Crónica: Primavera Sound 2022 – Barcelona

En marzo del 2020 nadie imaginó que pasaríamos dos años consecutivos sin primaveras musicales. Se empezó una escalofriante aventura, en donde predominaron los protocolos, las limitaciones, aforos, toques de queda y la prohibición tajante causada por la debacle sanitaria a nivel mundial. De momento, los métodos usuales para escapar del estrés del día a día,...

En marzo del 2020 nadie imaginó que pasaríamos dos años consecutivos sin primaveras musicales.

Se empezó una escalofriante aventura, en donde predominaron los protocolos, las limitaciones, aforos, toques de queda y la prohibición tajante causada por la debacle sanitaria a nivel mundial. De momento, los métodos usuales para escapar del estrés del día a día, como ir a un festival o simplemente ir a un concierto se vieron frustrados.

El tiempo tal cual lo conocemos, lineal, con ondulaciones entre las emociones, tanto positivas y negativas, no sólo por el COVID, nos trajeron de vuelta a un Primavera Sound, esta vez, en el 2022.

Con esta introducción previa, ahí va el inicio de esta crónica a título personal de un festival no solo conocido, si no que necesario, en su aniversario y por partida doble.

Primera Semana

A partir de las 4 p. m. las estaciones de metro estaban llenas y no solo de gente, más bien de sonrisas y despreocupación. Un recuerdo extraño y por momentos lejano, que todos anhelábamos. Barcelona volvió a aparecer en el escenario musical internacional.

A diferencia de años anteriores, se añadieron dos escenarios más, 17 en total, 415 artistas, más de 500 presentaciones en 11 días. A pesar de más de la treintena de cancelaciones de último momento, como Massive Attack; C Tangana; Pink Pantheress, Hurray For The Riff Raff, Mura Masa, The Strokes el primer fin de semana; Afrikan Sciences, Girl in Red, Rapsody, entre otros, el Primavera no dejó de tener ese empuje característico. Y como para no quedarse atrás y no defraudar a las espectadores, decidieron añadir a bandas de igual peso como Caribou y Mogwai, dándole doble oportunidad a bandas en ambos fines de semana, entre otras cosas que se sucedieron.

El primer fin de semana inició en el pueblo español con Wet Leg, banda de indie rock creada por Rhian Teasdale y Hester Chambers en 2019. Dos mujeres que representaron y amplificaron el género musical -cabe resaltar que con un hit con más de 20 millones de reproducciones en 2021 y en plena pandemia-. Hicieron vibrar la composición en miniatura de lo que sería un pueblo típico de España, dándole el toque de choque de culturas y lo que esto genera, alegría, aprendizaje y muy buena música de por medio.

Lo que seguiría, en el clásico parque del Fórum, imprescindible volver a casa.

Empezamos por uno de los escenarios principales, Estrella Damn y cómo no, imposible que Sudamérica no esté presente. Él mató a un policía motorizado, el grupo argentino soltó 45 minutos de buena energía, tanto así que al parecer del público, se merecieron 15 minutos más por la cantidad de gente que movilizaron para ser el primer concierto del día. Unos grandes.

Ante la cancelación Girl in red, los 25 minutos de caminata al sol entre escenarios sucedió algo surreal al llegar al del BINANCE:

Les Savy Fav. Banda post-hardckore/post-punk de Nueva York. Un espectáculo que me devolvió el verdadero sentido del rock, la integración de la moda y el romper con los estereotipos. Así como la rebeldía frente al mundo y poder cerrar los ojos un rato y que la mente divague con la música.

Casi en frente a Tim Harrington, previo streap tease, vestido de ropa interior BDSM roja y una corbata, al mismo tiempo que tomaba un trago de ron con el público y sacaba una mesa del escenario, manteniendo el concierto entre una nube y Ozzy Osbourne. Quedándose en el centro 4 canciones y volviendo por medio de la multitud. Épico, musicalmente podrán decir que son etapa post, pero representaron la esencia del Rock & Roll, puro y duro.

A destacar los dos años que tuvieron para la organización, hubo detalles que se les fueron de las manos. Lo cierto es que las distancias, las colas para comprar comida, agua y porque no, alguna cerveza, así como organizar la movilización 220 000 personas, hizo imposible el tránsito con facilidad.

Finalmente me decidí por el plato fuerte de la noche.

