El sábado 13 de agosto fue un gran día para estar en el Centro de Lima. La marcha #NiUnaMenos paralizó en centro de la ciudad en la movilización más grande que hemos tenido desde los 4 Suyos. Lo que no muchos saben es que El Guincho estuvo presente y salió a las calles para unirse a esta manifestación por una sociedad más pacífica (nuestro amigo el Chico Unicornio se tomó una foto con él en la marcha – ver aquí).

Luego de la larga caminata nos tocó unas merecidas cervezas en Quilca. Como es costumbre, decenas de jóvenes tomaron la calle para conversar entre amigos y recuperar energías. Ahí nos encontramos con varias personas en el mismo plan que nosotros: haciendo previos antes de ver por primera vez en Lima a El Guincho. Eran las 10 pm y ya era momento de encaminarnos al Embassy.

Llegamos justo para ver a Menores. El trío de hip hop/electrónica conformado por Orieta Chrem, Talía Vega y Ana Cabrera se encargó de hacer vibras los cuerpos con los bajos subsónicos de Tierra de Nadie, su EP debut publicado en marzo de este año. Vestidas de negro y con las cejas pronunciadas, las Menores se reafirmaron como tres mujeres sobre el escenario dispuestas a hechizarnos con su psicodelia digital.

El remix de “Métele” de Buscabulla suena por las bocinas anunciando que esta fiesta recién comienza. La pista de baile del Embassy está repleta de sombras que se balancean al ritmo mientras esperan a que El Guincho salga a calentarnos con su sonido tropical.

11.50 pm. Pablo Díaz-Reixa se pone detrás del micrófono y sus máquinas. Lo acompaña un guitarrista, un corista con percusión electrónica y otro corista con el sintetizador. De arranque el primer tema nos remece con su potente bajo y su electrónica playera que nos recuerda al lado más festivo de Animal Collective.

El Guincho se pasó 5 años trabajando en su cuarto y más reciente disco, HiperAsia. El prolongado tiempo se justifica cuando se tiene en cuenta que se trabaja en el sucesor de PopNegro, que fue considerado el mejor disco español del 2010. La gira del PopNegro recorrió el mundo entero pero se olvidó de pasar por Lima y es ahora con HiperAsia que lo tenemos por fin sobre un escenario local.

Como era de esperarse, todos ahí estábamos para gozar con los temas del disco que nos hizo conocer y enamorarnos de la música de El Guincho. “Novias”, “Soca del Eclipse” y “Bombay” fueron las más celebradas de la noche además de clásicos antiguos como “Palmitos Park”. “Pizza” y “Comix”, los dos sencillos del HiperAsia, son buenos temas condenados a vivir a la sombra del gigante PopNegro.

“Ole ole ole ole, Guincho, Guincho” corea la gente invitando a que la fiesta siga. Son ya más de la 1 am y Pablo dice que ya no tiene más temas. Solo le queda repetir “Novias” y “Bombay” para desatar nuevamente la locura entre los asistentes. La respuesta del público es tan intensa que invita a que Pablo nos saque una foto desde el escenario.

El show de El Guincho ha acabado y ahora sigue el after con los djs Herles Basurto y Aristidez de Casalocasa. Muchos optan por emprender el regreso a casa pero otros pocos se quedan esperando a que Alejandro Paz nos haga bailar con el house. Quedaba apenas una decena de zombies adictos al baile convencidos de que la noche es joven, quienes fueron compensados con temas como el remix de “Luz de piedra de luna” de Javiera Mena (ella también puso “El House” de Alejandro Paz cuando vino el año pasado de dj).

Lamentablemente, cerca de media hora de comenzado el set de Alejandro Paz, los encargados del Embassy deciden que es hora de cerrar el local. Se prenden las luces y le apagan los equipos al chileno. No queda otra, la fiesta ha acabado. Solo queda aplaudir y decirle a Alejandro Paz que será hasta la próxima ocasión en la que podamos seguir bailando el house.