ec1_concert_crowdEl 2008 definitivamente quedará marcado como el año en el que los conciertos en Perú encontraron su rumbo. El Perú parecía condenado a vivir el resto de sus años con los mismos artistas de siempre que no se cansaban de llegar año tras año mientras las grandes estrellas solo pasaban sobre nuestro cielo. Sin embargo, una milagrosa propuesta de reducción de impuestos llevó a su fin esta absurda condena. Gracias Luciana.

Eran finales del 2007 y los rumores se iban asomando, algunos se cumplieron y otros aún los esperamos. Los primeros encargados en sorprender en el 2008 fueron, sin duda, Collective Soul, Deep Purple, los ex The Doors y The House of Love. Sin embargo, también se empezaron a crear falsas ilusiones con los anuncios de Rush, The Cure, y Smashing Pumpkins que nunca se realizaron. A esto se sumaron las “postergaciones” de Mago de Oz y Sepultura como también la cancelación de New York Dolls. Pero esto recién empezaba y muy pocos imaginaban que a pesar de esto el 2008 sería el año de los conciertos.

Se acercaba la mitad del año y llegaba un de los primeros bombazos para los metaleros, después de Sonata Artica, era el turno de Helloween y Gamma Ray, concierto que fue calentando los motores a pesar de su criticada producción. Junto a esto, el reggaetón no se quedaba atrás y presentaba un festival soñado por los amantes del género: Sean Paul, Tego Calderón y Daddy Yankee en un mismo escenario.

Era Junio y llegaba el primer quiebre en la historia de los conciertos: Megadeth en Lima. El nombre Alberto Menacho junto a su empresa ArtEs sonaba por todos los blogs, webs y foros de música. Por fin alguien realmente arriesgaba y con nada menos que Megadeth, concierto que marco uno de los puntos importantes de esta historia y aunque no mostro una asistencia masiva, fue la primera leyenda que hizo estallar al público peruano. Pero Menacho no había terminado con esto y le puso la cereza a este pastel con nada menos que Joe Satriani, el mejor espectáculo, musicalmente hablando, con un hombre que no tiene límites con su guitarra.

El Perú parecía haber encontrado la luz y se empezaba a anunciar el festival que marcaría la pauta para futuros espectáculos: el Motorokr Fest 2008. Se llegó a negociar con grupos de la talla de My Chemical Romance pero finalmente se llegó a un cartel liderado por Goo Goo Dolls. Todo iba a la perfección hasta que un comunicado en la web de la banda principal anunciaba que el concierto en Lima no era real y que los Goo Goo Dolls no se presentarían en nuestra capital. Este vergonzoso episodio se cerró con la “postergación” de este festival que ya había ilusionado a varios.

Sin embargo, esta pequeña traba no acabaría con la ascendente secuencia de conciertos. La agenda continuó con conciertos como Molotov, Evoc, Paquito D’ Rivera, Agnostic Front, L.A. Guns, Sodom, Boy George, Israel Vibration, Mercedes Sosa, Alesana, Fito Páez, Loquillo, Ratt, entre otros que iban preparando los motores para el mes dorado: Noviembre.

Era 26 de octubre y la avalancha empezaba con Andrés Calamaro, concierto que se dio después de 10 años de espera y el gran pedido de su club de fans, los K-lamares. Todo continuó en Noviembre, mes que parecía un sueño que no dejaría respirar a ningún amante de los conciertos. Todas las semanas se presentaba algo especial y así llegó Duran Duran, Kylie Minogue, Jesus and Mary Chain, New Found Glory, Animal Collective, Comeback Kid, Cyndi Lauper, entre otros. Pero este mes no hubiera sido lo mismo sin
Coqui Fernández y su empresa People & Music.

fidoEra hora de cerrar con broche de oro el año y esto estaría a cargo del Lima Hot Festival que unió a dos grandes bandas internacionales en vigencia: R.E.M. y Travis en el Estadio Nacional de Lima mostrando por primera vez en el Perú un espectáculo de esa talla y con un público totalmente anonadado. Sin embargo, Coqui también tenía la cereza para su pastel y cerró Noviembre con una fiesta total a cargo de Los Fabulosos Cadillacs. El Perú en menos de un año había logrado escalar varios peldaños y colocar los cimientos para convertirse, en un futuro no muy lejano, en una plaza de primer nivel para los conciertos.

Ahora, sin duda, en el 2009, hemos empezado con el pie derecho. Qué mejor comienzo del año que con Iron Maiden, Backstreet Boys, James Blunt, Willie Colón junto a Marc Anthony, Soul Asylum, Orishas, Los Pericos, Attaque 77, Bouncing Souls, Roger Hodgson, No use for a name, y Silverstein como conciertos ya confirmados para este prometedor año. Seguramente el 2009 nos traerá grandes decepciones como ya ocurrió con Radiohead y Elton John pero estoy seguro que llegará con más sorpresas y continuaremos con esta historia hasta llegar a ser una plaza de primer nivel.

¿Lo que nos falta? Publicidad y locales, principalmente, ojala que las empresas se den cuenta del potencial que hay en hacer publicidad en los conciertos y además se construya o remodele algún local. ¿Con quiénes podemos soñar? (pasarán por Latinoamérica) Metallica, Ac/Dc, Depeche Mode, Oasis, Red Hot Chili Peppers, Pearl Jam, Coldplay, Kiss, Paul McCartney, Green Day, Alanis Morissette, entre otros.

Pero acá no acaba todo, esperamos que también la producción de festivales y conciertos nacionales crezca y así mejoren las diferentes movidas. Si bien el 2008 fue un buen año para la música nacional, principalmente para la cumbia, esperemos que esto mejore expandiéndose a más géneros y que por fin empecemos a consumir a nuestros grupos.

¡Feliz año 2009 y que vengan más conciertos!