Tame impala, sé que no necesitan mayor presentación. Hicieron lo que pensaba y mejor. Con un gran trabajo de visuales, sin nada que envidiarle a la psicodelia visual que genera un concierto de David Gilmour o Roger Waters y con el sonido a punto, además de mas de 100 000 personas que no dejaron de vibrarlo por más de una hora. Hermoso.

Y cómo no, siendo un festival prácticamente en inglés, a uno como latino siempre nos llama el sonido de una buena salsa, un reggetón antiguo y un buen baile. Dj Playero en el bolier room del CUPRA, ya casi cayendo la noche, se lució con 60 minutos en escena, no solo nos hizo bailar, nos dio un bailoteo intenso, de vuelta a los 2000´s, a 20 uñas. Siguiéndole Pablo Vittar con un funk brasileño que nos pusieron a ritmo, sacó chispas como camión que arrastra metal por la carretera. Más nada que pedir.

Para terminar la noche, fuimos al CUPRA a recordar un estilo noventero de los Dj´s de Hip Hop. DJ Shadow, pinchado en vinilos analógicos, mezclas que me hicieron revivir las andanzas a las 6 am con algún amigo del mar. No hizo falta más para irme a dormir esa noche.

Segunda semana

Ya con los dos días previos como experiencia, las distancias ya medidas y con la aplicación del dispensador de cerveza para el autoservicio descargada, llegamos más preparados y con una la lista más seleccionada. Sí exactamente eso dije, existe una aplicación de autoservicio de cerveza.

El día viernes a primera hora y siguiendo la línea del pop, era el turno de Gabriela Richardson, cantante de raíces estadounidenses y catalanas con un estilo de pop con toques de electrónica actual, intercalando entre el inglés y el español. El dato, lo que más me llamó la atención y emoción, fue ver en vivo la participación de un gran amigo, y mejor percusionista, peruano y vecino en la ciudad, Jankely Felix. Perú en la casa, con la bandera en el pecho. Lo hizo como mejor sabe.

Al cambiar de escenario, a los lejos se escuchaba a Paola, Alicia y María o Cariño como se hacen llamar. Banda nacida por Tinder, “el pop de barrio para la bajona”, no decepcionaron, historias autoreflexivos como ‘Bisexual’, ‘Mierda seca’ entre otros.

Pesiguiendo a la multitud, con las piernas algo cansadas llegué a Beck. Me puse de pie de vuelta, el sonidista hizo un gran trabajo, escuchar “Loser” en vivo fue toda una experiencia, aunque suene a cliché.

Caribou, Manitoba y Daphni, Caribou en resumen. Ésta vez sentí que la multitud me perseguía a mi, con un inicio explosivo en media noche, donde entre la brisa del mar y el sonido, parecía un club funkelectrónico con gente enardecida y aunque pareciera habernos teletransportado, seguíamos en el mismo lugar. Con los talones palpitando, las pantorrillas agarrotadas, esperando que nunca terminen aunque nos faltaran días aún por venir.

Para terminar este primer fin de semana con el éxtasis del 100% de la tribuna y en especial de los británicos. King Krule -en sus inicios conocido como Zoo Kid-, nos presentó a una banda extraordinaria que acompañada de la voz que lo caracteriza en ese menjunje perfecto de punk jazz y hip hop. Siguiéndole casi inmediatamente a los saltos y empujones, dándome dos segundos para un sorbo de agua. IDLES banda británico-irlandesa nacida en el 2009, que remeció el escenario, las cabezas, melenas y vasos de cerveza de todos los que estuvieron durante el concierto, no solo de música si no también de luces, dándole una sensación por momentos de una viñeta en blanco y negro. Así se me cerró esa noche, con oro por sol de por medio.

Ya de regreso a casa, pensando en qué las medias blancas no eran una buena idea para iniciar el primavera en la ciudad, llego el lunes. Donde sí sentí decepción. Como dije al inicio, la pandemia, las colas y la organización de esa masa en una ciudad tan pequeña era de esperarse.

El Primavera en la ciudad siempre le perteneció a la ciudad. En las ediciones anteriores, era posible darse con la sorpresa de ver bandas tocando en los parques, mercados o lugares representativos de Barcelona. La mayoría de las veces, sin anunciarse, teniendo la oportunidad de disfrutar de grupos icónicos de forma gratuita y repentina. Pero este año no fue así, ya que, la mayoría de conciertos fueron en lugares cerrados o discotecas, casi en su totalidad. Lo que desencadenó un gentío en filas interminables y puertas cerradas hasta una hora antes del inicio de los conciertos, en un verano prematuro de gran intensidad. Nunca sabremos si fue la necesidad de recuperar o poder solventar los dos años de pandemia, pero si podemos asegurar, que el Primavera en la ciudad tiene que volver a ser lo que era. Del Primavera para la ciudad y por la ciudad.

