dio el primero. Después hay otros eventos considerados para más adelante que se han puesto en stand by. Como cualquier empresa, en este negocio musical uno hace sus proyecciones financieras y contempla esos ingresos, pero inevitablemente todo eso ha cambiado. Incluso a nivel de estrategia de lanzamientos, estos se ven afectados porque de momento hay una sobre-información y una sobre-atención referente a esta coyuntura de la salud, por lo que hoy por hoy, lanzar una canción que no tenga que ver con el contexto podría salir un día, corre el riesgo de verse apabullada por otra información y pasar desapercibida.”

Wendy Sulca, Rubén Albarrán y Gonzalo Calmet en concierto. (Foto: 27 Studio)

Arturo Quispe de Necio Records, uno de los sellos peruanos de música underground con mayor éxito a nivel extranjero, nos cuenta que su lanzamientos en vinilo y conciertos que tenía programados se han visto congelados por la situación:

“Iba a sacar unos vinilos que estoy haciendo ahorita en Europa. Es una tanda de cuatro discos en los que está el segundo de El Jefazo, el primero de Parahelio, la banda argentina Knei y la banda brasilera Saturndust. Me va a afectar porque no voy a poder traer los discos en la fecha programada y lo más probable es que mi fecha de entrega se aplace demasiado. Y ya pagué todo entonces voy a estar en rojo. (…) El  65% de mis ventas son al exterior. En Perú y Latinoamérica, que es básicamente México y Chile, sería el otro 35%. Los principales países del extranjero que me compran son Estados Unidos, Reino Unido, Holanda, Francia, Alemania, Australia y un poco Japón. “

Otros afectados han sido las productoras de conciertos que han tenido que cancelar o posponer las presentaciones programadas en marzo y abril en nuestro país, que además están entre los meses con mayor cantidad de conciertos nacionales e internacionales. Los shows de LP, Guns N Roses, Ana Curra, Lauv, Deicide, Pat Metheny, Richard Claiderman, Young The Giant, The Lumineers, IDLES, Andrés Calamaro son algunos de los conciertos afectados en Perú.

Jean Essenwanger, encargado de marketing en Artes Perú y TQ Producciones y también mánager de bandas nacionales, comenta:

«Nuestra primera opción, al ver la relevancia de este virus y ver las medidas que se estaban tomando, era reprogramar los shows para la gente no esté tan bajoneada con el tema de que estén cancelando el show de un artista que habían estado esperando. Probablemente esas fechas sean para la segunda parte del año o finales de la segunda parte del año»

Andrea Martinez, la artista nacional cuya principal fuente de ingreso es la música, también señala algunos aspecto positivo que podemos encontrar en esta situación: la producción de nueva música desde casa.

«Hay una parte que en verdad sí me está yendo bien, que ha sido afectado positivamente. Yo estoy terminando mi primer disco que se llama Drama y da la casualidad que lo estoy produciendo con mi hermano Arturo Martinez. Entonces los dos vivimos juntos y los dos tenemos nuestros equipos aquí, así que básicamente estamos avanzando el disco como locos. Le estamos dando mucho cariño y eso nos distrae bastante. Lo estamos tomando muy alegremente, pero obviamente por otra parte estamos necesitando de ayudas económicas inmediatas pues estamos no muy bien ahora.»

El público y su comportamiento durante la crisis

Está claro que las personas no pueden asistir a eventos sociales y que su atención está en el coronavirus pero puede que sus hábitos en casa estén afectado a la industria de la música sin darnos cuenta. Según el reporte de IFPI sobre la industria de música grabada a nivel mundial, el streaming representa la mitad de los ingresos. Parece que en tiempo de coronavirus, estamos escuchando menos música.

En Italia el streaming de las 200 canciones más escuchadas de Spotify cayó en un 23% al comparar las reproducciones del 17 de marzo con las de 3 de marzo. En Estados Unidos cayó 13%, en España 12%, en Reino Unido 10%  y en Francia 2%. Sabemos que la gente escucha más música los viernes y sábados, cuando quieren divertirse y pasarla bien. ¿Será que la gente está escuchando menos música en Spotify o que en momentos como este necesitamos escuchar algo más personal que el top200?

Camilo Vega de Altanfote menciona dos principales preocupación, que disminuya la publicidad y que los usuarios dejen de pagar por suscripción: 

“Cuáles son posibles efectos adversos que podría traer la pandemia del coronavirus. En primer lugar, podría haber una disminución de anuncios en todo el universo de Google. Si bien muchas personas pueden estar viendo más videos y el streaming aumenta, no necesariamente aumenta la publicidad asociada al streaming, más bien decrece. Ahí hay un tema que hay que monitorear día a día. También habría que monitorear si empieza a haber una migración a fin de mes de usuarios premium que descienden al modo free. Tengo esos dos temores pero no entro en pánico. Quiero revisarlo con estadísticas diaria, semanal y mensual.”

