Deerhunter serán parte del VMF con el sideshow que ofrecerán el miércoles 14 de noviembre en la Sala Raimondi de Barranco. La banda de rock estadounidense llegará con su nuevo y octavo disco de su carrera, Why Hasn’t Everything Already Disappeared? El álbum compuesto por 10 temas saldrá a la luz el 19 de enero del 2019 y el videoclip de su primer single “Death in Midsummer” se acaba de estrenar este 30 de octubre.

Mira aquí como ingresar gratis al sideshow de Deerhunter en Lima 2018

El mismo día del estreno del videoclip tuvimos nuestra entrevista con Bradford Cox, voz principal y guitarra de Deerhunter, quien nos recibe por teléfono entre las varias otras entrevistas que viene haciendo como parte de la promoción de su nuevo disco. Se encuentra en la comodidad de su casa con la compañía de su perro que interrumpe la entrevista antes de ser reprochado por su dueño con un “!Faulkner! ¡Come!” para luego describirlo como su “puppy dog”.

El ambiente está suficientemente cómodo y relajado para iniciar la conversar sobre sobre “Death in Midsummer”, el tema que abre el nuevo disco.

“Creo que es una buena introducción al disco porque es desolada y es un álbum acerca de tiempos desolados. Escribí esta canción luego de leer un libro sobre la Revolución Rusa. La canción no es específicamente sobre esto sino sobre la forma en que las revoluciones son bastante violentas y tengo sentimientos encontrados con esto. Hay muchas muertes”.

La nota de prensa sobre su nuevo álbum dice que “el octavo LP de Deerhunter olvida las preguntas y entrega respuestas no relacionadas”. Bradford es conocido por utilizar la técnica narrativa conocida como monólogo interior, un estilo que viene siendo utilizado desde inicios del siglo XX por autores como Marcel Proust, James Joyce, Virginia Woolf, entre otros.

“No me considero un autor o un músico que escribe. Más que nada, creo cosas espontáneas a través de la improvisación. Me siento y grabo música sin ninguna idea en la mente. Para mi es bastante sorprendente escuchar el resultado.”

El título del primer sencillo del nuevo disco que nos invita a imaginar que se trata de un disco pesimista.

“No sé si es un disco pesimista pero soy una persona bastante pesimista. Creo que viene de mi madre. Lo que está pasando en el mundo entero es bastante oscuro. No entiendo de qué podemos estar positivos”

Deerhunter

Bradford se alejará de su casa y su perro este viernes 2 de noviembre para iniciar su gira por Sudamérica. Deerhunter se estará presentando en varios festivales de la región en los que compartirá escenario con MGMT y Warpaint, dos bandas bastante cercanas a él:

“Todos son mis amigos. Andrew de MGMT es mi mejor amigo y Stella de Warpaint es de mis personas favoritas de todos los tiempos. Ella estuvo en Texas con nosotros cuando empezamos a realizar el disco.”

MGMT, Warpaint y Deerhunter son parte de la generación de bandas que aparecieron a inicios del nuevo milenio. Bradford dice pertenecer a la última generación que recuerda no haber tenido acceso a Internet. En cambio, él aprendió de música yendo a las tiendas de disco de su ciudad o incluso yendo a la biblioteca donde leía sobre compositores avant-garde. Así que le preguntamos por el balance entre la vanguardia y lo convencional, el punto medio entre una canción pop y el delirio experimental que encontramos en Deerhunter.

“No pienso en eso. Dejo que suceda por sí misma. Me encantan las cosas desafiantes pero también las familiares como las canciones pop. Es natural para mi ver estas dos cosas mezclarse”.

¿Te consideras parte de una nueva generación que trajo la psicodelia al siglo XXI?, le preguntamos.

“No considero que nuestra música sea psicodélica. Para mí, la música psicodélica es divertida y despreocupada en cuanto a tomar drogas y esas cosas. Yo no consumo ninguna droga. Cuando crecía de chico habían dos tipos de música: punk y psicodelia. Ambas eran enemigas y opuestas. Ahora todos dicen que son psicodélicos y me parece interesante. Para mi psicodélico es Jefferson Airplaine o Pink Floyd. No veo ninguna conexión con eso en nuestra música. Nuestra música está más conectada con el minimalismo o la literatura. Minimalismo es la palabra que usaría”.

Finalmente le preguntamos si ha recibido alguna influencia de Sudamérica y nos sorprendió cantando “Come on” de Los Saicos, a quienes conoce desde finales de los 90, cuando empezaba el revival de bandas de garaje y recién volvían a ser escuchados el Perú.

“Me gustan Los Saicos de Perú. Escucho a Los Saicos desde 1999. En Estados Unidos se volvieron bastante famosos cuando sacaron la reedición titulada Wild Teen-Punk From Peru 1965. Son una de mis bandas favoritas hasta el día de hoy. Los escucho tanto como a las bandas americanas”

Bradford también disfruta de Lo Borges y el pop de vanguardia brasilero, como lo describe. También música tradicional del Perú, en especial la música con vientos andinos. En cuanto a la cumbia, dice que todo bien con las bandas antiguas pero que no le gusta la nueva fusión de cumbia y música electrónica.

501 Compartir