Por @danielefecto

Muchas veces los trabajos solistas guardan cierto nivel de semejanza con la banda de donde se desprende el artista. En el caso de Nicolás Duarte definitivamente no es así y debo confesar que, personalmente, no he conectado con La Mente y Cuchillazo, razón por la que le di atención a este disco. Creo que siempre podemos dejarnos sorprender por la música.

Las Fiestas del Olvido (2020) es la segunda producción de Nicolás Duarte. Un álbum que transita entre el folk y el alternativo en nueve tracks que contaron con la participación de distintos músicos. Resalto el aporte vocal de Jimena Guinea y Valeria Valencia (Dan Dan Dero) y el complemento de músicos como Pedro Ávila (We The Lion) en el violín, Fernando Gonzales (Kanaku y el Tigre) en los trombones; entre otros, que con su talento y experiencia nos dejan un material distinto y contundente. Debo mencionar también que la mezcla del mismo ofrece una distribución impecable de muchos ingredientes, ese trabajo ha sido muy importante para apreciar mejor todo en conjunto. Recomiendo escuchar con headphones.

Nicolás Duarte logra transmitir algo personal, pasional y nostálgico con cada tema en las canciones de Las Fiestas del Olvido (2020). Las mismas que se ven apoyadas por el material fotográfico que incluye imágenes tomadas por mujeres peruanas en distintos tiempos y que guardan distintos significados vinculados al recuerdo y al olvido.

Vamos con el detalle track por track:

  1. Canciones De Amor en MI Menor: es la invitación perfecta para escuchar todo el álbum. Teclados, trémolo en las cuerdas, melodía hecha con solo de guitarra, trombones impecables y violines finísimos.
  2. Quisiera: hay un efecto muy sutil en las voces de Jimena Guinea y Valeria Valencia, buenísimo. Por momentos este track me recuerda a «The sky is a neighborhood» de Foo Fighters, muy bien logrado.
  3. Entre el Plomo y el Asbesto: como en todo el álbum, impecable mezcla. Me gusta cómo resaltan las guitarras acústicas y las armonías que se construyen junto a violines y teclados.
  4. Las Fiestas del Olvido: canción que le da nombre al disco. Hablemos de las letras y de cómo, a través de metáforas, Nicolás nos da detalles de vivencias e historias. Nadie escapa de las fiestas del olvido. Esta canción levanta.
  5. Que Venga Silbando: el equilibrio del álbum, un track en donde el teclado se deja lucir de principio a fin. Me lleva al inicio del Mellon Collie And The Infinite Sadness de Smashing Pumpkins.
  6. Superficie: las percusiones son todas contundentes en este álbum, es imposible no moverse con el ritmo que marcan, súmale la guitarra eléctrica desafiante, el teclado imparable, las voces bien trabajadas y tenemos uno de los mejores tracks.
  7. Trenes: Nicolás Duarte en todo su esplendor, esta es una de las más achoradas del disco. Destaco la lírica y cómo a través de efectos en las voces se construye una especie de diálogo.
  8. Yo Recuerdo: Pedro Ávila sabe darle alma a cada canción y proyecto en donde lo he escuchado tocar. Fino.
  9. Acá Lloraban: puro sentimiento. La música y la percepción pueden ser subjetivas; en mi caso, identifico mucha nostalgia aquí, respaldada por cada timbre, por cada capa de armonías y por cómo evoluciona el track hasta cerrar el álbum.

FAVORITAS DEL DISCO: CANCIONES DE AMOR EN MI MENOR, QUISIERA, LAS FIESTAS DEL OLVIDO, SUPERFICIE, TRENES.

SI DEBO ELIMINAR UNA: QUE VENGA SILBANDO

PUNTUACIÓN: 8/10

Escúchelo y evalúenlo ustedes también.