Walter Cobos presenta su primer single del 2022 «Ya no voy a sentir”; adicionalmente a la actividad bastante productiva de su banda Ni Voz Ni Voto en los últimos años, el músico – que lanzó siete sencillos en el 2021 – nos trae su nuevo sencillo.

«Ya no voy a sentir” cuenta con la participación de Melissa Cabrera, compositora y cantante peruana, quien tiene propuesta musical mezcla sonidos modernos con elementos de pop alternativo. Melissa nos cuenta que participar en la creación de esta canción fue una experiencia nueva y muy interesante, ya que era la primera vez que colaboraba en una canción de un estilo distinto al suyo. 

“Trabajar con Walter en «Ya no voy a sentir” fue una experiencia realmente nutritiva para mi aprendizaje ya que me permitió explorar nuevos géneros y participar en ellos, buscando encajar mi estilo melódico con lo que propone la canción. Soltar melodías e ideas de letra en el beat y en los versos que Walter había trabajado fue súper natural para mí, ya que el concepto desde un comienzo estuvo muy claro. Me gustó mucho la onda del instrumental, así como también la historia que contaba. Me divertí mucho trabajando la canción; fue una experiencia muy gratificante”.

Comenta la cantautora Melissa Cabrera.

Cobos, por su parte, nos cuenta “A raíz de la pandemia, tuve un poco de tiempo adicional para poder trabajar canciones sin límite alguno ya que me gustan muchos estilos, el rock, el metal, el pop, el trap, la música clásica, etc, no me gusta limitarme y a estos sencillos que vengo sacando son parte de una experimentación musical muy personal y con nuevas influencias. Cuando escuché las canciones de Melissa Cabrera me gustaron mucho por sus melodías elegantes, la contacté por Instagram porque pensé que su voz iba perfecta para la canción y todo fluyó muy fácil”.

«Ya no voy a sentir” es una canción que sigue la vena de sencillos anteriores como Triste Robot o Déjame Alucinar como en Dark continuando con elementos del bedroom pop, bastante melodía y ritmo trap sad. La canción líricamente es como la continuación o parte 2 de Triste Robot, pero llevado al plano del corazón y una relación de amor puntual que ya no puede continuar.