Los ingresos de la industria musical en Perú disminuyeron en el 2020 pero el streaming creció en 13% y hoy representa más del 80% de los ingresos.

A pocas semanas de la publicación del reporte de IFPI (Federación Internacional de la Industria Fonográfica) sobre los resultados del año 2020, hablamos con Gonzalo Calmet Otero, CEO y fundador de la Music Business School Perú y Gerente de Productos Internacionales en Sony Music Perú, para conversar sobre el panorama actual de la industria musical.

Gonzalo, ¿Qué tanto ha afectado la pandemia al desempeño final del 2020?

“Sin duda la industria musical no ha sido ajena a los retos y complicaciones que ha traído la pandemia al mundo. La imposibilidad de tener conciertos presenciales ha afectado tremendamente los ingresos de muchos actores de la industria, empezando por los propios artistas y las productoras de eventos, así como el inmenso staff técnico que forma parte de la preparación y ejecución de cada evento. Así mismo, esto ha afectado directamente los ingresos de autores, compositores, productores fonográficos y ejecutantes, por concepto de regalías por comunicación pública y ejecución. 

No obstante, el 2020 también ha sido un año de innovación, de reestructuración y también de reafirmación, pues los ingresos totales de la industria han logrado crecer en un 7.4% a nivel global, dejando claro la solidez de la industria en varios aspectos.”

¿Qué rol ha tenido el streaming en el crecimiento de los ingresos de la industria?

“El streaming ha tenido un rol fundamental, pues solo hablando de plataformas digitales hemos visto un crecimiento de casi 20% en ingresos, generando que al día de hoy el streaming represente más del 60% de los ingresos totales de la industria musical.

En abril del 2019, Daniel Ek (Co-fundador y CEO de Spotify) confirmó que en Spotify se estrenaban un aproximado de 40,000 canciones diarias. Durante el 2020 esta cifra se elevó a más de 60,000. Es decir, una canción es estrenada en Spotify cada 1.4 segundos.

Así mismo, la plataforma ha crecido en casi un 30% su cantidad de usuarios. Creció la oferta y creció la demanda.”

¿La situación de crecimiento que describes a nivel global es la misma en Latinoamérica a nivel general y es la misma en Perú?

“No hay continente que no haya crecido por lo menos un 3% en ingresos durante el 2020. En el caso de Latinoamérica, somos el continente que más creció en ingresos logrando un crecimiento de 15.9% y generando un total de $779 millones de dólares. Sin embargo, a pesar del gran crecimiento de la región, aún ocupamos tan solo un 3.6% del market share sobre los demás continentes. Tan solo Estados Unidos y Canadá ocupan casi el 40% del market share, habiendo generado $8.5 billones de dólares durante el 2020.

En el caso de Perú sí hubo un decrecimiento de 0.2% en ingresos totales generando $23.7 millones de dólares durante el 2020, con caídas de hasta 88% en el caso de ingresos por sincronizaciones, 71% en formatos físicos, 41% en regalías de comunicación pública y ejecución, y 19% en descargas. Sin embargo, el streaming sí creció en ingresos a nivel local en un 13%, representando más del 80% de los ingresos totales.”

¿Cuál es el consejo para los artistas locales que aún no logran recuperarse del golpe económico de la pandemia?

“Creo que es un momento trascendental para reestructurar la gestión de los proyectos musicales, pues hoy se reafirma más que nunca la importancia de trabajar en estrategias de penetración 360 en la industria musical. Quienes dependían de los conciertos al 100% y no le daban tanto énfasis a las plataformas digitales o a la relación con marcas o simplemente a utilizar sus redes sociales para construir relaciones sólidas con sus seguidores, sin duda han sido los más golpeados.

Es necesario recordar que la industria musical está llena de posibilidades para generar ingresos y en momentos como este donde cada centavo cuenta, los artistas deben tratar sus proyectos de la manera más estratégica y empresarial posible sin que esto signifique descorazonar sus proyectos. Se trata simplemente de potenciar su arte bajo sus reglas de juego, más no de mutilarlo por dinero. 

Bajo esta misma idea, es momento de generar alianzas estratégicas entre artistas para sacar adelante proyectos que sean beneficiosos para todos, como festivales online o colaboraciones. El sector se va a ir reactivando de a pocos, así que es momento de sumar, de dejar el ego de lado y sacar el barco a flote entre todos. Es tiempo de trabajar en equipo, hoy más que nunca.”

Gonzalo Calmet Otero viene preparando un proyecto de charlas gratuitas desde la Music Business School Perú para brindar información de gestión musical a los artistas locales con el fin de ayudar a potenciar sus proyectos en este aún difícil momento para la gran mayoría.