El rock te arrastra al sexo, al aborto y al satanismo, fue lo que en pocas palabras dijo el nuevo jefe de la Fundación de las Artes en Brasil, Dante Moldivani, en un vídeo de YouTube que ya no es posible encontrar en la red.

Extrañados ante su declaración, el equipo de Conciertos Perú se contactó con Erik Baumann, guitarrista de Dan Dan Dero y especialista en musicoterapia. Este nos aclaró el panorama:

No hay ningún estudio –al menos que yo conozca– en el que se haya hecho una correlación entre rock y sexo. Entiendo que puede haber una romantización sobre lo que significa ser rockero y su estilo de vida, pero [la de Moldivani] es una idea bastante desfasada. Hay chicos que hacen rock y son tranquilazos”.

Ciertamente, estamos a siete décadas de aquellos días en que el rock ofendía a los adultos. Incluso Fat Mike, de NOFX, se ha preguntado: ¿Cuándo el punk rock se volvió tan seguro? Pero no nos desviemos, ¿es el rock un ‘afrodisiaco’, por decirlo de algún modo?

La música no te lleva a hacer algo, a excepción de cositas como caminar al mismo ritmo. En cambio, como elemento aislado sí incita estructuras a nivel neurológico y muchos recursos cognitivos. Por ejemplo, estabiliza el ritmo cardíaco, mejora la oxigenación de la sangre y disminuye el dolor, pero conductas per sé no…”, aseguró Baumann, quien es parte de la junta directiva de la Asociación Internacional de Música y Medicina.

Asimismo, sobre el género musical de la polémica, agregó: “Muchas personas encuentran en el rock una manera saludable de expresar una sensación poco agradable en el cuerpo, como el que canta ‘me gustaría sacarle la mugre a todo el mundo’. Más que un facilitador de la violencia, para mí el rock es salud, una vía de desfogue”.

Como música de fondo para tus reflexiones, te dejamos con una canción de Dan Dan Dero: