Por @danielefecto

Creo que a veces es injusto decir que un álbum es el debut de un artista cuando ha habido muchos años, mucho esfuerzo y trabajo detrás. Por eso considero que TIEMPO (2020), de Steph Chaparro, es más que solo su primer disco. Se trata de una artista con mucho bagaje, entre bandas de covers y participaciones en programas de canto en la TV.

TIEMPO (2020), es un disco de pop rock de diez canciones lanzado el último 2 de octubre y que comenzó a trabajarse hace seis años. En su desarrollo también se vieron involucrados David Chang (We The Lion, Adrián Bello, Cristina Valentina, entre otros) y Adrián Mendoza (Autobus, Elisa Records). Me llama la atención la sección de agradecimientos del álbum; en ella, Steph hace mención a «mamá Ida» por la motivación a escribir en español, creo que me hubiera gustado escuchar algo en inglés, a modo de bonus track. La temática es muy personal, creo que es un disco de amor, pero de amor propio.

Sobre el disco, vamos por partes. A nivel vocal Steph Chaparro es impecable. Tiene un timbre bien marcado, claro, preciso y explosivo, pero no abusa de este último aspecto. Se ha pensado muy bien cuándo aprovechar esta característica. A veces las armonías en las voces ayudan a destacar aún más las cualidades de un artista, pero en este caso no es así, la voz brilla por sí sola sin muchas armonías de por medio.

Musicalmente encontramos gran apoyo en las cuerdas tanto acústicas como eléctricas; teclados super sutiles, pero necesarios para «colorear» algunas canciones; ni qué decir de las baterías con José Roberto Terry y Javier Honorio (este último es uno de mis bateros locales favoritos). En resumen, una muy buena mezcla, digerible, sencilla, encantadora y con fuerza.

Vamos con la revisión track por track:

  1. TIEMPO: Una canción llena de entusiasmo, perfecta para invitarnos a escuchar todo el álbum. Tiene un aire rocknrollero super fresco. Ojo con el bridge de esta canción, finazo.
  2. PUNTO MEDIO: Las armonías de voces que aparecen durante los coros lo son todo. Puntos extra a la batería, sus progresiones y al solo de guitarra.
  3. TÚ: Una canción musicalmente tranquila, pero que deja a la voz estallar y calmarse al mismo tiempo.
  4. NO ME QUEDO CALLADA: Uno de los mejores tracks, combina distintos elementos desde el inicio, potente.
  5. SEÑALES: Este álbum tiene un sello marcado entre las calmas y las progresiones. Bien logradas en aportes instrumentales.
  6. A TU LADO: Destaco el trabajo en los teclados de este y otros tracks, llegan a ser un gran complemento para Steph.
  7. ANGUSTIA: La feeling del álbum y el equilibrio previo a la recta final.
  8. NO PIDO MÁS: Me atrevo a decir que es una de las canciones «con más sabor» musicalmente hablando. Buenaza.
  9. LA CUOTA: Definitivamente las canciones guitarreras le van demasiado bien a Steph. Se nota cómo lo disfruta y juega más con la voz.
  10. Y ES QUE NO PUEDO PARAR: Gran cierre, con fuerza, contundente. ¡No pares, Steph!

FAVORITAS DEL DISCO: TIEMPO, PUNTO MEDIO, NO ME QUEDO CALLADA, SEÑALES, Y ES QUE NO PUEDO PARAR.

SI DEBO ELIMINAR UNA: ANGUSTIA

PUNTUACIÓN: 8/10