Hidrogenesse-PeruLima Popfest volvió con su segunda edición. Nuevamente su apuesta fue por el indie pop en nuestro idioma y el resultado fue un importante encuentro de escenas de distintas partes de Hispanoamérica. Por una noche nuestra ciudad capital volvió a ser un espacio de comunicación y exposición del verdadero espíritu de la música indie.

Lo indie también está en armar un cartel de bandas que cantan en castellano. En un mundo en el que la industria de la música tiene un claro dominio angloparlante, existe mucha rebeldía al exponer bandas que demuestran que también se puede hacer pop en español. Ahí el importante aporte del Lima Popfest, el darnos un espacio en el que los hispanohablantes podamos escucharnos entre nosotros.

El Lima Popfest se dio la noche del sábado 2 de mayo en el histórico escenario del Embassy. El local que en los años dorados del Centro de Lima fungió como cabaret, esta vez fue apropiado por la juventud alternativa en busca de música, baile y diversión. Fue una noche de celebración en la que se juntaron España, Chile, Argentina y Perú.

La velada comenzó con la joven banda Serto Mercurio, quienes propusieron su noise pop ante los primeros en llegar al local. Los segundos fueron Juan Gris, la nueva banda de Conde Duque, quien junto a Diego Cendra (Los Zapping) y Beto Castro nos dieron intensas canciones con letras para ser gritadas a todo pulmón. Una vez terminaron, llegó el turno de recibir a los invitados llegados desde más lejos.

Los arequipeños de Orquidea nos llevaron por caminos más etéreos y delirantes gracias a su shoegazing y dream pop; su repertorio incluyó un tributo a Silvania con su versión de “Sé Girasol”. Luego nos tocó ir un poco más al sur. Los siguientes en el escenario fueron los naturales de Concepción para traernos el sonido del nuevo pop chileno.

Planeta No nos dio una bailable presentación que nos recordó la influencia de Adrianigual, Alex Anwandter y Denver pero con aires a una nueva generación. Su música es pop con alma punk, una actitud plasmada en el videoclip de su tema “Señorita” en el que expresan el romanticismo de la juventud contra el mundo. Los chilenos nos recordaron que a través del pop también se pueden abordar temas sociales.

Entonces llegó el turno de uno de los favoritos de la noche. Desde la influyente ciudad de La Plata llegó Antolín. El cantautor se expuso vulnerable en su show que inició acompañado tan solo de su guitarra acústica pero luego se le sumó la banda conformada por miembros de Los Zapping y Eva & John con quienes reconstruyó sus temas en un formato más potente.

Pero la noche se la llevó el dúo español Hidrogenesse. La pareja Genís Segarra y Carlos Ballesteros armó la fiesta al ritmo de sus máquinas en un show de lujo que ameritó que el ex Astrud se pusiera los tacones altos. La excitación del público se sintió en los gritos al ver a estos dos personajes sobre el escenario. Un verdadero espectáculo que culminó con “Disfraz de tigre”, canción con la que cerraron su concierto y también su gira por las Américas.

La noche continuó con Las Amigas de Nadie estrenando nueva cantante y baterista: Angelique Mumenthaler y Alfonso Vargas respectivamente. Y todo acabó con Popdealer de Plastilina Records. Sin duda una intensa noche que esperamos repetir en la próxima edición del Lima Popfest. Hasta entonces, los dejamos con estas fotos.

Fotos por Alonso Elias.