3. La música en Internet

¿Puede el streaming salvar la industria? Si y no. Necesitamos seguir escuchando y compartiendo, eso está claro. Pero Spotify paga poco. Lo sabemos desde ya bastante tiempo con estrellas como Thom Yorke, The Black Keys, Pink Floyd, Taylor Swift y varios más que se quejan de los porcentajes que reciben por streaming. Por eso es necesario buscar medios más directos de llevar dinero del público al artista.

Pedro Ávila, violinista y cantautor que forma parte de We the Lion, Le Miner Swing y El Último Templo, deja bastante claro que los artistas no pueden depender exclusivamente del streaming. 

Spotify no es una fuente de ingresos, como ya todo el mundo lo sabe. Es más como una plataforma para ofrecer tu producto y darte a conocer y poder encontrar clientes potenciales, pero digamos que la parte fundamental del negocio es tocar en vivo.”

Gonzalo Calmet de Sony Music explica la enorme brecha entre las cifras que generan los artistas más escuchados y los emergentes. Los músicos de públicos pequeños son los más afectados y a la vez los que dependen más de sus redes sociales para sobrevivir en momentos como estos:

“Ponte a pesar en una banda como AC/DC que no está girando hace buen tiempo o artistas que ya no están en vida como Michael Jackson o Elvis Presley. Ellos generan una cantidad de streamings brutales a nivel digital, pero el balance definitivamente puede llegar a ser distinto con muchos otros artistas. Hay artistas más digitales, hay artistas más de conciertos.”

Gustavo De La Torre, comunicador audiovisual, empresario y manager de artistas como Wendy Sulca, Samaez y Luis Baca, nos cuenta sobre la importancia de la venta de merch para bandas consolidadas en la escena local como Difonía y Diazepunk

“Conozco gente que trabaja con Difonía y Diazepunk, y la venta de merch les sirve muchísimo. No solo en polos, sino también ropa y gorras. Ese tipo de cosas son importantes como ingreso, pero nunca van a compararse al ingreso de show en vivo, al menos en este país. La realidad es que, a menos que hagas un show por streaming en Youtube, no le estás generando ninguna regalía a los músicos. Es un tema de exposición y que como todo el mundo dice seguir con la música y que no se quede callada ni apagada. Pero, al ser gratuitos, no genera regalía a nadie.»

David Núñez, cofundador de LaFlor Records, bachiller en Ciencias de la Comunicación y músico con 10 años de experiencia, explica que el panorama es igual en escenas más pequeñas para públicos nicho. El sello independiente LaFlor Records se siguen sosteniendo con la venta de sus ediciones con copias limitadas y en formatos de colección:

“La presencia online (plataformas streaming y descarga directa) son necesarias para visibilizar a les artistes y al sello pero no generan una ganancia sustancial. Lo que ingresa más directamente a las bandas es la venta de ediciones en físico y merch (polos, bolsos, pines, etc).”

11° Feria de discos y sellos independientes (Foto: Espacio Fundación Telefónica Lima)

Blanca Segura, comunicadora y gestora cultural fundadora de Puente Sonoro, entiende que hoy por hoy, las plataformas digitales siguen siendo un espacio más accesible conectar a los artistas con su público pero es necesario buscar otras formas de ingreso. Este es un momento para ser creativos al momento de crear contenidos exclusivos para los fans:

“Probablemente la forma que está más al alcance de la gente sea escuchar a las bandas en las plataformas digitales. Creo que ahí también está el reto de las bandas y de quienes las manejamos de qué tan creativo podemos ser con otras formas de ingreso. Por ahí se puede hacer un meet & greet virtual a través de un pago único, también se puede separar merch exclusiva o generar algún tipo de contenido exclusivo para los fans. Eso también va a depender mucho del tipo de banda y del tipo público, así como del alcance y de las formas de comunicación que estas tengan. Pero creo que la forma más general es el hecho que las escuchen en plataformas digitales, plataformas de streaming.

Este viernes 20 de marzo, Bandcamp renunció a su comisión de las ventas generadas en su plataforma para ayudar a los artista. En cuanto a Spotify, ya hay peticiones para que triplique su regalías a los artistas en su plataforma.

En nuestro país, la ticketera Joinnus ha creado un espacio llamado JoinnusLIVE en el que los artistas podrán seguir ofreciendo concierto online y generar ingresos a través de donaciones y venta de merch, entre otros beneficios.

Redes sociales y comunicación en crisis

Antiguamente, los artistas dependían de medios como la radio, televisión o revistas para comunicarse con sus seguidores. Hoy en día les basta con un teléfono y conexión a Internet para entablar comunicación con su público.

