La música cumple un rol fundamental en la construcción de la identidad de los jóvenes. Subculturas, tribus urbanas, contraculturas y escenas son algunas de las categorías con las que desde mediados del siglo pasado se ha tratado de definir a los colectivos de jóvenes que comparten una misma pasión por la música. Pero cómo explicar la importancia que cumple la música durante la juventud en los tiempos de globalización y la era de la información.

El primer capítulo de #HablemosDeMúsica trata sobre la relación entre la música y la juventud. Desde la música romántica del siglo XIX con Franz Liszts y su lisztomania, pasando por jazz de Benny Goodman y el pop de Frank Sinatra en la primera mitad del siglo XX, hasta los rockers, mods, punks, rastas, metaleros y las subculturas que surgen tras el boom del rock en los 50, acabando con la diversidad de identidades musicales del siglo XXI.

También se muestra las teorías con las que se ha tratado de explicar la juventud como un fenómeno social: enfoque médico-biológico-psicológico de Stanley Hall; la escuela culturalista y los adolescentes de Samoa de Margaret Mead; la escuela de Chicago y su interés por la marginalidad; escuela de Fráncfort y la industria cultural de Theodor Adorno, la escuela estructural-funcionalista y la educación interclasista, la escuela de Birmingham, estudios culturales, subculturas, contraculturas; posmodernidad, globalización y diversidad cultural.

Acá el primer capítulo de #HablemosDeMúsica dedicado a La relación entre música y juventud.