En estos días, The Amixers presentan su cuarto single, “La Playita”, junto a su videoclip inédito correspondiente, luego de sacar tres singles anteriores (Femme Fatale, Te Quiero y Unisexual). Estas cuatro canciones preceden a su álbum debut pronto a lanzarse.

En el rock, un sonido propio surge, muchas veces, de cambiar radicalmente de propuesta, para así arriesgar en pos de conseguir una identidad sonora. Durante un proceso de cambio así, es que La Playita aparece como una respuesta a la búsqueda de “hacer cosas complejas y nuevas sin ser tan marcianos”, citando a la banda. Es así que “La Playita” tiene como historia base el final de una relación desde la perspectiva de quien va a ser terminado. El nombre de la canción respondería al sonido reggae que la caracteriza, aunque su significado encaja perfecto con la historia íntima, melancólica que contiene, asociado al lugar por excelencia donde se inician y acaban relaciones intensas de jóvenes parejas, la playa.

Los componentes de como suena La Playita parten de “tratar de acercarse al pop sin temor al prejuicio del rock” como explicaría el compositor, entendiéndose lo anterior en la tres vertientes que conforman el single. La primera parte respondería a una influencia reggae/ska lento desde el new wave de la versión original de “Un misil en mi placárd” de Soda Stereo, así como de la obra de JAS. Para la segunda parte, ya escuchamos el corrosivo indie-rock dosmilero de Arctic Monkeys y Zoé. Hacia la parte tres, que sería el cierre, encontramos el uso de efectos de distorsión, coros a lo MGMT y un guiño homenaje a “Crimen” de Cerati con su famoso “¿Qué otra cosa puedo hacer?”. En síntesis, el sonido de La Playita respondería en espíritu a la balada triste hispanoamericana, y en forma, al pop hecho con la fuerza del rock. Complementando la experiencia sónica, este single trae videoclip original, el cual recurre a una ambientación de playa rocosa (La Herradura) en invierno limeño, y con la banda tocando sobre una estructura de cemento corroído que nos hace pensar un pasado donde existió una playita idílica en ese mismo lugar, y que desapareció entre el cemento y el mar, tan igual como el feeling del inminente final que narra este cuarto sencillo conmovedor de The Amixers.

Mira aquí el videoclip:

Más música amixer aquí: