Un reciente reporte de la compañía BuzzAngle -la cual recolecta data del consumo en el ámbito musical- señaló que en el 2018 la venta de discos y canciones cayó a comparación del año anterior, mientras que la demanda de streaming musical se disparó en considerable medida.

De acuerdo a la compañía analítica estadounidense, tal parece ser que el servicio de streaming musical comienza a reemplazar al de venta: la demanda de streaming en audio sentó un nuevo récord al alcanzar 534.6 billones de transmisiones el año pasado, 42% más que en el 2017. Por el otro lado, la comercialización de discos disminuyó en un 18.2% y la venta de canciones también mostró una caída del 28.8%.

Como ejemplo, se reportó que de toda la música consumida por los estadounidenses el año pasado, el 77% fue a través de servicios como Spotify y Apple Music, dejando solo un 17.3% a la venta de álbumes y un 5.7% a la venta de canciones y sencillos.

No obstante, cabe indiciar que si bien el panorama no es del todo positivo, se podría rescatar que la venta de formatos clásicos como el vinilo y el cassette mostró números alentadores de cierta manera con 11.9 y 18.9% de crecimiento, respectivamente.

Aquí te dejamos con un cuadro ilustrativo del reporte de BuzzAngle:

buzzangle venta discos streaming