Gonzalo Calmet tiene bastante claro que en momentos como este, los artistas que han trabajado en sus redes sociales disponen de una herramienta fundamental.

“Este contexto es el que afecta más a los artistas de nicho. En cuanto a medio de consumo, si eres un artista que únicamente funciona bien en conciertos y no tiene bien su plataforma digital, estás jodido porque no vas a poder accionar. 

En los últimos días hemos visto a artistas Alejandro Sanz, Jorge Drexler, Fito Páez y varios más haciendo conciertos vía streaming logrando varios millones de espectadores.

“Una acción como esa, donde el artista se conecta con su fan, inevitablemente repercute en el consumo del artista a nivel digital, en el consumo de merch, en fidelización del público. Viéndolo desde un punto de vista estratégico a nivel de negocio en la industria musical, son los artistas que han reaccionado de manera más inteligente” agrega Gonzalo Calmet.


Mauricio Monard y Alexándra Sánchez, fundadores de Kids On Coffe Management, resaltan la importancia de ser creativos.

«Aunque sabemos que el streaming puede tomar un rol importante en este momento, de todos modos, existe una incertidumbre en cuanto al tema económico. Además toca ponerse creativo para jalar la atención de la gente, básicamente es como buscar una nueva forma de producir con tus conocimientos.»

4. Qué podemos hacer en esta situación

Artistas: diversificar y ser creativos

La idea del artistas que se dedica exclusivamente a su arte quedó atrás. Para sobrevivir en una industria como la música, es necesario conocer todos los procesos que llevan la canción al oyente. Por eso, un músico responsable debe también conocer su negocio y los medios para comunicarse con su audiencia.

Si un artista trabaja de forma 360, da conciertos y está conectado activamente en sus plataformas digitales, inevitablemente va a poder encontrar la oportunidad de negocio. Ahí es donde quizás el músico debe ser más empresario. Darle la vuelta y recordar que la industria del entretenimiento es gigante y amplia. A la hora de dedicarse a la música, más allá de entregar el corazón y arte, creo que también hay que pensar en los ingresos. La idea es que todos los músicos deben tener una mentalidad emprendedora y de innovación para darle la vuelta a cualquier contexto. Más allá de este contexto actual del coronavirus, igual se cancelan shows por diversos motivos en otros momentos del año. Las coyunturas están todos los días en distintos formatos.” explica Gonzalo Calmet.

La responsabilidad del público

El público juega un rol fundamental en esta situación. Esta es la oportunidad para dejar de ser simples espectadores y tomar un rol protagónico. En tiempos de coronavirus, compartir música es nuestra principal forma de acción, especialmente la música de artistas independientes, emergentes o de industrias periféricas. Este es el momento de tomar conciencia en qué música elegimos consumir.

Para Gonzalo Calmet, armar playlist personalizadas es una forma efectiva de ayudar:

El público puede jugar un rol creativo. Así como el asunto de los festivales, en el mundo digital el festival se traduce como la playlist. Las playlist personalizadas donde los usuarios las crean y pueden tener una playlist muy bien curada con títulos creativos. “Cómo sobrevivir al coronavirus con el mejor rock nacional”, cosas así.  El artista también debe fomentarlo, al fin y al cabo, es una relación de ambos. El artista no es nada sin su público y el público tampoco tiene nada que consumir sin el artista.”

Luis Alvarado de Buh Records ve esta situación como una oportunidad para reflexionar sobre nuestros hábitos de consumo y la forma en que escuchamos música.

“Esto no es solo económico, es un tema también de estado de ánimo. Es un contexto complicado, y no es tan simple decir apoyen a los artistas. No es solo un problema de los artistas, es un problema global en donde todos estamos afectados; sin embargo, estamos acostumbrados a vivir a tanta velocidad, que quizá esto nos ayude un poco a sentarnos a replantear muchas cosas que uno hace y madurar. Era necesaria esta pausa. Definitivamente nada va ser igual luego.

Está claro que compartir música es el primer paso para ayudar. Pero también necesitamos plataformas que faciliten el comercio entre artistas y público de una manera más directa. Recordemos que en el siglo XV el mecenazgo permitió el surgimiento de un movimiento cultural como el Renacimiento. Este podría ser el momento de un nuevo renacimiento en el siglo XXI.

En Estados Unidos hay varias instituciones que están apoyando a sus artistas locales durante la crisis del coronavirus. En Perú tenemos los Estímulos Económicos para las Artes del Ministerio de Cultura que este año entregarán 2.5 millones de soles para fomentar las artes escénicas, visuales y la música. La primera convocatoria está abierta hasta el 30 de abril.