Pero de altas y bajas se trata la vida, plana y perfecta no puede ser, los festivales tampoco. Con lo que sí siempre te puedes quedar, es con la sensación de gritar en medio de una multitud que no estás del todo conforme aunque te sientas contento.

Haré una única anotación sobre lo que pasó durante esa semana. Un martes por sugerencia de un amigo, llegué a saber, para mi deleite, sobre el grupo, “LosBitchos”, el cual resultó ser una banda conformada por una uruguaya, una australiana y dos inglesas, influenciadas en y por la cumbia, teniendo a “Los Mirlos” a la cabeza netamente. Psicodelia selvática que podría llamar de la nueva ola, de la que escucharías en la combi y no solo por el pasito tun tun que hicieron desplegar a la gente en la sala Apolo. Un poco más de casa en la casa.

Ese encuentro mantuvo la llamita de la ilusión de llegar al segundo fin de semana.

Pase por Chet Faker, Interpol, Metronomy, Brittany Howard y Tyler the Creator, de electrónica jazzera dulce, escenanografías y coreografías increíbles.

Finalmente por primera vez vería a Gorillaz en vivo. Ver esas animaciones que cuando tenía 15 años me transportaban a un video de MTV, futurista. En eso no me equivoqué, fue a mi parecer el mejor concierto de todo el festival. Al final, me fui pensando que tenía la posibilidad de llegar al espacio en el auto animado de unas de las bandas que marcaron mi adolescencia. Esa sensación me pareció colectiva, al final de cuentas un mundo apocalíptico, sarcástico y divertido. Por eso siempre estaré agradecido.

Escrito por Prudencio Arriarán German-Palacios

Ayúdanos a compartir música. Si te gustó esta nota, compártela en tus redes

También podría interesarte

Nueva música por Satélite Menor. La banda peruana de dream rock estrenó 'Falso encanto del intento', una canción que abraza los corazones más sensibles
Wham!  une fuerzas con  el Dr. Ummar, la  asociación creativa de Andrew Ridgeley y Dru Masters para celebrar la gloria del...
El DJ y productor musical Kayfex lanzó su disco titulado “Atipanakuy”, el cual está inspirado en melodías autóctonas peruanas; y que...
La banda mexicana tendrá como invitado especial a Caloncho, otro artista que también vuelve a Perú. Las entradas están a la...
Los embajadores de la cumbia amazónica lanzarán pronto su nuevo Lp
La nueva canción, producida por Guy Chambers y Richard Flack, presenta letras conmovedoras, elementos de piano y cuerdas elevadas que se...
La joven cantante revelación del pop latino sigue consolidándose como una de las artistas más importantes al acumular varios hitos en...
La agrupación argentina Él Mató a un Policía Motorizado confirma su concierto en la capital peruana este 22 de septiembre en el C.C.Barranco.
Mag Pershing vuelve al ruedo con “Viene y va” su nuevo sencillo parte de su próximo EP que será lanzado en...
FEID lanza su nuevo sencillo, “Si Te La Encuentras Por Ahí”, el cual será su 5to sencillo del 2022. La canción...
El EP audiovisual ya disponible en YouTube pertenece al Brigada de Negro Fest VI realizado en Teatro Municipal de Lima.
Llega por primera vez a Lima-Perú para presentar su más reciente single “Dulce Amiga Mía” de su nueva producción Live Session....
Dúo electrorock ya prepara el lanzamiento de su segundo álbum “La fuerza de mi voz” Con un videoclip de buena factura...
La nueva representante de la música urbana peruana realizó cinco shows que le abren camino a nuevas propuestas.
La banda peruana Artibüs presenta “Obsesionado” último sencillo que retrata la evolución de la confusión de un supuesto amor a lo que sería una obsesión.
El rapero argentino Wos se presentará por primera vez en nuestro país este 17 de septiembre en el Plaza Arena de Surco.
Este 13 de agosto se dará el festival “Juntos En Concierto 2022” y conversamos con Mario Bautista, el artista mexicano estará...
La 62° edición del festival se llevará a cabo entre el 19 y el 24 de febrero de 2023 con invitados musicales y la presencia de artistas internacionales.